El Lleida hace historia en Anoeta

El equipo catalán remontó un 3-0 con coraje para hacer historia en el siempre complicado estadio de Anoeta.

El Lleida hace historia en Anoeta
Foto: Twitter Lleida Esportiu
Real Sociedad
2 3
Lleida Esportiu
Real Sociedad: Ramírez; Carlos Martínez, Navas, Llorente, De la Bella; Rubén Pardo (Zurutuza, min. 61), Prieto (Zubeldia, min. 55), Canales; Vela, Juanmi y Jon Bautista (Oyarzabal, min. 79).
Lleida Esportiu: Diego Rivas: Aitor Núñez, Musa Bandeh, Valiente, Eneko; Trilles, Javi López, Manu Molina; Marc Nierga (Radulovic, min. 75), Jorge Félix (Pumar, min ), Jordi Martínez (Andriu, min. 88).
MARCADOR: 1-0, min. 24, Diego Llorente. 2-0, min. 34, Juanmi. 2-1, min. 56, Aitor. 2-2, min. 59, Manu Molina. 2-3, min. 87, Radulovic.
ÁRBITRO: Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó a Toño, Zubeldia y Núñez.
INCIDENCIAS: Estadio de Anoeta, San Sebastián. Dieciseisavos de la Copa del Rey 2017/18. 8.819 espectadores

El Lleida llevaba a sus espaldas un resultado difícil del partido de ida al caer por 0-1 en el Camp d’Esports. Todas las apuestas daban por favorito a la Real Sociedad, pero el modesto equipo de Segunda B pudo contra el gigante de primera, otra vez. Ya tenemos la primera sorpresa de la temporada en Copa del Rey, y viene de mano del Lleida Esportiu. Sorprendente hazaña si se tiene en cuenta que llevaba su peor racha en 2 décadas. El equipo llevaba seis partidos sin ganar, y los últimos cinco sin marcar ningún gol. Pero los números son una cosa y el fútbol es otra. El humilde derrotó al grande, quien no supo mantener su ventaja de la ida y el empate a 3 da el pase al Lleida por la ley de los goles fuera de casa. La gran remontada que consiguió el Lleida Esportiu en Anoeta le permite avanzar a octavos de final de la copa, esa hermosa copa en la que puede pasar de todo en 180 minutos. Y se ha vuelto a demostrar.

La Real Sociedad empezó más fuerte que el Lleida mostrando buen fútbol, así que tuvo las primeras ocasiones del partido hasta que abrió el marcador en el minuto 24 con un cabezazo de Llorente, que encaminaba el que parecía un plácido camino de los txuri-urdines hacia la siguiente ronda. Un gol que, por cosas del destino, sería similar en ejecución y en la misma portería al que les dejaría fuera de la eliminatoria 60 minutos más tarde.

Diez minutos más tarde, en el 34, Juanmi culminaba en gol un uno contra uno ante D. Rivas después de un pase milimetrado de casi 50 metros de D. Llorente. Así se llegaba a la media parte y las esperanzas por parte de los visitantes seguían vivas, pero eran escasas hasta que, a los diez minutos de la reanudación, Aitor Nuñez entraba sólo por la derecha del área de penal y cruzaba un zapatazo desde la cruz del área de meta para despertar las ilusiones de los del Segriá. Tan solo dos minutos después, el otro lateral, Moussa Bandeh, consiguió desmarcarse bien de su marcador dentro del área y después de controlar el balón, una mala salida del portero realista Toño, lo arrolló provocando un claro penalti. El encargado de lanzarlo fue Manu Molina, el ex del Deportivo, que tiró raso a la derecha de Toño, quien tocó el balón y casi lo ataja, pero finalmente entró y supuso el empate a 2.

El cambio definitivo llegó en el minuto 74 cuando el canterano Bojan Radulovic, de tan sólo 18 años, salía al campo para conseguir la épica. Y así lo hizo. A 3 minutos del final, el mismo Manu Molina colgaba un balón al área que encontraba la cabeza del serbio, quien superaba a Toño y marcaba el gol que significaría el resultado definitivo del partido. Ese gol tan especial que marca un canterano en su primer tanto con el primer equipo y que, además, es el de la épica para los hombres de Gerard Albadalejo, con un pase para los octavos de final de la Copa del Rey.

En busca de rival

El Lleida tendrá que esperar hasta el próximo martes 5 de diciembre a las 13 horas para conocer a su próximo rival en los octavos de la Copa, que se disputarán durante el mes de enero, a priori los días 3 y 10, salvo cambios de días por acuerdos televisivos. El equipo catalán fue el primer clasificado de la categoría de bronce para esta ronda hasta la clasificación horas después de la SD Formentera también en tierras vascas, en San Mamés.