Jarro de agua fría para el Unión

El Real Unión prolonga su mala racha de resultados, volviendo a caer en casa. Mientras, el Leioa comienza a alejarse de la zona de peligro.

Jarro de agua fría para el Unión
Los capitanes J. Domínguez del Real Unión y Córdoba, del Leioa, posan al comienzo del partido con el Comité Riojano de árbitros.
Real Unión
1 3
SD Leioa
Real Unión: Sequeira; Urkizu, Gayoso, Senar, Esnaola; J. Domínguez, Rodellar, M. Alonso; Capelete ( Jorge Galán, min. 48), M. Orbegozo, El Haddadi (D. Estrada, min. 60).
SD Leioa: Iturrioz; Aitor Aspas, Morcillo, Córdoba, A. Alvarez, Ferrone; Undabarrena, Iriondo, L. Martinez (Magdaleno, min 68); Yurrebaso (Abella, min.80), Oscar García (N. Baleani, min.64)
MARCADOR: 0-1, min.1, Morcillo. 0-2, min. 6, Yurrebaso. 1-2, min. 60, Orbegozo. 1-3, min. 70, N. Baleani.
ÁRBITRO: Miguel Sesma Espinosa (Comité Riojano) Amonestó a los locales Gayoso (min. 59) y M. Orbegozo (min. 84). Por parte visitante, Undabarrena (min. 41) y L. Martínez (min. 44)-
INCIDENCIAS: Decimocuarta jornada del Grupo II de la Segunda División B, disputado en el Stadium Gal bajo un manto de lluvia intermitente.

Finaliza la decimocuarta jornada del Grupo II de la Segunda División B. Mientras la categoría estrella española, la Liga Santander,  hace el parón de selecciones, los motores de la Liga 123 y la liga de bronce han seguido funcionando. Una vez transcurrido el primer tercio de la competición, los puntos se hacen más que necesarios en una categoría donde conseguir la victoria sale caro y te hace sudar la camiseta.

Durante la jornada de ayer se disputó uno de los tantos derbis vascos del Grupo II, entre el Real Unión y el SD Leioa en el Stadium Gal. Ambos equipos se jugaban tres puntos muy valiosos en la tarde de ayer, en las faldas del río Bidasoa y fue el conjunto de Lambea quien se llevó la victoria. Los de Santana llegaron al encuentro tras una derrota contra el filial txuri-urdin, aunque fue un encuentro donde supieron dar la cara como equipo intentando sacar el partido adelante cuando el resultado  marcaba 1 – 0. Sin embargo el electrónico finalizó 2 -0, a instancias de que el Real Unión no supo aprovechar la minoría numérica del marco rival, el Sanse, en el terreno de juego tras la expulsión del central Alex Ujia a falta de un cuarto de hora del pitido final. El conjunto txuribeltz continúa sin conocer la victoria como visitante, un balance que se contrapone al papel del equipo irundarra en su campo que solo ha caído derrotado una vez. Por su parte, los pupilos de Lambea llegaban en una mejor dinámica siendo invictos durante las cuatro anteriores jornadas, con tres empates y una victoria. El marco blaugrana, punto a punto, ha conseguido alejarse de las inmediaciones del descenso aunque únicamente se encuentra un punto de la zona peligrosa. El Leioa llegaba al Stadium Gal proporcionando un juego más sólido que los irundarras y un golaverage más positivo.

Un Leioa superior en el campo

El marco vizcaíno se llevó el gato al agua nada más comenzar el encuentro con dos goles muy tempraneros y uno último, en el tercio final del encuentro.  El primer tanto de los blaugranas llegó en el minuto uno de juego, una internada espectacular por la banda de Morcillo que Martinez avistó. El mediapunta visitante Leandro le cedió el balón al hueco al carrilero Morcillo, que recibió en posible fuera de juego empalmó un tiro bombeado aprovechando que el cancerbero unionista, Sequeira, se precipitó en su salida insertando el balón en la portería. Los méritos del segundo gol, en el minuto seis, recayeron sobre Aitor Aspas, que fue el hombre más destacado del partido. El jugador lezamarrense  realizó una internada desde su campo, de puro carrilero defensivo, hasta pisar el área contraria y sin ningún tipo de impedimento, templó el balón al área para que el ariete Yurrebaso rebañase el balón y subiese el segundo gol al electrónico.

El partido llegó con 0 – 2 al descanso y con SD Leioa superior al franco local en la primera parte. Durante los primeros 15 minutos de la segunda mitad, el Real Unión consiguió encajonar al equipo de Lambea en su campo, hasta conseguir enviar el balón a la red en el minuto 60. El tanto, obra de Mikel Orbegozo llegó en una jugada elaborada tras una buena internada de El Haddadi por la banda derecha, que dejó el balón a Mikel Alonso que empalmó un tiro flojo desde fuera del área. El chut se topó con los guantes de Iturrioz que rechazó el cuero. Sin embargo, el esférico se ensalzó en una revuelta dentro del área que la ganó el delantero unionista para anotar en portería del guardameta visitante.

Ya en la segunda parte y con el gol, los hombres de Asier Santana buscaron recomponerse para intentar empatar el partido pero el Leioa volvió a  dar un golpe sobre la mesa. Nico Baleani, que entró para suplir a Oscar García en la línea de ataque besó el santo a los seis minutos de pisar el terreno de juego. Morcillo, de nuevo, se internó desde su banda hacia el centro de la zaga contraria, avistando el desmarque de Baleani que recibió el pase raso del carrilero derecho. El delantero se quedó solo ante un mano a mano con el portero, que el jugador lezamarrense no desaprovechó.

El entrenador Asier Santana sorprendió a todos con la entrada de Sequeira en portería y El Haddadi, en la línea de ataque. El Real Unión salió uniformado en una defensa de cuatro, con Senar y Esnaola de cerrojo y con Urkizu y Gayoso en las bandas. En la medular unionista teníamos a un Rodellar, que jugó de enganche con la defensa, con Mikel Alonso y Juan Dominguez, más adelantados. Un Juan Dominguez, capitán del marco"txuribeltz”, que durante el transcurso del partido escenificó la conexión de pases entre la línea de medio y la delantera  aunque sin mucho resultado. Finalmente, en la delantera teníamos a Capelete que repetía titularidad en el extremo derecho a pierna cambiada, Orbegozo en punta y El Haddadi en el extremo izquierdo, también a pierna cambiada.

El técnico lezamarrense, Lambea, también introdujo novedades en el once, tras la última jornada. El SD Leioa aplicó un 1-5-2-1-2. Con Iturrioz en portería, la línea defensiva  formada por Aspas y Morcillo en banda con el papel de carrileros y Córdoba, capitán blaugrana, Alaín y Ferrone cerrando el centro de la defensa. De está forma establecieron una férrea defensa de cinco con tres centrales y dos veloces carrileros. Los dos pivotes, Undabarrena e Iriondo. Leandro Martínez cumplió la función de mediapunta conectando con la línea de ataque, formada por Yurrebaso y Oscar García.

Rapapolvo para el Real Unión 

El SD Leioa encarriló un inició de partido arrollador y consiguió anular al marco local por completo. Los de Lambea se esperaban un partido más duro en el Stadium Gal donde los locales estaban acostumbrados a llevarse el partido, pero no fue así la historia. Los jugadores blaugranas tras golpear hasta en dos ocasiones sobre la mesa en menos de 10 minutos, controlaban las tornas del partido siendo superiores en juego y en ataque a su rival, elaborando un número de ocasiones mayor que su contrincante. Mientras tanto, el Real Unión intentaba resarcirse de su tónica habitual de juego pero no conseguió crear peligro en las inmediaciones de la zaga rival.

La primera ocasión del conjunto local llegó en el minuto 30, con un tiró lejano y con falta de colocación, de Mikel Alonso que el guardameta Iturrioz, mandó a saque de esquina. El Real Unión intentaba conectar los pases con Juan Dominguez, como es habitual, intentando llevar la batuta de su equipo pero sin éxito. El Real Unión fallaba continuamente en el último pase y los disparos entre los tres palos, parecían una meta alejada. Mientras tanto, el SD Leioa notó el mal juego y la falta de confianza de los jugadores unionistas ya no estaba latente, está más viva que nunca y aprovechó esa franja de debilidad para llevar el movimiento del cuero y con ello, el ritmo del partido.

El Leioa remata a un Unión roto

Tras 45 minutos  de encuentro, se llegó con 0-2 al descanso en el Stadium Gal. El encuentro comenzó sin cambios en ninguno de los equipos, aunque el técnico unionista fue el primero en mover banquillo y dio entrada a Jorge Galán en detrimento de Capelete, con la intención de hacer daño en portería rival situando a Galán como punta y Orbegozo cayendo a banda derecha ocupando el lugar del sustituido, Capelete. Los de Santana avisaron hasta en dos ocasiones en el primer tramo de la segunda mitad. La primera con un disparo lejano del lateral Urkizu y una segunda, con una majestuosa internada del joven El Haddadi, dejando el balón al hueco para M. Alonso que ejecutó un centro buscando el remate de Orbegozo, que la envió fuera de los tres palos. El conjunto local no conseguía adueñarse del balón y a pesar del gol, aún a falta de media hora del partido, no consiguieron levantar cabeza. Los de Lambea siguieron  atacando y no se achicaron atrás a pesar de tener la ventaja en el marcador, buscando aumentar su golaverage. Y así fue, en el minuto 70 el recién entrado Baleani anotó el tercero para los suyos y dejó a un Real Unión sentenciado en su feudo sin posibilidad alguna de alcanzar el empate. En el tramo final del tiempo de juego, los locales agotaron sus últimos cartuchos lanzando balones largos a los delanteros, pero no consiguieron descolocar a la férrea defensa de cinco entablada por Lambea.

Pitos desde la grada

La afición unionista parece estar cansada de la dinámica del entrenador unionista y piden el relevo. Tras encajar dos goles tempraneros, los pitos y varias voces  reclamaban la destitución del técnico Asier Santana. El entrenador no convence a la afición y eso se nota en el aforo de Gal cada jornada. Los aficionados exigen un cambio de actitud en los jugadores y les piden que se dejen la piel en el juego. Los hinchas del feudo local terminaron despidiendo al equipo entre pitos y pañuelos blancos, reclamando un cambio de tuerca más que necesario.

Próxima jornada

Tras la segunda derrota del Real Unión en su feudo y habiendo acumulado cuatro derrotas en los últimos cinco partidos, se sitúa en onceavo puesto de la tabla peligrando su objetivo primordial si no ocurre un giro de 180 grados. El conjunto irundarra, con 19 puntos en su casillero se encuentra a cinco puntos de puestos de play-off,  aunque no está elaborando la dinámica necesaria para mantenerse entre los candidatos a puestos de privilegio. Los resultados en su feudo no lo seguirán manteniendo a floté. Mientras tanto, el SD Leioa con la victoria de ayer acumula cinco partidos invictos y se aleja del play-out de momento. Los hombres de Lambea encadenan una buena racha que intentarán mantener en la jornada siguiente. El cuadro visitante se situó un puesto por debajo del Real Unión,  con 17 puntos. El conjunto vizcaíno se enfrentará a un equipo vecino, el Barakaldo, en su feudo, donde intentarán prolongar su buena racha de resultados y seguir dando alegrías a la grada.

Mientras, el Real Unión volverá a disfrutar de la posición de local contra el visitante Arenas de Getxo que viajará este domingo a Irún, para disputar el partido a las 18:00 en el Stadium Gal. Un partido donde los locales deberán salir a ganar desde el minuto uno, si no quieren seguir alejándose de los apremiados puestos de play-off.

Puntuaciones VAVEL

Aitor Aspas 3
Morcillo 2
Juan Domínguez 1