Aitor Aspas y Óscar Pérez mejoran la zaga del Leioa

El conjunto de Sarriena ultima ya sus últimos fichajes, contando ya los días para su debut en el campeonato liguero frente al Mirandés.

Aitor Aspas y Óscar Pérez mejoran la zaga del Leioa
Aitor Aspas, con el Guijuelo (fuente SD Leioa)

El Leioa se presenta a 11 de agosto de 2017 como un equipo ya bastante compensado y equilibrado. Sin duda, los vizcaínos podrán sacar un once competitivo en su duelo frente al Mirandés. Para ello, la entidad leioztarra ha tenido que afrontar un proceso de renovación casi completa de la plantilla. Dieciséis jugadores han dejado el club. En contraste, quince nuevos efectivos se han puesto a disposición de Jon Ander Lambea. Los últimos en llegar han sido dos zagueros: Óscar Pérez y Aitor Aspas. Con estas dos incorporaciones, la línea defensiva cuenta ya con seis futbolistas, dos en cada lateral y dos en la posición de central, por lo que no es difícil intuir que llegarán más centrales al Leioa.

Óscar Pérez (Las Palmas, 17-6-1991), es un defensa central diestro que empezó su etapa juvenil en el Valencia, llegando hasta el filial ché. De Paterna emigró, primero hacia Orriols y posteriormente retornando a sus islas natales, pasando a defender la elástica del filial de Las Palmas. La entidad isleña cedió posteriormente al jugador a La Roda. Con los manchegos disputó media temporada 2013/14, regresando posteriormente a Las Palmas Atlético. Sin embargo, no tuvo suerte, ya que el equipo grancanario acabó descendiendo a Tercera. En verano del 2016 fue fichado por el Barakaldo. Tras una buena primera vuelta, una inoportuna lesión obligó al los fabriles a darle la baja en el mercado invernal. Ahora, es fichado por el Leioa, siendo el tercer jugador captado del conjunto gualdinegro tras Lander Yurrebaso y Alexander Iriondo.

Por otro lado, Aitor Aspas, nacido en Moaña hace 24 años, es un lateral izquierdo que también puede desempeñar la función de extremo. El gallego comenzó su progresión futbolística en la cantera del Celta de Vigo. Tras dar por finalizada su etapa en la factoría celeste, comenzó a buscarse la vida en la categoría de bronce. En la 2012/13 recaló en el Guijuelo. Tras una campaña en el conjunto salmantino, volvió a su tierra, recalando en el Coruxo vigués. Aspas permaneció dos temporadas en la ciudad de Vigo, retornando nuevamente al Guijuelo, donde pasó los dos últimos cursos futbolísticos. Pese a tener solo 24 años, el futbolista acumula ya 131 partidos de Segunda B, además de nueve de competición copera.