Coruxo FC: el partido de Ángel Bastos

Salvo sorpresa, el lateral retornará a O Vao tras dos años vistiendo la elástica del Coruxo. Ahora, enrolado en las filas de la Cultural Leonesa, vive un gran momento personal y colectivo.

Coruxo FC: el partido de Ángel Bastos
Fotografía: RC Irene.

El de Mos retorna a Vigo en su primer viaje de la temporada a tierras gallegas. Curiosamente, el calendario ha querido que fuera ante el Coruxo FC, su exequipo.

Tocará cambiarse en el vestuario visitante

Salvo contratiempo de última hora, el próximo sábado a las 19:00 horas, o Vao recibirá a uno de esos jugadores de los que más cariño guarda. Un futbolista que, a lo largo de estos dos últimos años, ha crecido y evolucionado en el costado.

Puso fin a dos temporadas en las cuáles ha habido de todo: goles, lesiones, decepciones, éxitos... lo cierto e innegable es que ha sido de los jugadores que ha contado con la absoluta confianza de Rafa Sáez. A tenor de una valoración 'a grosso modo' la incorporación a la Cultural y Deportiva Leonesa ha sido un éxito: 360 minutos 'desgranados' en cuatro partidos y un tanto logrado la semana pasada ante la UD Somozas. Una confianza absoluta por parte de Rubén de la Barrera.

Y es que, la 'nueva' Cultural asusta a rivales e ilusiona a sus hinchas. Un equipo que está respondiendo a las expectativas generadas. En ese rol de lateral, el de Mos se siente cómodo: "Estoy muy contento la verdad. Con el rol y con el equipo. La forma de jugar que propone el míster encaja con la mía y están saliendo las cosas; así que muy buenas sensaciones".

Siguiendo a su ex equipo y rival esta próxima semana, se aventura sobre su inicio liguero: "Es pronto aún pero por ahora los veo bien. Llevan cinco puntos en cuatro partidos y se les han ido puntos en minutos finales. Creo que pueden hacer un buen papel"

Lo cierto es que, para un futbolista, enfrentarse a su ex equipo es especial: una motivación añadida, recuerdos que vienen a la mente o simplemente el reencuentro con familiares y amigos. Una semana atípica esperando la llegada del encuentro: "Llevo una semana muy buena y con ganas del partido. Estoy ilusionado por volver a jugar cerca de casa, ver a la gente y compañeros que dejé allí. Hace tiempo que no los veo y tengo muchas ganas".

En uno de sus mejores momentos deportivos, Ángel Bastos volverá a pisar el verde vigués, un verde dónde los amigos y sentimientos pasan a un segundo plano y los tres puntos son el único objetivo. Buscará junto a los suyos reafirmar el gran momento que vive el conjunto leonés.