La complicada situación del Lleida

Inmerso en una racha de cuatro partidos sin conocer la victoria. Tres partidos consecutivos en los que no ha sido capaz de ver puerta. Los pupilos de Gerard Albadalejo no ganan desde de la Jornada 10.

La complicada situación del Lleida
Lleida Esportiu - Mallorca, partido de la jornada 14. Foto: Santi Iglesias.

Los últimos resultados cosechados no invitan al optimismo y sí a repasar qué le sucede al Lleida Esportiu. Sin embargo, siempre es un equipo a considerar para el ascenso. Una victoria reengancharía a los ‘azules’ en la pelea y saciaría su sed de sumar los tres puntos.  

El conjunto de la capital del Segrià encadena dos derrotas consecutivas y sale de la zona de ascenso. El partido contra el Mallorca se presentó como una oportunidad para asentarse en la zona de privilegio del Grupo III de Segunda División B, pero los ‘azules’ la desaprovecharon. De este modo, el Lleida Esportiu ve como se prolonga una racha negativa postergada en el tiempo. Cuatro partidos seguidos sin ganar. Una cifra insólita des del inicio de la competición liguera. Casualidad o no, la mala racha se inició justo después del partido de Copa del Rey frente la Real Sociedad. De este modo, parece que queden lejos los últimos tres puntos sumados frente al Cornellà, en el Camp d’Esports, el 22 de octubre.

Salen del playoff

Cierto es que queda mucho para que se resuelva la competición, pero con la derrota frente al equipo balear, no solo evita al Lleida comprimir la clasificación sino también ver como el Mallorca se le escapa en solitario al frente de la tabla. Tras esta jornada se ha situado séptimo

Aun así, el conjunto catalán aguarda una distancia factible con la zona de playoff, dos puntos. De este modo, un hipotético triunfo en la próxima jornada en el campo del Valencia Mestalla aplacaría las sombras que se han creado en el equipo del Segrià. Las cuatro victorias en la Segunda Divisió B hasta la fecha permiten al Lleida no descolgarse de las posiciones de ascenso a la categoría de plata.

Falta de gol

Tres partidos seguidos, 270 minutos, sin conseguir perforar la meta rival. Los jugadores azules esperan con ahínco poder celebrar un gol. Sin embargo, en los primeros ocho encuentros de la competición liguera, el conjunto catalán solo se había quedado sin marcar en la derrota frente al Saguntino. La última diana que pudieron gritar los aficionados del Lleida la marcó un jugador de segunda línea fichado esta temporada, Gning.

El máximo artillero del conjunto ‘azul’ es el mediapunta Jorge Félix con cinco goles. Recuperar la capacidad ofensiva que había mostrado el futbolista madrileño hasta el partido contra el Cornellà puede ser una de las claves para terminar con la endeblez atacante que arrastra el elenco de Gerard Albadalejo.