Entrevista. Ibon Barandiaran: 'Se puede decir que Barakaldo y Sestao juegan dos ligas cada temporada'

Tras debutar en 2ªB hace tres jornadas el pasado domingo se estrenaba ante su afición en el encuentro que disputaba el Sestao River ante el Guadalajara. Entre la ilusión por aprovechar la oportunidad y la emoción del final de liga, concentrada en el próximo derbi de la Margen Izquierda ante el Barakaldo, el encargado de dejar a cero la portería sestaoarra comparte sus sensaciones en exclusiva para VAVEL.

Entrevista. Ibon Barandiaran: 'Se puede decir que Barakaldo y Sestao juegan dos ligas cada temporada'
FOTO: Luis Alberto Pérez

Avanzada la segunda parte del partido que plácidamente dominaba el Sestao River ante el Getafe B, correspondiente a la jornada 34 de liga, Raúl Domínguez solicitaba el cambio nada más detener un penalti que evitaba el gol de la honrilla del filial. Una luxación de hombro dejaba fuera de combate para el resto de la temporada al indiscutible dueño de la portería de Las Llanas desde su llegada hace más de dos años, al tiempo que abría las puertas de la titularidad a Ibon Barandiaran García, joven guardameta fichado de la Cultural  de Durango esta temporada y debutante en la categoría de bronce. Un producto de la cantera de Sarriena, que llegó a compaginar las posiciones de portero y delantero en categorías inferiores, y que, de cara al decisivo choque frente al Barakaldo, asume el reto de mantener a cero una portería siempre perforada cada vez que el Sestao River ha visitado Lasesarre.

PREGUNTA: Tras jugar en Fuenlabrada su primer partido como titular en 2ªB, esta semana le tocó estrenarse en Las Llanas. A raíz de los resultados  sensaciones muy distintas entre ambos partidos para usted…

RESPUESTA: Tienes razón. Tras los quince minutos ante el Getafe, mi primer partido como titular en Fuenlabrada fue una mezcla de decepción e impotencia, no sabría definirlo. Es difícil empezar peor que allí: al primer minuto en el primer tiro a puerta  y que te metan gol es una faena. Encajar tres goles en el primer partido que juegas y perder te lo hace pasar mal, pero el otro día, contra el Guadalajara, lo compensas afortunadamente con la portería a cero y victoria.

P: Ganar y dejar la portería a cero debe de ser  la aspiración de cualquier meta antes de comenzar un partido. Siendo sincero, ¿hubiese preferido más trabajo del que dieron los delanteros del Guadalajara para poder lucir sus virtudes o firmaría evitar sobresaltos pasando inadvertido?

R: Sin duda prefiero un partido tranquilo como el de este domingo. Eso significa también que el equipo ha estado bien organizado en defensa, pues conseguir dejar tu marco a cero no deja de ser el resultado del trabajo de todos.

"Es difícil empezar peor que en Fuenlabrada"

P: Para dar más mérito a la victoria del domingo habría que tener en cuenta la juventud de la defensa verdinegra,  con Kurbus y con Gaizka Martínez, además de usted, cubriendo las bajas de los habitualmente titulares Tarantino y Cabero.

R: El hecho de que tengamos una plantilla relativamente corta, entre otras cosas por las lesiones que hemos sufrido durante todo el año, propicia que gente joven que a lo mejor no habría tenido tantas oportunidades en otros equipos, hayan tenido sus minutos y su papel importante durante la temporada. Y eso permite que no acusen falta de ritmo de competición cuando se precisa de ellos en momentos concretos como el del domingo.

P: Se da la circunstancia de que usted fue la primera incorporación del Sestao River en verano, y  el último componente de la plantilla en debutar. Teniendo que esperar hasta el mes de abril para disfrutar de sus primeros minutos, ¿cómo se afronta tanto tiempo sentado en el banquillo?, ¿es de los que vive los partidos con tranquilidad o con intensidad?

R: Hay formas y formas de llevarlo. Si desde un principio sabes cuál es tu sitio en el equipo, más siendo consciente de que por delante tienes a un gran portero como Raúl, pues no te queda más que seguir entrenando y apretando fuerte para estar lo mejor preparado cuando te llegue la ocasión. Sobre mi comportamiento en el banquillo, ha dependido del partido pero también del momento de la temporada. Al principio recuerdo que pasaba muchos más nervios fuera del campo que cuando estaba dentro, pero con el tiempo aprendes a sobrellevarlo mejor. A base de tantos partidos jugando al cero a cero me he convertido en uno de los que siempre apelaba a la tranquilidad, confiando en que resolvíamos a nuestro favor en los minutos finales.

P: En efecto, tanto para lo bueno como para lo malo, el River se ha caracterizado por depender mucho de los minutos finales, no solo contra el Guadalajara, sino, por recordar partidos recientes, contra Arenas o Real Sociedad B.

R: En efecto, hemos sido un equipo al que costaba hacernos ocasiones del mismo modo que también a nosotros nos costaba llegar a la portería contraria y marcar. Creo que en el apartado físico hemos solido llegar mucho mejor que los rivales en esos minutos finales, y que en el balance global nos ha ido mejor.

"El objetivo es volver a nuestra línea de encajar lo mínimo y movernos en marcadores cortos"

P: Cuando durante buena parte de la temporada el Sestao tuvo al ‘Zamora’ de toda la Segunda B como pilar sobre el que se cimentó su remontada en la clasificación, habría que insistir en la importancia, como ya se había apuntado, de haber conseguido dejar a cero el marco.

R: Es un tema que hemos estado hablando precisamente en el vestuario. Hemos encajado demasiados goles últimamente, sobre todo fuera de casa, y como además no nos hemos caracterizado por ser un equipo demasiado realizador, esto nos ha penalizado este último mes. Así que el objetivo es volver a nuestra línea de encajar lo mínimo y movernos en marcadores cortos que hasta la fecha nos estaba viniendo bastante bien.

P: Cantidad o calidad. Va a jugar apenas cuatro partidos de liga regular, salvo si acaban cuartos, pero le ha tocado  el tramo decisivo de la temporada. ¿Se puede considerar una recompensa a su paciencia?

R: La verdad es que es un reto muy bonito  pero muy duro a la vez. Sentir la presión, la tensión por lo que te juegas y a la vez la emoción y las ganas de demostrar tu valía.

P: ¿Piensa que esta oportunidad es decisiva para su futuro la próxima temporada, ya sea en el River o en otro equipo?

R:  Claro que cuenta, porque durante toda la temporada no se me ha podido ver, y estos cuatro partidos son importantes, de alta tensión por lo que se juegan los equipos en ellos, además de que en estas fechas los equipos empiezan a moverse de cara al mercado de verano.

P: Hablando de playoffs. ¿Comparte la opinión que corre en el entorno de Las Llanas de que si hacen la machada en Lasesarre tienen sus opciones porque ni Toledo ni Real Unión van a sumar los seis puntos que restan?

R: Ojalá. Yo creo que ganando los seis puntos que quedan en juego tenemos nuestras opciones de playoffs, aunque no deja de estar difícil. Habrá que esperar que el Real Unión por ejemplo se deje puntos contra el Leioa, o el Toledo en la última jornada. Matemáticamente hay posibildades, e ilusión y ganas no nos van a faltar mientras tanto.

P: Sin duda no es plato de buen gusto jugar por la lesión de un compañero, pero el puesto de portero es poco dado a las rotaciones y ya sabría lo que le esperaba teniendo como compañero a Raúl Domínguez.

R: Hacerlo por la lesión de un compañero no te agrada, aunque no puedo negar que estoy contento por jugar, pero mejor que hubiese sido por otros motivos. Esta posición es lo que tiene, que o lo juegas todo o te quedas 30 jornadas esperando a que pase algo.

"Es un buen momento para ‘resetear’ la estadística del River en Lasesarre"

P: El propio Raúl  Domínguez nos avisó, tras confirmarse su lesión, que el equipo no se resentiría de su baja  porque usted ‘era un portero buenísimo y se merecía esa oportunidad’. ¿Se consideran porteros del mismo estilo?

R:  Raúl es un porterazo, y de los mejores de la categoría, y lo que he aprendido este año con él es mucho. Raúl es un portero más experto y más completo que yo; quizá más ‘clásico’. Yo soy más de organizar, antes que parar prefiero evitar, llegar a la parada… Raúl es más de portería.

P: Y el sábado llega la penúltima jornada de liga, con el gran derbi  de Ezkerraldea. Un partido con todos los alicientes posibles y donde ya habrá comprobado  que se juegan mucho más que tres puntos.

R: Hombre, aparte de que los dos equipos necesitamos los puntos, nosotros para la Copa o playoffs y ellos para seguir líderes, está la rivalidad de ser el mejor equipo de Vizcaya en la categoría. Se puede decir que Barakaldo y Sestao juegan dos ligas, la general, en la que van por delante, y la particular, en la que tenemos ganas de devolverles el resultado de la ida en Las Llanas.

P:  ¿Se comenta en el vestuario el peso de la tradición en contra de los verdinegros en Lasesarre?

R: Sí. Yo no tenía ni idea, porque como se dice, soy un recién llegado, pero el otro día ya me comentaron que el Sestao lleva 22 años sin ganar en Lasesarre. Creo que éste es un buen momento para ‘resetear’ la estadística del River en Lasesarre.

P: Por si no faltaran alicientes, en el banquillo rival se sentará un viejo conocido como David Movilla, quien fuera su entrenador y le permitiese debutar con el primer equipo del Leioa, y que, dadas las circunstancias, no le podrá desear suerte en los prolegómenos.

R: Imagino que no, al menos dentro del campo (risas). David no me deseará nada del mismo modo que yo tampoco a él, pero eso no afectará nuestra relación, que por otra parte es muy buena.

P: El partido de ida se decidió por un solitario gol  en saque de esquina de Etxebarría; el año pasado en Lasesarre se repitió el mismo marcador tras un fatal error de Méndez en defensa. ¿Está de acuerdo en que el derbi volverá a ser un partido de pocos goles y en el que el balón parado o un error puntual pueden decidir el resultado?

R: Yo creo que sí, somos dos equipos aguerridos, que tomamos pocos riesgos atrás, con estilos de juego parecido: balón rápido a campo contrario y mucha presión en todo el campo. Más o menos espero un partido similar al de Las Llanas, y el que se muestre más acertado en las áreas se llevará los puntos.

"En Lasesarre espero un partido similar al de Las Llanas"

P: Siendo usted de Leioa, y habiendo pasado por todos los escalafones del fútbol base de Sarriena hasta llegar al primer equipo, es lógico pensar que está sintiendo de manera especial la agónica lucha del club por salvar la categoría. ¿Qué opina de las posibilidades de un equipo que, dadas las circunstancias, podría llegar a ‘echar una mano’ al Sestao la última jornada en Irún?

R: Sí. Para mí es una pena ver al Leioa ahí abajo, yo que soy socio del Leioa y cuando he podido les he ido a ver. Me gustaría poder ayudarles, pero desde mi sitio no se puede hacer más que contribuyendo a ganar partidos como el del Guadalajara. Tienen dos partidos muy difíciles, primero contra el  ‘Sanse’ en casa, que tienen que sacar los tres puntos obligatoriamente, y luego puntuar en Gal ante un Real Unión que se juega entrar en playoffs, y esperando si hay una carambola que les favorezca con el resto de equipos implicados en el descenso.

P: ¿Se atreve con un pronóstico para el sábado?

R: Pues un 0-1 clarísimo, aunque sea también de penalti y en el descuento como este último partido.