Reparto de puntos en un derbi insulso y sin tiros a puerta

Villanovense y Mérida empatan a cero tras un partido muy táctico y con pocas ocasiones de gol. Kike Pina vio la quinta tarjeta amarilla y no jugará ante el Extremadura.

Reparto de puntos en un derbi insulso y sin tiros a puerta
Foto: José María Colomo (Vavel.com)
CF Villanovense
0 0
Mérida AD
CF Villanovense: Landro, Arroyo, Tapia, Espín, Gonzalo, Pajuelo, Kamal (Elías, min.77), Jacobo (Osterholm, min.83), Anunciatta, Carlitos (Curro, min.70) y Pedro Beda.
Mérida AD: Felipe Ramos, Iván Pérez, Kike Pina, Michele Diana, Paco Aguza, Javi Chino, Julio de Dios, Javi Hervás, Kiu (Jokin Esparza, min.87), Santi Villa (Mustapha, min.59) y Javi Gómez (min.70)
ÁRBITRO: El colegiado amonestó a los locales Elías y Osterholm y a los visitantes Javi Gómez, Kike Pina y Kiu.
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la jornada 17 de la Segunda División B en el grupo 4 disputado en el Estadio Romero Cuerda. Más de 2.000 espectadores, unos 600 procedente de Mérida.

Un partido con el resultado final de 0-0 nunca es un disfrute para el aficionado. Pues menos aún, cuando ninguno de los dos equipos han tirado entre los tres palos en los 90 minutos. Y eso es, precisamente, lo que han hecho Villanovense y Mérida en un partido que, como reconocían los dos técnicos tras el pitido final, no ha sido nada vistoso para los aficionados.

Además, el poco juego vistoso de ambos y las bajas temperaturas contagiaron a los aficionados que se encontraban en el Romero Cuerda en lo que fue un derbi que no pasará precisamente a la historia.

Villanovense y Mérida llegaban al partido con bajas importantes. Iván Ania apostaba por dos centrales, Gonzalo y Espín, con falta de partidos y de ritmo en la temporada y la apuesta le salió bien. Los zagueros serones estuvieron fuertes atrás, dando confianza a los suyos. Por su parte, Nafti, se la jugaba con Javi Gómez en punta para pelear balones aéreos con un buen Javi Hervás por detrás.

El respeto entre ambos fue palpable durante todo el encuentro. Iván Ania y Mehdi Nafti tenían bien medidos a sus rivales por lo que el partido fue muy táctico, muy de entrenadores, por desgracia de los allí presentes. Los dos equipos sabían que un simple error haría que balanza cayese sobre un lado u otro, por lo que en zona defensiva la premisa era clara: sin complicaciones.

El Villanovense lo intentó con una jugada a balón parado, pero el remate de Arroyo no encontraba portería. Más tarde lo intentaba el Mérida por medio de Kiu con un tiro desde fuera del área que se marchó por encima del larguero.

En la primera mitad todo estaba muy medido. Los laterales pocas veces llegaban a línea de fondo cuando se incorporaban al ataque, el centro del campo estaba muy poblado y las áreas se pisaban en contadas ocasiones. Tras el descanso, ambos equipos se soltaron más pero no lo suficiente para inaugurar el marcador.

Leandro y Felipe Ramos empezaron a tener algo de trabajo, aunque la mayoría de balones que atajaban eran de faltas o centros laterales que no encontraban remate. Los dos equipos sabían que una jugada a balón parado bien ejecutada podía dar los tres puntos por lo que defendieron bien el balón parado. Precisamente así llegó una jugada de peligro para el Villanovense en la que Espín la peinó pero entre Michele Diana y Felipe Ramos consiguieron adelantarse a Gonzalo y despejar el balón

La más clara del partido la tuvo el Villanovense. Pedro Beda recibía el balón y tocaba a la frontal del área para Annunciata que estaba entre Diana y Paco Aguza. El futbolista serón aguantó el balón y esperó la incorporación ofensiva de Tapia por la izquierda, al que le sirvió un gran balón y con un tiro raso cruzado finalizó la jugada pero el balón se fue rozando el palo de la portería de Felipe Ramos.

Poco después, tras un centro al área, Elías se encontró con un buen balón en línea de fondo que centro fuerte y raso pero no encontró rematador. El Mérida también lo intentaba en ataque con la entrada de Mustapha y Hugo Díaz y con un Javi Hervás, que desprende fútbol pero al que el juego trabado no le beneficiaba.

Los romanos tuvieron su oportunidad más claro en los minutos finales del partido cuando Hugo Díaz recibía solo en la frontal del área pero Gonzalo lo derribó. Javi Hervás fue el encargado de tirar la peligrosa falta pero fue a la barrera y su rechace no lo pudo aprovechar Kike Pina y logró despejar la zaga serona. Precisamente Kike Pina fue una de las noticia negativas del partido para el Mérida. El lateral romano vio la quinta tarjeta amarilla, por lo que no estará en el derbi de la semana que viene ante el Extremadura.

Serones y romanos enterraron la espada tras un partido muy típico de la Segunda División B, con intensidad y pocas ocasiones de gol, y se repartieron un punto para cada uno, colocándose en novena y décima posición respectivamente con 24 y 25 puntos, muy cerca de la cuarta plaza que actualmente tiene el Granada B con 27 puntos.

Puntuaciones VAVEL

Javi Hervás (Mérida AD)

3 Puntos

Espín (CF Villanovense) 2 puntos
Julio de Dios (Mérida AD) 1 Puntos