La puntería condena a una gran España

Gran encuentro el ofrecido por la selección española femenina sub-17 en las semifinales del Mundial de Jordania. Se medían dos de las favoritas, reeditando la gran final de hace dos años. El resultado definitivo, un 3-0 para Japón que no hace justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Y es que España maniató, sobre todo en el primer acto, a un conjunto nipón que nunca se había visto tan comprometido en el torneo. Sin embargo, la tempranera diana de Takahasi y ya tras la reanudación dos tantos más (uno en propia y otro de penalti) impidieron un mejor puerto para el gran trabajo de presión, toque y combinación de las chicas de Toña Is. Japón y Corea del Norte, las dos potencias de la categoría, se disputarán el oro para repetir una final asiática que se llevaron las norcoreanas. España se jugará el bronce ante Venezuela.

La puntería condena a una gran España
Las dos imágenes del encuentro, alegría japonesa y tristeza española. | Foto: FIFA.
ESPAÑA
0 3
JAPÓN
ESPAÑA: Noelia; Lucía Rodríguez, Pujadas, Natalia (Lorena, 89´), Ona; Aleixandri, Paula (Eizaguirre, 78´), Rubio (Torrodà, 83´); Eva Navarro, Candela, Pina.
JAPÓN: Tanaka; Tomita (Ushijima, 68´), Wakisaka, Takahira, Kitamura; Nagano, Kanno, Kojima (Nojima, 78´); Chiba, Endo (Miyazawa, 61´), Takahasi.
MARCADOR: 0-1, Takahasi (14´) | 0-2, Lucía Rodríguez en propia (48´) | 0-3, Takahasi de penalti (76´).
ÁRBITRO: Marie-Soleil Beaudoin (Canadá). Amonestó a Wakisaka (7´) por parte de Japón y Aleixandri (75´) por parte de España.
INCIDENCIAS: Semifinal del Mundial Femenino Sub-17 Jordania 2016.

No pudo ser. Se jugó, se luchó, se batalló, se intentó… pero no pudo ser. Japón venció en las semifinales del Mundial Femenino Sub-17 de Jordania y apartó a España de la gran final del torneo. Pese a lo abultado del resultado definitivo, lo cierto es que esa amplitud en el electrónico no fue real sobre el terreno de juego. La selección española dispuso de ocasiones, sobre todo en el primer acto, pero finalmente la vigente campeona del mundo fue más certera y buscará repetir el éxito de Costa Rica.

La selección española femenina sub-17 realizó un fantástico encuentro de inicio a fin, maniatando incluso por momentos a una Japón hasta la fecha indestructible por parte de ningún rival, salvo una Corea del Norte que la derrotó en la final asiática y contra la que curiosamente se jugará la medalla de oro el próximo 21 de octubre a las 19:00 horas.

Por su parte, España tiene la opción todavía de hacer historia. No en vano, si precisamente el viernes 21 de octubre a partir de las las 16:00 horas consigue superar a Venezuela en la lucha por el bronce se convertirá en la única selección sub-17 capaz de colgarse un metal en todas sus participaciones mundialistas de la categoría. Aún hay mucho en juego.

Sorpresas en Japón

Japón sorprendió ya antes de iniciarse el choque. Y es que el seleccionador Naoki Kusunose incluyó hasta cinco cambios con respecto al once que venció a Inglaterra en cuartos de final, entre ellos curiosamente Hinata Miyazawa y la goleadora Riko Ueki. De esta forma, el preparador asiático prescindía de dos de sus jugadoras más determinantes durante el torneo. Momoko Tanaka volvió a ejercer como solvente guardameta, con una línea defensiva en la que tan solo repetirían las dos centrales, Reina Wakisaka y Miyu Takahira. Y es que los laterales fueron ocupados en esta ocasión por Miyu Tomita y Nanami Kitamura, relegando al banquillo a Riko Ushijima y Rio Kanekatsu.

Kusunose sorprendió y dejó en el banquillo a Ueki y Miyazawa; España, con el mismo once

Donde varió menos Kusunose fue en el centro del campo. Continuó Fuka Nagano, la cerebro del equipo y única superviviente del pasado campeonato mundial de 2014, y Oto Kanno, situándose junto a ellas la novedosa Seira Kojima en lugar de la citada Miyazawa. Por último, del habitual trío de ataque tan solo repitió Jun Endo. Remina Chiba actuó por la derecha y Hana Takahari como delantera en sustitución de Ueki. Mucho fondo de armario el de Japón, mucho bueno donde elegir.

Por su parte, España repitió el mismo bloque inicial que apease del Mundial a Alemania en cuartos de final. Toña Is no dio lugar a las sorpresas y alineó a Noelia Ramos en portería, con Lucía Rodríguez y Ona Batlle en los laterales y Berta Pujadas y Natalia Ramos como centrales. Esto mantuvo a la polivalente Laia Aleixandri en el centro del campo, junto a las ya habituales Paula Fernández y Silvia Rubio. Y arriba se mantuvo Claudia Pina. La delantera volvió a ser titular, relegando de nuevo a Lorena Navarro a la suplencia. Junto a la catalana volvieron a estar Eva Navarro y Candela Andújar. En el banquillo había opciones de mucha calidad para todas las posiciones. La batalla estaba servida.

Takahasi anotó y España mejoró

18:00 horas. El telón de la semifinal subía. El inicio de la reedición mundialista estaba servido. El espectáculo comenzaba. Y lo cierto es que Japón entró mejor al envite en los primeros minutos. Las centrales mantenían el balón, Nagano y Kanno lo distribuían con rapidez e inteligencia y el raudo tridente ofensivo se entendía en eléctricas combinaciones. Fruto de ello llegaría el tempranero tanto nipón. Buen balón filtrado desde el costado derecho, la atacante ganó área con rapidez y su medido centro al corazón del área pequeña no lo perdonaría Takahasi. Era el 0-1. La contienda se complicaba desde muy pronto.

Pero, lejos de lo que se podría imaginar ante la vigente campeona del mundo, España dio un paso al frente. Con una línea de presión muy arriba, el esperanzador inicio asiático se convirtió en tan solo un espejismo. Japón no conseguía conexionar, el fantástico entramado posicional y de presión españoles metían en importantes problemas a las japonesas ya desde su punto de partida. La jugada no salía limpia, Japón perdía el balón, Japón no pasaba del centro del campo, Japón sufría.

España incomodó la salida de balón de Japón y dispuso de muy buenas ocasiones en el primer acto

En contraposición, España se gustaba. La presión causaba el efecto deseado, las rivales no se encontraban entre sí, las recuperaciones se hacían continuas y las llegadas al área nipona se tornaban cada vez más peligrosas. Así las cosas, las ocasiones no tardaron en emerger. Pina fue la gran protagonista de ellas, marrando dos buenas opciones para equilibrar la contienda. Primero se zafó rauda e inteligente de su marca para encontrarse con Tanaka; y posteriormente envió muy alto un rechace tras internada de Candela en el área cuando ya se cantaba el gol. Aunque la delantera no encontraba portería, su juego iba más allá, recuperando balones, conduciéndolos y relacionándose con sus compañeras. Sin duda, fue una de las más destacadas.

Eva Navarro en un disparo que despejaría Tanaka y Ona en un lanzamiento lejano también probaron fortuna antes del descanso. Y la colegiado pitaría. El camino a vestuarios se abría paso y presagiaba una emocionante segunda mitad, con una España dominadora y una Japón incómoda pero que se encontraba por delante en el marcador.

Mala fortuna

La reanudación trajo consigo el mayor jarro de agua posible. Minuto tres y desafortunado gol de Japón. Las niponas ganaron área, centraron y el envío de Tomita tras exquisito pase filtrado de Nagano se encontraría con el pie de Lucía Rodríguez para introducirse llorando en la portería de Noelia. Ella no quería, pero el centro era peligroso, con hasta dos jugadoras esperando solas el remate. No había otra opción. Todo se ponía cuesta arriba.

Con todo, y pese a las adversidades, España siguió intentándolo ante una Japón mejorada en el segundo período, a nivel futbolístico y gracias también a la comodidad del electrónico. La Selección lo tenía claro y buscó continuamente a Candela en el costado izquierdo. La extremo catalana superaba una y otra vez a Tomita merced a su velocidad y regate y conexionaba precisa con Paula y Pina, las otras jugadoras más activas en el último sector. Y debido a este protagonismo, Candela y Pina dispondrían de otras dos ocasiones claras para haber reducido distancias en el electrónico. La primera se encontraría con Tanaka tras hacerlo todo perfecto menos el remate definitivo; mientras que la atacante catalana volvía a errar una nueva ocasión.

Los minutos pasaban, el marcador no se movía y Japón cada vez se asomaba con mayor asiduidad. Y así llegaría el penalti que sentenciaría cualquier atisbo de remontada. Natalia agarraba de la mano a Takahari cuando ésta disparaba ante Noelia y la colegiado señalaba el punto fatídico una vez Lucía hubo despejado el esférico en la misma línea de gol. Y la delantera, hoy en el lugar de Ueki, reafirmaba la apuesta del técnico con su segunda diana del choque, sin duda un golpe durísimo para una España que estaba cuajando una gran semifinal.

Las japonesas fueron más certeras y se jugarán el trono mundial con Corea del Norte, reeditando la final asiática

Aunque las jóvenes internacionales siguieron poniendo raza y corazón, la realidad era que Japón acumuló dos ocasiones más, ambas soberbiamente taponadas por Noelia, quizá la mejor guardameta del campeonato. Nagano firmó un espectacular lanzamiento de falta directa y Nojima intentó un disparo en un mano a mano. Pero en ambos lanzamientos emeregía heroica la portera canaria. El marcador no se iba a mover más.

Lorena, que saldría en el último suspiro, protagonizaría la última opción española, con un cabezazo tras lanzamiento de falta que detuvo Tanaka bien situada. No daba tiempo a más. El partido moría ya la final asiática se hacía realidad. Una gran España no podría disfrutar de la gran final, pero ya hizo disfrutar al público en una semifinal de altísimo nivel.

Últimos retos

El Mundial Sub-17 de Jordania va llegando a su final. Y el viernes 21 de octubre se vivirán los últimos grandes duelos. Japón y Corea del Norte se jugarán el cetro mundial; tres horas antes, España y Venezuela intentarán coronarse con la medalla de bronce.

Las asiáticas han vuelto a confirmar el porqué son las dos grandes potencias mundiales de la categoría. Tanto Japón como Corea del Norte superaron a todos sus adversarios, plantándose en una nueva final. Será la tercera para ambas, coronándose las norcoreanas en 2008 y las japonesas en la pasada edición de 2014. Estas mismas generaciones ya se enfrentaron en la última final asiática sub-16, resultando vencedora Corea del Norte. ¿Habrá revancha? Dos estilos semejantes, basados en la organización, la circulación rápida de balón y la movilidad ofensiva se medirán en la lucha por el oro. Sin duda, será un gran espectáculo.

Pero antes España y Venezuela se jugarán la tercera posición. Y no será cualquier envite. Las españolas buscarán lo nunca logrado por ninguna selección en la categoría: colgarse una nueva medalla que significaría la tercera en otras tantas participaciones. Por su parte, las sudamericanas, tras las históricas semifinales firmadas en 2014, intentarán adjudicarse su primera presea en un evento mundial tras haber perdido frente a Italia en Costa Rica. Aún queda mucho en juego. Todavía queda Mundial.

Equipo 1 Equipo 2 Ronda Día Hora
España Venezuela 3º puesto 21/10 16:00
Japón Corea Norte FINAL 21/10 19:00