Mucho ruido, pocas nueces

Reparto de puntos en el Reino de León en el partido que enfrentó a los dos líderes de la competición, La Cultural Leonesa y el Racing de Santander, en un duelo por el trono del Grupo I, una pugna que seguirá abierta a ocho jornadas del final

Mucho ruido, pocas nueces
Foto CyD Leonesa
CyD Leonesa
0 0
Racing Santander
CyD Leonesa: Palatsí, Ángel, Víctor, Zuiverloon (Ortí, min. 81), Iván González, Yeray González, Colinas (Toni, min. 77), Mario Ortiz, Benja, Antonio Martínez (Forniés, min. 90) y Gallar.
Racing Santander: Iván Crespo, Córcoles, Julen Castañeda, Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Beobide, Sergio Ruiz (Javi Cobo, min. 57), Álvaro Peña, Abdon Prats (Carlos Álvarez, min. 77), Dani Aquino y Héber.
ÁRBITRO: Leo Ollo (Comité Navarro). Amonestó a los locales Zuiverloon, Antonio Martínez y Colinas y al visitante Beobide.
INCIDENCIAS: Estadio Reino de León. Césped en buen estado en una tarde soleada. Unos 12.000 espectadores en las gradas, de ellos, cerca de 5.000 aficionados racinguistas.

Lleno total en la capital de la provincia de León. Cerca de 5,000 seguidores de cada equipo se dieron cita en el Estadio Municipal Reino de León para alentar a su equipo, una lucha en la grada que comenzaría en el Barrio Húmedo de León y se trasladaría a las gradas del estadio leonés. Una batalla donde las armas fueron los tambores, las gargantas, las banderas y las palmas. Ante ellos, la Cultural y Deportiva Leonesa, líder del Grupo I de la Segunda “B” Española, recibiendo al histórico Racing de Santander, segundo clasificado del mismo grupo.

Un duelo de máxima igualdad donde chocaron dos estilos de juego muy bien definidos, donde, por un lado, los chicos de Rubén De la Barrera con la posesión del balón y las ocasiones, mientras que los cántabros supieron aguantar atrás, buscando sus ocasiones en los contrataques liderados por Dani Aquino. Al final, tras el choque de trenes, reparto de puntos con un ganador: El Celta “B”. El filial celeste venció al Tudelano y se mete en la pugna por el título, igualando en 65 puntos al Racing de Santander, a solo dos de los leoneses.

Exceso de precauciones

El encuentro comenzaría bajo el atronador estruendo del Reino de León lleno, saltaron dos equipos con miedo, ambos más preocupados en no equivocarse que en acertar. La Cultu prefirió defender teniendo la pelota, buscando un hueco en la gran muralla racinguista, que cerró bien las líneas tras esperando su oportunidad para atacar a la contra.

El trivote formado por Antonio Martínez, Yeray y Mario Ortiz movían el balón a gran velocidad junto a Julen Colines y Alex Gallar, siempre apoyados adelante por Benja, sin embargo, la línea defensiva de Viadero cortaba cualquier plan culturalista, siempre presionados por Jacoba Beobide, incansable en la labor defensiva del centro del campo.

Durante la primera hora de juego, únicamente Alex Gallar consiguió disparar entre los tres palos. Una gran internada del extremo y un buen recorte ante la salida de Corcoles, permitió que el extremo balear disparase con la pierna derecha al centro de la portería, donde Iván Crespo atraparía sin grandes dificultades.

Pasada la media hora llegaría la opción más clara de todo el encuentro, una opción que llegaría tras un doble fallo de la defensa verdiblanca, de los pocos que tendrían ambos equipos: Un centro de Antonio Martínez, buscando la cabeza de Benja, acabaría con un error de despeje de Samuel Llorca, quien molestaría en el salto a Crespo y el balón sería despejado sobre la línea por la defensa.

Poco más sucedería en la primera mitad, donde Dani Aquino y Abdón Prats encontraron pocos balones, siendo el extremo gallego del Racing, Heber Pena, quien crearía la mayor sensación de peligro ante las constantes subidas de Ángel Bastos, que dejaba libre su banda. Sin embargo, el lateral también gallego, mantuvo bien marcado, evitando mayores sustos. Ambos jugadores fueron los mejores del partido.

Sin cambios en el guion

Tras el paso por los vestuarios no hubo grandes cambios en el encuentro, ambos equipos mantuvieron el mismo planteamiento de la misma mitad, pese a que llegaría otra de las más claras, también para la Cultural Leonesa, cuando Bastos, tras una gran pared con Gallar, cedería de cara Julen en la frontal del área. Sin embargo, su disparo se iría a centímetros del palo.

Poco más sucedería en la segunda parte, donde ambos equipos fueron asegurando al menos un punto, ya fuese cerrando mejor atrás o mediante faltas desesperadas. Sin crear más ocasiones, la nota negativa del encuentro la podría la lesión de Gianni Zuiverloon, que se iría con molestias, pero sin conseguir empañar el gran ambiente que se vivió en el Reino de León, donde el único ingrediente que faltó fue el gol.


Share on Facebook