Barça B, un filial en apuros que quiere tomar aire

El próximo domingo el Barça B visitará el Anxo Carro para buscar una victoria que lo aleje de los puestos de descenso. La última derrota frente al Alcorcón contrasta con la buena racha que estaba atravesando el equipo que dirige Gerard López.

Barça B, un filial en apuros que quiere tomar aire
Jugadore del Barça B en un partido | Foto: LaLiga

El FC Barcelona B se enfrentará esta jornada al CD Lugo. Los catalanes llegarán con hambre después de caer derrotados en su último enfrentamiento liguero ante el Alcorcón, e intentarán derrotar a un Lugo que también viene de perder en Zaragoza. A pesar de este último traspié, las sensaciones ofrecidas en los últimos partidos por el cuadro que dirige Gerard López habían sido bastante esperanzadoras, ganando los tres enfrentamientos anteriores (frente a Córdoba, Granada y Tenerife).

La temporada del filial culé está siendo bastante discreta, y los 30 puntos conseguidos hasta el momento solo le han permitido colocarse 17º, apenas un punto por encima de la Cultural Leonesa, que abre la zona de descenso. Las aspiraciones de este equipo difieren mucho de las de su rival del domingo: mientras el Lugo parece que peleará por volver a la zona de playoff lo antes posible, los catalanes ansían asegurar su permanencia lo antes posible.

El objetivo es recuperar ese impulso que estaba viviendo el equipo después de un mercado de invierno marcado por la llegada de nuevos futbolistas como Christian Rivera, Matías Nahuel, Ballou Tabla, Martín Hongla o Marcus McGuane, llegados para subir el nivel de un plantel ya por si de gran nivel liderado por figuras como Aleñá o Arnaiz.

Respecto a la formación, habrá que esperar al partido para descubrir si Gerard López apuesta por el 4-4-1-1 empleado en la derrota ante el Alcorcón, o si vuelve al 4-3-3 que tan buen resultado le estaba dando en los últimos encuentros.  

Los números del club culé en ataque no son del todo malos, lleva 30 goles a favor (dos más que el Lugo), aunque en el plano defensivo la situación varía: con 31 goles encajados (cuatro más que los gallegos), solo los equipos en puestos de descenso, el Valladolid y el Nástic han recibido más goles. Además, tras los equipos situados en puestos de descenso, es el equipo que más partidos ha perdido en la categoría, y solo ha logrado hacerse con la victoria en siete partidos, casi la mitad de los que ha ganado el Lugo.