Ambición sin premio

La falta de acierto empaña un buen partido del Real Murcia que fue superior al Betis B pese a jugar media hora con uno menos

Ambición sin premio
Elady en una disputa por el balón
Real Betis B
0 0
Real Murcia
Real Betis B: Pedro López, Esteban, Redru, Junior, Nil, Miguel (Abreu 61’), Rober (Nieto 83’), Hinojosa, Tellado (Iván Navarro 71’), Irizo Loren.
Real Murcia : Biel Ribas, Armando, Orfila, Álex Ortiz, Fornies, Mateos (Juanma 39’), David Sánchez, Santi Jara, Carnicer (Llorente 57’), Elady, Chamorro (Pedro Martín 70’).
ÁRBITRO: Alexandre Alemán Pérez (comité canario). Enseñó tarjeta amarilla a Carnicer, Elady, Mateos y Fórnies por parte del Real Murcia. Expulsó al defensa grana Álex Ortiz por doble amarilla

 

El Real Murcia llegaba a Sevilla tras sumar dos victorias consecutivas en liga y con la posibilidad de asaltar el liderato. Para ello debía vencer a un Betis B que llegaba con la moral por las nubes tras golear en el Cartagonova la semana pasada.

El once de Salmerón fue el esperado, siendo la colocación de Armando como lateral derecho la única sorpresa. El técnico murcianista solo repitió a Orfila, Mateos y David Sánchez en comparación con el once que presentó el pasado miércoles en el Camp Nou. El resto no fueron titulares.

El partido empezó con mucha intensidad en el Real Murcia y es que los granas contaron con numerosas ocasiones para haber encarrilado el partido en el primer acto. La más clara la tuvo Chamorro. El delantero oriolano se plantó solo en el área verdiblanca pero su disparo fue demasiado cruzado y se marchó por poco. La primera parte tuvo su cara amarga tras la lesión de Mateos. El madrileño, que venía de varias semanas parado por una lesión en un entrenamiento en Nueva Condomina, tenía que abandonar el terreno de juego pasada la media hora debido a una lesión muscular. 

En el segundo acto el guión no cambio y la batuta del partido seguía en manos de los de Salmerón. Hasta que llegó la jugada clave. El colegiado señalaba el punto de penalti por mano de Alex Ortíz. El Murcia se quedaba con 10 debido a la expulsión por doble amarilla de su central. Parecía que el partido se podía poner del peor color para el Real Murcia pero, una vez más, Biel Ribas volvió a vestirse de héroe deteniendo la pena máxima lanzada por Loren Morón. El guardameta mallorquín detiene su tercer penalti en lo que va de curso. Sin duda alguna acierto total de Deseado en verano firmando a un portero de superior categoría. 

A partir de ahí el Betis B se creció debido a su superioridad numérica y empezó a hacer más acto de presencia en el área murcianista. Pero el Real Murcia ni mucho menos se echó atrás y, pese a contar con uno menos, tiró de coraje para intentar llevarse el partido.  David Sánchez pudo abrir la lata tras cazar un balón en el segundo palo, pero su disparo fue rechazo por Pedro, portero bético, con la punta de los dedos. El tiempo pasaba y el gol murcianista seguía sin llegar. Elady, que tras cuatro partidos sancionado volvía a vestirse de corto, pudo darle la victoria a los suyos tras rematar en una posición inverosímil pero mandó el balón a la madera. El jinense estaba con ganas y minutos más tarde volvía a encontrarse en con una ocasión de oro tras plantarse solo delante del meta local, pero tampoco resolvió.

El partido, por muy raro que pareciese, acabó sin goles. El Real Murcia mereció mucho más en su visita de Sevilla pero la pólvora grana no tuvo su día y la falta de gol dejó a los pimentoneros sin una victoria que hubiese sido oro, pese a que el empate no termina de ser del todo negativo. 

Ahora el centenario equipo de la capital del Segura se prepara para afrontar el último partido del año en Nueva Condomina. Los granas recibirán a un Lorca Deportiva en descenso pero dispuesto a dar guerra y asaltar el feudo grana, donde el Real Murcia solo ha perdido 3 veces en este 2017 (2 en liga ante Écija y UCAM y una en copa ante el Barça).

VALORACIONES: Biel Ribas (3 puntos), Pedro López (2 puntos) y Elady (1 punto)