Gordobil desarma al Gernika en su fortín

El gol de Óscar García devuelve al Leioa a la parte más alta de la clasificación y pone en evidencia las carencias de un anfitrión sin chispa a pesar de su superioridad numérica

Gordobil desarma al Gernika en su fortín
Óscar García decidió el derbi | FOTO: Dani Nieto.
SD Gernika
0 1
SD Leioa
SD Gernika: Intxausti, Kevin, Ander Larruzea, Berasaluze (Bordas, min. 84), Carracedo, Torrealdai (Etxaniz, min. 35), Madrazo (Íñigo Muñoz, min. 57), Abaroa, Etxabe, Gorka Larruzea y Enziondo
SD Leioa: Iturrioz, Aldalur, Arregi, Picón, Diego Simón, Córdoba, Capó, Silas (Jorge García, min. 67), Fran Sota (Eneko Unda, min. 63), Polanko (Jon Vega, min. 84) y Óscar García.
MARCADOR: 0-1, min 18, Óscar García.
ÁRBITRO: Sánchez Alba (colegio aragonés). Amonestóa a los locales Larruzea y Berasaluze, asi como a los visitantes Polanko, Córdoba, Simón, Silas y Óscar García. Expulsó por roja directa a Picón en el minuto 62, así como al técnico del Leioa, Igor Gordobil, que vio su segunda amarilla en el minuto 86
INCIDENCIAS: Partido disputado en las instalaciones de Urbieta ante unos 600 espectadores en tarde soleada, con la presencia de las cámaras de ETB para la retransmisión del encuentro.

Urbieta dejó de ser invicto en el primer derbi vizcaíno que los aficionados de la Villa Foral podían disfrutar esta temporada. Las buenas sensaciones que habían transmitido los pupilos de Jabi Luaces siete días antes ante el Albacete se diluyeron desde el pitido inicial  ante un serio Leioa que llegó con la lección muy bien aprendida para poner fin a su racha de tres derrotas consecutivas en liga.Ni las expulsiones de Picón, en el minuto 60, ni la del propio técnico visitante, Igor Gordobil, trastocaron los planes del equipo de la Margen Derecha del Nervión, solvente en defensa y eficiente en sus contados pero peligrosos acercamientos al área local.

Con un dibujo táctico similar sobre el césped Luaces y Gordobil no deparaban demasiadas sorpresas en sus respectivos onces iniciales. En los locales, sólo la forzada baja del sancionado Otiñano empañaba un once casi 'de gala', en el que Madrazo y Enziondo ocupaban a pierna cambiada las dos costados del ataque local, mientras en los visitantes, Picón lucía de nuevo sus dotes de mando en el eje de la zaga, formando un tándem prácticamente insuperable mientras coincidieron en el campo, contribuyendo a mantener a cer la portería donde reaparecía Urtzi Iturrioz.

 Poco fútbol y mucho balón largo de un lado a otro del campo presidió el primer cuarto de hora de un partido donde ambos equipos optaban por no querer cometer riesgos en defensa, conscientes de que quien se adelantara en el marcador tendría mucho a favor para decantar el derbi de su lado. Tenía que ser a balón parado como llegase la primera ocasión del encuentro, en este caso con un lanzamiento directo de Aitor Arregi que no acertaba a blocar Intxausti en primera instancia.

El Leioa se sentía cómodo con el paso de los minutos, y con un juego más fluido, buscando en las bandas a SIlas y Polanko, acaparaba las acciones ofensivas. El saharaui lo intentaba con un disparo lejano que intentaba sorprender al portero local al filo del cuarto de hora, y un minuto después, tras jugada desde la banda opuesta, era Aitor Córdoba el que probaba fortuna con otro chut desde fuera del área que se iba a la derecha del marco del Gernika.

Los locales no asustaban y veían con resignación como las llegadas visitantes iban a fructificar poco antes del ecuador de la primera parte. Una gran jugada por banda derecha entre Aldalur y Silas permitía que el desdoble del lateral tolosarra sirviera un buen balón al área, donde Óscar García, aprovechando la falta de contundencia de la pareja de centrales local, rematase inapelablemente al fondo de las mallas de Intxausti.

El gol premiaba la puesta en escena de un Leios sin complejos y obligaba a espabilar a un Gernika, que pasó a dominar el encuentro hasta el final del primer acto. Abaroa tuvo la más clara tras rematar al larguero en posición de delantero centro una de las pocas prolongaciones de cabeza en la que los delanteros locales consiguieron imponerse a sus pares, y conco minutos después era Enziondo el que culminaba con un remate fuerte pero centrado una de las contadas incursiones en las que Madrazo pudo deshacerse de su par por la banda izquierda del ataque local.

Guión inamovible

Descontento con el devenir de los acontecimientos Luaces no tardó en mover ficha, sustituyendo a la media hora de encuentro al capitán Torrealdai para dar entrada a un segundo delantero, Jon Etxaniz. El goleador de la pasada semana fue el mayor incirdio para la zaga azulgrana, provocando varias faltas y hasta la expulsión de Picón en el segundo tiempo, pero ni el menor del los Larruzea ni el contrastado Abaroa fueron capaces de dominar el centro del campo e imponer el ritmo y el criterio de juego necesarios para derribar el muro defensivo impuesto por Gordobil.

La segunda parte tuvo poco que contar, con ambos equipos sin cambiar sus respectivas propuestas de juego. Tras una primera oportunidad de Polanko, el juego directo de los locales resultaba demasiado previsible para una defensa fortalecida por el trabajo de Córdoba y Capó por el centro, sin olvidar alas ayudas de Silas y Polanko a sus laterales. Ni siquiera la roja directa que recibió en el minuto 60 Picón, por una fuerte entrada a Etxaniz, iba a cambiar el guión del encuentro.

Gordobil reajustó su equipo retrasando a Córdoba al centro de la defensa, y colocando en su ligar a Eneko Unda, que sustituyó a un sacrificado Fran Sota. El Gernika no incomodoba a Iturrioz más que con centros inofensivos que llegaban a las manos del portero, se perdían fuera o eran despejados por la defensa, mientras el Leioa acentuaba su repliegue por detrás del mediocampo, dejando a su segundo hombre de refresco, Jorge García como única referencia arriba.

También de refresco entró Íñigo Muñoz, el pequeño extremo que se convirtió, junto con los balones que conseguía bajar Etxaniz, en el principal arguemtnoofensivo de los de Luaces. En sus botas estuvo una de las pocas oportunidades de este segundo tiempo, cuando no supo resolver un inesperado balón mal medido por la defensa leioztarra. Sin embargo, el orden y al disciplina colectiva permitían a los visitantes no sólo no pasar apuros, sino gozar de las oportunidades más peligrosas de este segundo acto, primero con un remate a la media vuelta de Polanko, y ya a menos de diez minutos, en una galopada en solitario de Jorge García, que dejaba atrás a Berasaluze, pero remataba demasiado forzado a portería.

NI siquera en el tramo final de partido llegó el habitual arreón local, donde reparecía Endika Bordas con el veno objetivo de dar algo de precisión a un mediocampo atascado que no conseguía dotar de rápidez a sus avences y desesperaba a sus dos puntas, huérfanos de buenos centros o pases que rematar. La tranquilidad con la que Igor Gordobil, expulsado por el colegiado en las postrimerías del encuentro, abandonaba su área técnica, era el mejor reflejo del escaso sufrimiento con el que el Leioa se llevaba los tres puntos de un campo hasta ahora invicto, recuperando la sonrisa del aranque de temporada y colocándose provisionamente como nuevo líder del grupo.

 

Puntuaciones VAVEL 2B

Gernika Leioa
 
 
Intxausti 5 Iturrioz 6
Kevin Calle 5 Aldalur 7,5
Berasaluze 4,5 Picón 7
Carracedo 4,5 Arregi 7,5
Ander Larruzea 4 Diego Simón 7
Torrealdai 5 Aitor Córdoba 7
Abaroa 5 Capó 7
Enziondo 5 Silas 6,5
Gorka Larruzea 4,5 Fran Sota 6
Madrazo 5,5 Polanko 7
Etxabe 5 Óscar García 7
Suplentes
Etxaniz 5,5 Eneko Unda 5
Íñigo Muñoz 5,5 Jorge García 6
Bordas S.C. Jon Vega S.C.