El Alcorcón es el equipo menos goleador de toda la Segunda División

El equipo del sur de Madrid tiene en su haber los peores registros ofensivos de lo que va de Segunda División.

El Alcorcón es el equipo menos goleador de toda la Segunda División
El Alcorcón enfrentándose al Almería en Santo Domingo | Fotografía: laliga.es

Primer cuarto de temporada cumplido y las estadísticas empiezan a ser importantes en el campeonato. El Alcorcón es el equipo menos goleador de la categoría con solo cuatro tantos en su haber y el lujo de tener a un delantero en punta como David Rodríguez choca con la ineficacia del equipo en la fase de creación a pesar de que tres de los cuatro goles marcados tienen el sello ‘’DR7’’. Aunque por el contrario, se sitúa a su vez como uno de los equipos que menos goles encaja con nueve goles teniendo por delante a Reus, Real Oviedo y Mallorca con mejores estadísticas defensivas.

Cuatro goles repartidos en cuatro partidos de diez disputados y todos y cada uno de ellos marcados individualmente. Los únicos cuatro goles que ha marcado el conjunto amarillo han sido todos de centros laterales o jugadas iniciadas en banda, ninguna consecución del gol ha sido fruto de una jugada elaborada. El equipo parece dar síntomas de flojera en el centro del campo donde se echa en falta un jugador creativo que distribuya y sobre el que gire el juego o que sea capaz de desenvolverse para conectar con sus compañeros y llevar el balón hacia zonas de ataque.
 

Sergio Aguza, quizás el que más se esperaba para ejercer este rol no termina de aportar ese perfil de jugador y Pablo Pérez ha brillado de manera intermitente. Por su parte, Tropi apenas ha tenido minutos y Víctor Pérez muy irregular y sin nada que destacar. Los centrocampistas restantes como Manuel Sánchez o Toribio son de corte defensivo o de contención por lo que esa labor queda exenta.

Hacer que la maquinaria alfarera funcione o al menos sea efectiva es el reto al que se enfrenta el nuevo entrenador del Alcorcón, Julio Velázquez. El míster declaró en las horas previas a su primer choque liguero y en repetidas ocasiones que el estilo de juego se basaría en torno a las cualidades del equipo y características de sus jugadores y que primaría ser efectivo antes que cualquier otra cosa. Contra el Almería ya se vio algo de lo que Julio Velázquez quiso inculcar a los suyos: paredes y combinaciones rápidas y sencillas que sumadas al desborde por banda supongan ocasiones de peligro.

Julio Velázquez ha dispuesto de su primera semana de trabajo completa con el equipo a su disposición y el domingo tendrá otra prueba de fuego a las 12:00h en Mallorca. Un duelo de equipos necesitados de puntos para salir de las zonas bajas y no empezar a ahogarse en pleno arranque liguero.