Coronando la cumbre

El Llagostera ha ganado la batalla al Cornellà, con un resultado de tres goles a cero en un partido cargado de presión pero carente de peligro.

UE Llagostera
3 0
UE Cornella
Coronando la cumbre
Jugadores al final del encuentro (Foto: UE Cornellà)
UE Llagostera: Moragón, Albarrán, Rodri (Eloi, min. 70), Samu, Valentín, Masó, Robert, Marc Martínez (Setti, min. 80), Manel, Rubén, Marc Fernández (Pol Calvet, min. 64)
UE Cornella: Marcos, Oscar Sierra, Ñoño, Borja, Lulu (Antonio, min. 76), Gomez, Pep Caballe, Marc Caballe, Enric, Ahmed (Ripoll, min. 61), Lucas (Abraham, min. 54)
MARCADOR: 1-0, min. 53, Manel. 2-0, min. 55, Robert Simón. 3-0, min. 74, Manel
ÁRBITRO: Fernando Navarro Collados (colegio valenciano) ha amonestado con tarjeta amarilla a los locales Rubén (min. 36), Samu (min. 47) y al entrenador local Oriol Alsina (min. 39)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada del Grupo 3 de la Segunda División B Española. El partido tuvo lugar en el Municipal del Palamós-Costa Brava. 1022 espectadores.

Antes del partido los nervios y la incertidumbre eran presentes en ambos equipos. El Llagostera venía de perder estrepitosamente el pasado fin de semana contra el Mallorca B en su casa por un contundente 4-0. Por su parte, el Cornellà venía de haber perdido contra el Hércules en el Rico Pérez tres días antes en la Tercera Ronda de la Copa del Rey. Sin embargo, el registro de los del Llobregat en liga era altamente positivo fuera: tres victorias y un empate. Hasta la fecha, habían sido de los mejores visitantes de la categoría.

Oriol Alsina y los suyos tenían en cuenta toda esta información y han sabido confeccionar una estrategia que ha dado fruto, con un resultado favorable de tres a cero. Hoy los blauivermells han conseguido tres goles, tres puntos y la portería a cero; así como también la mejor victoria de la temporada, contra un rival que, aun y considerando la derrota en cuestión sigue manteniéndose como uno de los conjuntos más potentes de su grupo. 

Presión y nervios

El fiesta del fútbol empezó y los hombres de Jordi Roger Ceballos salieron al campo motivados y manteniendo una elevada presión sobre el equipo rival. Mantenían el centro del campo contenido. No dejaban trenzar pases a Marc Martínez, la batuta de los catalanes. Han avisado a Moragón con numerosos saques de esquina. Su constante ofensiva ha requerido la intervención de toda la defensa llagosterense. En definitiva, el Cornella ha demostrado ser un equipo que no da ningun balón por perdido y que cree en su objetivo. 

Oriol Alsina y los suyos no han dado ni un paso atrás. La primera parte ha sido una guerra de trincheras. Ambos equipos han jugado bien sus cartas: primero el Cornellà y luego el Llagostera. Los minutos anteriores al descanso le sirvieron a los locales para entender el juego del otro equipo y empezar a desarrollar su ofensiva. La segunda línea de ataque, conformada por Robert Simón, Rubén Martínez y Marc Fernández ha empezado a crear ocasiones: un disparo cruzado de Marc Fernández desde su banda izquierda que ha salido fuera, un remate fallido de Robert Simón y una contra de Robert y Rubén, cuyo centro no ha terminado de encontrar rematador, no han sido suficientes para mover el marcador. 

En definitiva, la primera parte se ha caracterizó por su intensidad, por la presión táctica y por la ausencia de oportunidades claras.

El camino hacia la cumbre

La primera parte solo había hecho que acrecentar la incertidumbre inicial. Ambos equipos se desvivían por el gol, pero solo uno podría coronar la montaña e imponerse victorioso. Los guerreros salieron al campo y todo parecía seguir igual que en la primera parte: esfuerzo, sudor y ganas de ganar. Algo tenía que pasar: un error, una jugada magistral, una jugada a balón parado o cualquier cosa que rompiera el inmovilismo del marcador. Y pasó. No habían pasado ni diez minutos desde el pitido que daba comienzo a la segunda parte. Un pase providencial de Rubén, seguido por el inteligente desmarque de Manel, acabó siendo el primer gol. Manel superó la defensa rival y consiguió mandar el esférico al fondo de la red. 

Era entonces un momento que requería de máxima concentración por parte de ambos equipos. Se había desequilibrado el partido, y un fallo ahora podía suponer un punto de inflexión para el partido. Los de Oriol Alsina supieron aprovecharse del batacazo que había recibido el equipo contrario para hacerles encajar el segundo gol. Después de que Manel bajase la pelota, Rubén Martínez la recibió. El extremo menorquín supo subir por la banda derecha esquivando a los rivales, penetrar en el area y dar la asistencia de gol a Robert Simón, que solo tuvo que dar el impulso necesario al balón para que acabara entre los tres palos. De esta forma, en un intervalo de un minuto el partido había cambiado radicalmente.

A partir de este momento, el Llagostera había tocado y hundido al Cornellà. Los últimos debían de mantenerse atrincherados atrás y esperar a algun error del rival para tal de poder tener esperanzas de arreglar el partido, como el remate de Enric que acabó en la espalda de un defensa del Llagostera y que Moragón tuvo que parar in extremis. No obstante, el Llagostera siguió asediando la portería de Marcos. Y lo consiguió. El Llagostera consiguió llegar a la cumbre. Quedaban ya quince minutos para el final, cuando un pase elevado que recibió Manel después de otro importantísimo desmarque dejó al punta solo frente al portero. Manel no dudó y marcó con destreza el tercer gol para los suyos. 

Ya se había coronado la montaña. Solo se debía de aguantar hasta el final. Pese a un par de saques de esquina del Cornellà y de un par de faltas peligrosas, una en la banda izquierda y otra en el frontal del área, el partido acabó sin ninguna otra acción destacable. El pitido final del árbitro significó el final de un partido exitoso, la recompensa por haber hecho lo que se debía de forma excepcional.

Una batalla más, una victoria más

Con este resultado, el Llagostera cierra una jornada más en casa ganando, lo que le sirve para sus objetivos de escalar hasta posiciones superiores de la tabla y seguir luchando en la guerra por subir hasta lo más alto posible. La combinación de estrategia, esfuerzo y perseverancia le han valido al conjunto de la Costa Brava para imponerse frente a uno de los rivales más difíciles de la categoría, teniendo en cuenta que en la Segunda División B ningún rival es fácil. A partir de aquí se deberá de seguir en esta línea. El desarrollo positivo del Llagostera a lo largo de las jornadas debe materializar en más encuentros como el disputado el pasado sábado en Palamós, donde se demostró el potencial del equipo. Como dice su lema: no hay que dar un paso atrás.

 

Puntuaciones VAVEL 2B

UE Llagostera UE Cornellà
José Moragón

7

Marcos 6,5
Albarrán 7,5 Óscar Sierra 6,5
Rodri 7 Ñoño 6,5
Samu 7 Borja 6
Valentín Merchán 7'5 Lulu 6,5
Masó 7,5 Gómez 7
Robert Simón 8 Pep Caballé 6,5
Marc Martínez 7 Marc Caballé 6
Manel

8

Eric 6
Rubén Martínez 8 Ahmed 6,5
Marc Fernández 7 Lucas 6,5
Suplentes
Pol Calvet 6 Abraham 6
Eloi Zamorano 6,5 Ripoll 5,5
Setti 6 Antonio 5,5