Entrevista. Gorka Luariz: “ Cuando llegué a Zamudio dije que haría 10 goles como mínimo ”

A punto de cumplir 24 años Gorka Luariz vive su cuarta temporada ya en Segunda B, tras su paso por Laudio, Tudelano, Gernika y actualmente Zamudio. El doblete conseguido la pasada jornada en la goleada al Fuenlabrada confirma.el gran momento de forma del delantero que se ha convertido en abanderado de un equipo que se resiste a ser la mera 'cenicienta' del grupo 2.

Entrevista. Gorka Luariz: “ Cuando llegué a Zamudio dije que haría 10 goles como mínimo ”
FOTO: JB Monterrey

En Gazituaga al mal tiempo futbolístico le ponen buena cara. Gorka Patricio Luariz-Ayerdi Rona es el mejor icono de un Zamudio que vive su ‘semana feliz’ tras sumar su segunda victoria de la temporada y enlazar por primera vez dos partidos sin conocer la derrota. Los cinco goles del 'pichichi' del equipo tecnológico, a los que se suman asistencias y penaltis forzados, han contribuido decisivamente a este modesto logro, pero que sabe a gloria en un recién ascendido que es colista del grupo 2 con 10 puntos, y a nueve de la salvación. Una buena ocasión sin duda para repasar la trayectoria del que fuese prometedor delantero afincado en Donosti y que parece haber explotado en el momento más inesperado de su carrera.


PREGUNTA: Sin acabar siquiera la primera vuelta ya suma más minutos y más goles que en sus tres anteriores temporadas en la categoría. Obviando su recorrido en categorías inferiores, ¿se puede decir que es el mejor momento en la carrera de Gorka Luariz?

RESPUESTA: Debuté en sta categoría con 20 años, y yo sabía que en el momento en que empezara a jugar todos los fines de semana 90 minutos los goles y el rendimiento iban a llegar de la mano.

" El día anterior al partido estuve vomitando y sin poder entrenar "

P: Dos goles para certificar un gran partido suyo y de todo el equipo ante un gallito como el Fuenlabrada.

R: Creo que fue un buen partido, en el que generamos muchas ocasiones y de ahí el resultado, que considero justo para los méritos que hicimos. La verdad es que en casa nos estamos mostrando fuertes.

Luariz, figura inesperada del Zamudio | FOTO: JB Monterrey
Luariz es la figura inesperada del Zamudio | FOTO: JB Monterrey

P: Y eso que cuentan que el sábado andaba enfermo…

R: Es cierto, el día antes estuve vomitando y sin poder entrenar. La noche del viernes andaba ya con naúseas, y me levanté a la mañana igual, con vómitos, hasta que la ‘ama’ me dio una pastilla que parece que me asentó la tripa. Fui a entrenar por la mañana a Zamudio pero en el camino tuve que parar a devolver otra vez, de forma que cuando llegué vieron que no estaba en condiciones de entrenar y me volví a casa. Al final el domingo por la mañana estaba mejor y decidí jugar…afortunadamente.

P: Aunque sólo lleva ocho goles en toda su trayectoria en la categoría de bronce, no es su primer doblete en 2ªB.

R: Sí, es cierto, en El Alcoraz, cuando jugamos con el Laudio contra el Huesca. Salí a mediados de la segunda parte, que íbamos perdiendo (3-0), y casi remontamos el partido con dos goles míos, y un tercero que me anularon al final.

P: Durante unas horas el Zamudio abandonó momentáneamente la condición de farolillo rojo. ¿Comparte la idea de que los resultados han tardado en llegar pero el juego del equipo ya se estaba haciendo acreedor a ellos desde hace varias jornadas?

R: Como decía antes, creo que en casa nos desenvolvemos  bastante bien, tanto con los rivales que necesitan balón como con los que juegan más directo buscando la espalda a nuestra defensa. Pero hemos perdido al menos 6 puntos en los últimos minutos. Recuerdo que el Real Unión nos empató en el 88, más o menos en el mismo momento que el Navalcarnero; el Real Madrid Castilla, tras adelantarnos dos veces, también igualó en el tramo final. Ante el Gernika, rival directo, con 1-1, en el 85 nos marcan el segundo... Son partidos en los que nos faltó tener más ‘mala ostia’ en esos minutos finales. Ayer fue la prolongación de un buen momento de juego, y conseguimos algo que nos cstá costando mucho, cerrar los partidos.

P: Y es que el Zamudio, dentro de su modestia, parece empecinado en no renunciar a un estilo de juego que ya le caracterizó en Tercera durante la etapa de Ibon Etxebarrieta. ¿No sería más fácil en sus circunstancias apelar a una propuesta menos vistosa y más práctica a la que se acogen incluso los equipos de la parte alta en esta categoría?

R: Creo que para nosotros es la mejor manera de enfrentarnos a los rivales, teniendo balón, porque los contrarios son equipos muy buenos y si no tenemos balón nos vemos corriendo detrás del rival todo el partido y se nos hace muy largo y complicado.  Es cierto que mucha gente nos aconseja jugar más directo y evitar complicaciones atrás,  quitarle el balón al rival, pero si conseguimos quitarle el balón al contrario y tenerlo en nuestro poder aumentan las opciones de no perder, y por supuesto de ganar.

P: Pasando a un plano personal, y para los que no le conozcan, ustes reza como donostiarra, nacido en Zaragoza, y con nacionalidad guineana. ¿De dónde se siente realmente Gorka Luariz?

R: Mi madre es de Guinea y mi padre es vasco, y desde pequeño me fui a vivir con él, que trabajaba en Sangüesa (Navarra). Allí estudiaba para pasar los fines de semana en Vitoria, hasta que a los 11 años nos vinimos a vivir a Donosti.

P: Gorka Patricio Luariz-Ayerdi  Rona, nombre es de los que no caben en el DNI, y cuya doble ascendencia parece denotarse no sólo en los apellidos.

R: (Risas). Sí, lo de Patricio es por mi abuelo, que se llamaba así. Y mi apellido paterno es evidente que es vasco, vasco, de baserri.

P: Delantero potente, rápido, buen rematador y con gran capacidad de sacrificio. Si a su forma de juego le añadimos su aspecto, es inevitable la comparación con aquel delantero argentino que llegó al fútbol español llamado Oscar Dertycia. Pero, ¿a quién le habría gustado parecerse como jugador Gorka Luariz?

R: Sin duda el futbolista que más admiro ha sido Ronaldo Nazario. Sobre la apariencia física, a los 17 años tuve un problema sentimental que según los médicos desencadenó la pérdida del pelo de la cabeza y de todo el cuerpo.  

En el Antiguoko | FOTO: Archivo
En el Antiguoko se destapó como goleador | FOTO: Archivo

P: Se formó en la  cantera del Antiguoko, vivero inagotable de la cantera vasca, y de donde salieron entre otros Xabi Alonso, Aduriz, Iraola…¿Coincidió con algún jugador actualmente de élite?

R: En el Antiguoko venía de categorías inferiores Unai López, del Athletic, que juega en el Leganés; Kenan Kodro que jugó conmigo y está en Osasuna. También Eneko Capilla (Numancia), Iker Hernández (Bilbao Athletic), Mikel Iríbas, al que acabo de enfrentarme precisamente en el Fuenlabrada,...

"El fútbol en cadetes o juveniles no es de verdad"

P: Demostró ser un goleador nato en su primer año de juvenil, y sus brillantes números despertaron el interés de la Real Sociedad o el Zaragoza, aunque finalmente se decidiera por la oferta del Athletic.

R: Sí que marqué goles en el Antiguoko, pero para mí el fútbol en cadetes o juveniles no es de verdad,  El fútbol realmente empieza en categorías como la Segunda B, cuando te enfrentas a  gente que es profesional, con experiencia, perros viejos…Que seas bueno en categorías inferiores no te sirve de nada, si luego no eres capaz de dar la talla a partir de Tercera División.

P: En Lezama no tuvo excesiva suerte, con buenos pero escasos minutos. ¿Qué recuerda de esa época?

R: Porque mi padre es muy del Athletic, y yo era pequeño, con 17 años, y tampoco sabía dónde iba a estar mejor. La pena fue que allí me lesioné de ligamento cruzado en la rodilla, y eso frenó mi trayectoria. Al año siguiente me quisieron ceder al Eibar B, pero acabé decidiendo irme al filial del Real Unión, y tampoco fue una temporada para tirar cohetes.

P: Tras ese paso insulso por el filial del Real Unión, y ya desvinculado del Athletic, firma por el Lagun Onak, para convertirse en delantero de referencia el grupo IV de Tercera, anotando 12 dianas en 27 encuentros.  Garmendipe fue la verdadera lanzadera de su carrera…

R: Puede que mi mejor versión, porque empiezas a tener 90 minutos cada semana, y en la mayoría de jugadores, y en mi caso tanto o más, la confianza es muy importante. Adquieres un ritmo de competición diferente a cuandojuegas de forma intermitente. Además, te puedo corregir, como anécdota, porque no fueron 12 sino 14 goles esa temporada, porque a alguien se le debió olvidar apuntar dos de los goles que hice con el Lagun.

P: Surge entonces la llamada del recién ascendido Laudio, que le oferce la posibilidad de debutar en 2ªB. Una experiencia agridulce la de Ellakuri, por permitirle estrenarse en la categoría, pero acabando en el doble descenso del club del Valle de Aiala.

R: Ya tenía ganas con 20 años de debutar en esa categoría superior, con gente veterana, casi mítica alguna como compañeros o rivales. Fue una experencnia agria, porque bajamos, no nos pagaron,,. Yo aprendí muchísimo de mis compañeros, me ayudaron mucho en temas tácticos, de colococión en el campo…

P: En esa época recibió la visita de Andoni Goikoetxea, seleccionador de Guinea Ecuatorial. ¿Cómo está a día de hoy el tema de la internacionalidad? ¿Tendrá Lopetegi otro caso 'Diego Costa'?

R: Eso es. Me han llamado con anterioridad pero por una u otra razón no he ido. Te puedo añadir que hace mes y medio el día que jugamos con el Castilla en Gazituaga vino a verme el actual seleccionador , y me comentó que la opción estaba ahí y que seguiríamos hablando del tema. NO tengo prisa ni es algo que me quite el sueño, porque tampoco creo que me llame Lopetegi (risas).

En el Laudio debutó en 2ª B | FOTO: UGS Visión
Con el Laudio debutó en 2ª B | FOTO: UGS Visión

P: De Laudio pasaría a Tudela, su única experiencia fuera de Euskadi, y en la que no llegaría a terminar la temporada… ¿Se le han quitado las ganas de salir fuera tras aquello?

R: En Tudela entrenábamos por la mañana y me encontraba con el resto del día solo, sin saber qué hacer. El día se me hacía muy largo, sobre todo para una persona como yo que sobrellevo mal estar fuera de casa. Quizá ahora con unos años más lo soportaría mejor, Además en Tudela no hay mucho ambiente, es un pueblo con demasiado contraste con San Sebastián. Era el día y la noche.

P: ¿Es un tipo tan familiar y casero como dicen? ¿Le siguen acompañando los padres y la novia a los partidos?

R: Siempre he vivido con mi madrastra, que me ha ayudado y me ha dado tanto cariño que me siento muy agradecido, y con necesidad de devolvérselo como mejor pueda. Ahora no puede venir a los partidos porque tenemos un hotel en Oyarzun y ella suele quedarse, de forma que me acompañan mi padre y mi novia.

P: El Arenas de Getxo le reclutó en enero de 2015, y con el ‘histórico’ vivirá el anhelado ascenso a 2ªB, al que contribuiría de forma decisiva con un gol en los playoffs.

R: Sí, fueron seis meses muy a gusto en el Arenas, tanto en el vestuario, cuerpo técnico y afición. Tuvimos la suerte de hacer unos grandes playoffs y acabar ascendiendo. El gol en concreto fue uno que hice contra el Oviedo B en el descuento del partido de vuelta, y que nos permitió forzar la prórroga.

P: Sin embargo no iba a volver a probar las mieles de la 2ªB en Gobela, sino en otro ascendido como el Gernika. ¿Por qué ese cambio de aires?

R: Porque en el Aenas decidían tres personas y una de ellas no estaba de acuerdo en mi continuidad. Decidí marcharme a otro equipo, si podía ser de Segunda B, porque consideraba que tenía nivel para esa categoría, por lo que acepté la oferta del Gernika.

Goleador providencial en el ascenso del Arenas | FOTO: UGS Visión
Providencial en el ascenso del Arenas | FOTO: UGS Visión

P: En Gernika, curiosamente tiene el curioso registro de haber acumulado más tarjetas rojas (2) que goles (1). ¿Se considera un delantero agresivo?

R: En Gernika comencé jugando hasta que me lesioné para tres semanas. Luego, al volver a los entrenamientos, recaí, Era mes y medio más, y empecé a comerme la cabeza hasta reaparecer después de navidades. Me podía la ansiedad por jugar más y más, por hacerlo bien y marcar. Empezaba a descentrarme a veces e irme de los partidos, con lo que llegaban las rojas y con ello los partidos de sanción que me hacían salir otra vez de las alineaciones. La temporada se me fue casi sin darme cuenta.

P: ¿El apodo de ‘Pitbull’ es por esa forma de jugar o en alusión al cantante?

R: Eso me lo puso la afición del Arenas por esa forma de ser en el campo, no sé si hubo algo de relación con el cantante.

P: Acaba la temporada y viéndose sin ofertas de Segunda B se enrola en el Pasaia, con el que juega la pretemporada. Hasta que a poco de cerrarse el mercado se anuncia su fichaje por el Zamudio.

R: Pues sí, fue una mala temporada entre lesiones, sanciones y demás,  y ves que a pesar de tantos equipos vascos en la categoría, veías que no salía nada. Así que aposté por quedarme al lado de casa, en Pasaia, con la opción de no perder el ritmo de competición, y de que si había una oferta de superior categoría me dejarían ir.

"El día que jugamos con el Castilla vino a verme el actual seleccionador de Guinea"

P: ¿Fue una negociación in extremis como desde fuera parece?

R: Gorka Rueda me llamó en la primera semana de julio para preguntarme por mi situación y cómo me había ido por Gernika. Luego se ve que apostaron por fichar a otros delanteros como Iriarte o Barahona, pero al final el segundo les dejó plantados el mismo día que iban a fichar. Recuerdo que tras el partido de liga contra el Portu con el Pasaia, el domingo a a¡la mañana, estando en casa con la novia, recibo la llamada de Gorka Rueda, No me creía que me llamaran el 30 de agosto, cuando ya me había hecho a la idea de jugar en Pasaia, sin tener que ir a Vizcaya cada día…Y así fue cómo acabé fichando.

Encarando a un defensa | FOTO: JB Monterrey
Encarando a un defensa | FOTO: JB Monterrey

P: Por unos motivos u otros llegaba a Gazituaga con la etiqueta de jugador revulsivo, especialista en desatascar partidos en las segundas partes. Sin embargo en Zamudio ha cambiado de rol, haciéndose con el puesto de titular desde su llegada. Si algo no escatimó el míster, Gorka Rueda, en usted, fue precisamente confianza.

R: Sí, el primer partido lo juego en Copa del Rey contra el Barakaldo, con apenas un día de entrenamiento, Fue llegar y decidir ponerme. Recuerdo que algún compañero me preguntaba si me lo esperaba, y yo le reconocía que era el primer sorprendido. Me lo tomé muy en serio, creo que me salió un partido bastante bueno en mi debut, y a partir de ahí el míster ha confiado en mí y nos ha ido bien.

P: En Gazituaga además se ha reencontrado con antiguos compañeros como Ibai Salvador, Julen Huidobro o, sobre todo, Mikel De Gregorio, que, según cuentan, es el que’ le pone firme’ en el vestuario.

R: ¿Cómo lo sabes? Mikel es como otro 'aita' en el vestuario. Ya coincidimos en el Laudio, y yo era casi un niño entonces. Ahora en el Zamudio igual, y sinceramente lo agradezco; me hace falta que haya alguien con esa experiencia que me diga: “Gorka, haz esto y esto”. Yo me callo y acepto sin rechistar..

P: Más que un trotamundos, le podríamos considerar un nómada del fútbol. ¿A qué atribuye no haber cuajado en ningún proyecto, sin terminar de explotar esas cualidades y potencial que atesora desde temprana edad?

R:Quizá el carácter. Coincido con lo que me dice mucha gente, que el carácter y mi cabeza me han frenado mucho, Es normal que a un entrenador no le guste que un jugador proteste. y reciba una roja si se le va la cabeza. Puedes tener condiciones para jugar pero si no tienes la cabeza amueblada no vale para nada.

"Fui el primer sorprendido en debutar sin apenas haber entrenado con el Zamudio".

P: Más allá del fútbol, ¿que hay en la vida de Gorka Luariz?

R: Pues hago una vida normal, el tiempo que me deja el fútbol y el trabajo lo dedico a estar con la novia, los amigos, ir al cine, y ver además de fútbol otros deportes como el baloncesto, tenis o pelota.

En Gernika, un gol y dos rojas | FOTO: UGS Visión
En Gernika, un gol y dos rojas | FOTO: UGS Visión

P: ¿Y puede compaginar  bien su trabajo con la práctica del fútbol?

R: Pues muy bien, suelo ir a las noches para ayudar a mi padre en el hotel. Suelo estar en recepción, y dormir tranquilamente siempre que un cliente no precisa de algún servicio o ayuda.

P: Lleva 5 goles en 16 jornadas, 2 más de los que consiguió en total sus tres años anteriores. ¿Con cuántos firmaría acabar la temporada?

R: A principio de temporada, cuando llegué a Zamudio, dije que iba a meter 10 goles mínimo, Fíjate que ya llevo cinco, pero sirve de muestra de la confianza que tengo en mí mismo. Tras 13 años viéndome en un campo, sabía que cuando tuviera minutos todas las jornadas llegarían los goles.Se lo he dicho a mis compañeros, amigos, mi padre… Me atrevo a pronosticar que acabaré con una cifra entre 10-15 goles, y si hay que apostar cena la gano seguro.

P: Siguiente estación El Cerro del Espino, donde les espera un Rayo Majadahonda en puestos de playoffs que no conoce la derrota como anfitrión. Difícil plaza para estrenar el casillero de victorias a domicilio…

R: El Rayo es un equipo que juega mucho con el balón, le estuvimos viendo en el Di Stéfano. Si le robamos el balón e intentamos generar más juego que ellos podemos tener opciones. Intentaremos hacer nuestro fútbol, presionando arriba para robar rápido y empezar a elaborar, porque si tenemos que correr detrás de ellos, ni nuestro físico va a aguantar 90 minutos en un campo tan grande, ni vamos a generar tantas ocasiones como para ganar el partido.