Cuarta visita ovetense a la ciudad de Lorca

El Real Oviedo se enfrentará por primera vez en su historia al Lorca FC, aunque ya visitó en ocasiones anteriores la ciudad para enfrentarse a otros equipos del municipio.

Cuarta visita ovetense a la ciudad de Lorca
El Real Oviedo visitará por cuarta vez la ciudad de Lorca. | Foto: J. Mondéjar (VAVEL España)

La jornada 17 de LaLiga 1|2|3 nos dejará un bonito encuentro en el Francisco Artés Carrasco entre el Lorca FC de Curro Torres y el Real Oviedo. Será la cuarta vez en la historia que el equipo asturiano visite la Ciudad del Sol, y la primera vez que estos dos equipos se enfrenten debido a la reciente fundación del club blanquiazul. Anteriormente, se enfrentaron al Lorca Deportiva y al ya extinto Lorca CF. En estos enfrentamientos el equipo lorquino sumó una victoria y dos derrotas.

La primera ocasión que el Real Oviedo visitó la ciudad de Lorca, fue en el año 1984 cuando los asturianos disputaron la jornada ocho de la Segunda División española frente al Lorca Deportiva. Los locales consiguieron la victoria con un resultado de dos goles a cero en el choque disputado en el antiguo estadio de la ciudad, el Municipal de San José.

El segundo partido se disputó en esa misma temporada dentro del marco de la Copa de la Liga disputada entre estos dos equipos de Segunda División. En esta ocasión, el Real Oviedo salió victorioso con un resultado de dos goles a tres en un partido muy igualado donde los lorquinos compitieron obligando a sus rivales a marcar dos goles tardíos que confirmaban su victoria en la ida de aquella ronda de Copa.

El tercer y último partido que enfrentó al Real Oviedo con un equipo lorquino fue en 1999 en la primera ronda de la Copa del Rey siendo entrenador Luis Aragonés. Los lorquinos cayeron derrotados por un gol a cero dando el pase a la siguiente ronda para el club asturiano. Este sábado, el conjunto ovetense visitará por primera vez el Artés Carrasco, inaugurado en el año 2003. Encuentro sin precedentes en la Segunda División española a pesar de que los rivales conocen bien la ciudad.