Guillem Martí rescata un punto para el Lleida ante el Villarreal B

Los de Gustavo Siviero, que seguirán una semana más en la zona baja de la clasificación, no han pasado del empate (1-1) en el retorno de las peñas de animación al Camp d'Esports.

Guillem Martí rescata un punto para el Lleida ante el Villarreal B
Òscar Rubio pugna por el balón con un rival (Foto: Santi Iglesias)
Lleida Esportiu
1 1
Villarreal B
Lleida Esportiu: Álvaro Campos, Òscar Rubio, Quintillà, Valiente, Turu Flores, Toño Vázquez, Casares, Cristian Gómez, Cristian Alfonso (Guillem Martí, min. 69), Fran Moreno (Doncel, min. 85), Cristian Fernández (Indiano, min. 56).
Villarreal B: Cantero, Edgar Ie (Lazo, min. 85), Felipe, Mauro, Pau, Larrea, Peris, Ramiro, Cantalapiedra, Carlos Martínez (Anton, min. 71), Carlos López (Mario, min. 69).
MARCADOR: 0-1, min. 48, Carlos López. 1-1, min. 76, Guillem Martí.
ÁRBITRO: Julio Fermín Leo Ollo (comité navarro). Amonestó a los locales Turu Flores (min. 21) y Álvaro Campos (min. 72), así como a los visitantes Cantalapiedra (min. 28) y Mauro (min. 82).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 9 del Grupo 3 de Segunda División B, disputado en el Camp d'Esports de Lleida.

El Lleida Esportiu no ha podido pasar del empate (1-1) contra un Villarreal B que se ha adelantado en el marcador y ha hecho méritos para llevarse incluso una victoria del Camp d'Esports. El encuentro ha estado marcado por el regreso al estadio de las peñas de animación, un hecho que se ha saldado con polémica al no permitirse a los seguidores acceder al recinto con bombos y pancartas. Carlos López y Guillem Martí, ambos en la segunda mitad, han firmado los goles del encuentro.

Dominio visitante

El Villarreal B llevó las riendas del partido durante la primera parte. Fieles a su estilo de juego basado en la posesión del balón, los de Paco López arrebataron el control del esférico a los leridanos, acostumbrados a dominar la situación cuando juegan en el Camp d'Esports. A la hora de la verdad los castellonenses tampoco crearon excesivo peligro, pero su bagaje ofensivo queda maximizado por la inoperancia ofensiva de un Lleida que no remató a portería en los primeros cuarenta y cinco minutos. Una falta directa de Aitor Cantalapiedra que se iba fuera, a la derecha de Álvaro Campos, y un peligroso centro de Peris hacia el área pequeña que el portero local conseguía atrapar fueron los primeros sobresaltos reseñables para la meta del Lleida Esportiu. El más grande, sin embargo, llegaría en el minuto 36 en un mano a mano de Cantalapiedra que Campos rechazaba con el pie.

Durante este primer tiempo anodino, que finalizaba con el 0-0 inicial, lo más destacado ocurría fuera del terreno de juego. El partido había comenzado sin las esperadas peñas de animación, que volvían al campo tras la huelga decretada por discrepancias con la directiva. Y es que las fuerzas de seguridad del Camp d'Esports no las habían dejado acceder al estadio con sus bombos, pancartas y banderas. Una decisión extraña que aún añadía más leña al fuego, propiciando cánticos contra la presidencia del club en el momento en que estos aficionados por fin pudieron acceder al recinto, alrededor del cuarto de hora de juego. Un panorama que evidenciaba el divorcio existente entre los diferentes estamentos de la entidad y convertía una posible reconciliación en una auténtica quimera.

La segunda mitad fue más animada. Eso sí, comenzó con un jarro de agua fría para los del Segrià, que pronto encajaban el 0-1 y se quedaban una jornada más sin mantener su puerta a cero. Carlos López recibía un pase en profundidad y se deshacía fácilmente de la débil defensa azul para plantarse solo ante Campos y batirle por bajo. El Lleida Esportiu quedaba tocado y el filial amarillo dispondría de ocasiones para sentenciar el encuentro. Primero en un remate de cabeza de Pablo en el saque de una falta lateral y más tarde en un mano a mano de Mario con Álvaro Campos que el portero valenciano del Lleida consiguió tapar.

Javi Casares dispuso de la ocasión más clara para remontar el partido (Foto: Santi Iglesias)
Javi Casares dispuso de la ocasión más clara para remontar el partido (Foto: Santi Iglesias)

Reacción local

Gustavo Siviero, que tenía que ver el encuentro desde la grada para cumplir el segundo partido de sanción que le correspondía, introdujo a Carlos Indiano para intentar dotar a su equipo de una mayor clarividencia en la medular. En una de las primeras pelotas que tocaba, el centrocampista probaba suerte con un disparo lejano que no inquietaba a Cantero. El Lleida Esportiu, ahora sí, se volcaba al ataque, pero abusaba de centros aéreos muy fáciles para el portero del Villarreal. Casares, que por primera vez disputó los noventa minutos, lo intentaba con un disparo raso que iba a parar a las manos del portero. Y a un cuarto de hora de la conclusión, el gol del empate del Lleida. Guillem Martí, que hacía poco rato que había ingresado en el campo, recibía un magnífico pase de Cristian Gómez y fusilaba a Cantero.

El Camp d'Esports creía en la remontada y el dominio seguiría siendo azul en los últimos compases del encuentro, pese a alguna acción puntual de los visitantes, como una jugada de Mario que cortó Toño Vázquez cuando el delantero ya olía el gol. La oportunidad más clara para lograr la remontada la tuvo Javi Casares, pero Cantero se lució para desbaratar las ilusiones de un Lleida que se tuvo que conformar con el empate. Un punto que no permite ni a los de Siviero ni a los de Paco López abandonar la zona baja de la tabla.

Lleida Esportiu Villarreal B
Álvaro Campos 7 Cantero 7
Òscar Rubio 6 Edgar Ie 7,5
Quintillà 5,5 Felipe 7
Valiente 6 Mauro 6,5
Turu Flores 6,5 Pau 7
Toño Vázquez 6 Larrea 6
Casares 6 Peris 6,5
Cristian Gómez 7 Ramiro 6
Christian Alfonso 5 Cantalapiedra 7
Fran Moreno 6 Carlos Martínez 6
Cristian Fernández 5 Carlos López 7,5
Suplentes
Indiano 5 Mario 5
Guillem Martí 6 Antón 4
Doncel S.C. Lazo S.C.