Amargura en el Paquito Giménez

El Socuéllamos y el Rayo Majadahonda empataron a cero en la mañana del domingo en el campo de fútbol 'Paquito Giménez' de la localidad socuellamina. Un partido amargo y con mucha igualdad sobre el césped que reparte un punto para cada equipo.

Amargura en el Paquito Giménez
Reparto de puntos en el Paquito Giménez. Foto: Rocío Hellín (Vavel)
UD Socuéllamos
0 0
Rayo Majadahonda
UD Socuéllamos: Kevin; Carlos García, Jacinto, Alcañíz, Ramón; Salva, Jesús García, Narváez (Javilillo, min 61), Kike Dominguez, Garmendia (Álvaro, min 65), Cortell.
Rayo Majadahonda: Basilio; Rubén, Núñez, Cidoncha, Oliva; Fabri, Ñoño (De Frutos, min 72), Fidalgo, Jorge Félix, Rubén Blanco (Vicente, min 61); Portilla.
ÁRBITRO: Don Miguel García Aceña, del comité valenciano, amonesto a Carlos García y Alcaíz por parte del Socuéllamos y a Cidoncha, Rubén Blanco, Fabri y Vicente por parte del Rayo Majadahonda.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimosexta jornada del Grupo 2 de Segunda División B disputada en el Paquito Giménez entre el Socuéllamos y el Rayo Majadahonda ante unos 900 espectadores aproximadamente.

El Yugo UD Socuéllamos y el Rayo Majadahonda empataron en el Paquito Giménez a cero en un partido donde la igualdad sobre el césped fue la clave para que ambos equipo se llevasen un punto de este importante duelo para ambos conjuntos. El Socuéllamos quería levantarse de la derrota ante el Fuenlabrada y el Rayo deshacerse de los malos resultados de las últimas jornadas, pero niguno de los dos equipos lo consiguieron.

Lo cierto es que hacía mucho frio en el Paquito Giménez y los jugadores del Socuéllamos salieron algo 'helados' al terreno de juego. En los primeros minutos los locales madrileños dominaron el partido en todos los sentidos. A punto estuvieron de marcar el 0-1 en el minuto cinco de partido pero Ñoño no superó a Kevin Ulbrich con una magnífica volea tras un buen pase que superó tanto a Jacinto como a Alcañiz.

Al equipo manchego le costó media parte para entrar en juego, tan solo Kike Domíngez intentaba penetrar la linea defensiva del Rayo Majadahonda pero sin ayudas de sus compañeros. La primera ocasión del Socuéllamos iba a llegar con un disparo de Carlos García (con su pierna mala) que se marchó muy desviado de la meta de Basilio, guardameta del Rayo Majadahonda. En el minuto 40, Salva, con un potente disparo iba a poner la segunda ocasión local pero no pudo sorprender así al portero rival.

Al filo del descanso, la mejor ocasión de lo que llevabamos del partido para el Socuéllamos. Garmendia, que no estaba teniendo su mejor día, le arrebató un balón a uno de los defensas del Rayo Majadahonda, dejando a Alex Cortell solo en el punto de penalti pero su tiro (muy potente pero poco ajustado) lo iba a detener Basilio para salvar, otra vez, a su equipo.

En la segunda mitad del encuentro, más de lo mismo. Comenzaba dominando el Rayo Majdahonda en los primeros minutos y apunto estuvo de ponerse por delante en el marcador con una magnífica jugada ensayada en una falta que terminó Rubén Blanco pero que, para fortuna de los locales, el balón iba a marcharse rozando el palo de la portería defendida por Ulbrich.

Pero las ocasiones para el Socuéllamos en esta segunda parte no iban a tardar. Primero, Narváez con una volea en el minuto 55 del partido que paró Basilio una vez más, y después Kike Domínguez con una peligrosa falta que iba a rozar el primer gol del Socuéllamos. Pero los mejores minutos del Socuéllamos iban a llegar con la entrada de Álvaro Fernández y Javilillo al terreno de juego con una clara ocasión de Álvaro Fernández, la más clara del encuentro, pero que el árbitro, finalmente, invalidó por fuera de juego.

El partido moriría con los intentos del Socuéllamos con varios centros al área que remataría Álvaro Fernandez pero que se estrellaría en el héroe del Rayo Majadahonda durante todo el partido, su portero Basilio, y que salvó a su equipo de perder ante el equipo de Anger García Cosín. Finalmente, reparto de puntos en el Paquito Giménez que no vale mucho para ninguno de los dos.