Golpe de efecto a la Segunda B con las fichas profesionales

La Segunda División B sube a 10 fichas profesionales por equipo. De este modo aumentan unos gastos que fomentan la 'brecha' entre grandes y modestos de la categoría.

Golpe de efecto a la Segunda B con las fichas profesionales
Golpe de efecto a la categoría de bronce

La RFEF ha notificado a los clubes participantes de Segunda B en la temporada 2017-18 que las fichas con caracter profesional pasan de 8 a 10 desde este preciso momento, un hecho que traerá cola agravando así los problemas en los clubes más modestos.

Daños colaterales en el tercer escalafón

Se ha aprobado en la asamblea de la RFEF. El propio organismo del fútbol nacional ya lo ha notificado a los clubes según fuentes consultadas por este medio: las fichas profesionales pasan a 10.

En una categoría donde hay que hacer verdaderas quimeras para subsistir, llegá la tercera modificación donde, tras comenzar con 6, y pasar a 8 este agosto de 2017 aumenta en dos más. A diferencia del fútbol profesional, en 2ºB no existe un tope salarial lo cual hay libre albedrío en cuanto a salarios y confección de plantillas. Lo más conocedores dan como favoritos a los Mallorca, Atl. Baleares, Mirandés, Elche, UCAM Murcia, Cartagena, Murcia, Extremadura o algún filial que de la sorpresa de cara a los ascenso. A ello hay que añadirle ese 1.5 millones de ingresos como compensación por el descenso del fútbol profesional.

En esa coyuntura económica salen beneficiados cuatro equipos: UCAM Murcia, Mallorca, Elche y Mirandés que, al presupuesto real generado por el propio club en diferentes ingresos hay que añadirle esta cuantía económica que muchos de los otros clubes restantes no despreciarían. Estos equipos no tendrán problemas en hacer frente a un nuevo escollo que traerá cola en las próximas semanas, un problema que ciertamente afecta a los más humildes, más modestos, esos que se mueven día a tras día para salir a competir con recursos más que limitados.

Unión Adarve, Rápido de Bouzas, CDA Navalcarnero, Gernika, Olot, CD El Ejido 2012, UD Cornellà, Peña Sport, CD Izarra y demás que ven como un presupuesto ya realizado sufre un revés en la confección de sus plantillas. En muchos casos las vacantes corresponderán a jugadores sub23 para terminar de cerrarlas y que, al límite de sus posibilidades sólo pueden tener 8 futbolistas de índole profesional. A falta de 15 días para el comienzo liguero se avecina una polémica que puede dejar a algún club sin competir de seguir ésa decisión a rajatabla.