Análisis del rival de España: Rusia, el orden como premisa

La selección española se enfrenta este martes a la organizadora del próximo mundial, cuyo juego se centra en la defensa y en los centros laterales.

Análisis del rival de España: Rusia, el orden como premisa
Selección nacional de Rusia en 2017. Fuente: FIFA

España se enfrentará a Rusia el próximo martes a las 19:45 en San Petesburgo. Los de Lopetegui visitan al combinado ruso para seguir preparando la próxima Copa del Mundo contra rivales que ya están clasificados. Mientras tanto, los locales continuarán con su nuevo proyecto dirigido por Stanislav Cherchésov.

Sin estrellas

Tras el fracaso en la Eurocopa de 2016, donde Rusia no pasó de fase de grupos tras empatar a uno con Inglaterra, perder 1-2 ante Eslovaquia, y sufrir una goleada frente a Gales (3-0), la federación comenzó un proceso de reconstrucción que hoy en día todavía no ha quedado definido.

Rusia debía cambiar su estilo por completo, debido a que, a diferencia de otras generaciones, esta ‘hornada’ de jugadores rusos no cuenta con ninguna estrella en torno a la que puedan jugar. Y es que, aunque parezca mentira, el hecho de tener en sus filas a jugadores considerados como referencias mundiales en sus épocas, ha salvado a la escuadra rusa en muchas ocasiones.

Arshavin con Rusia. Fuente: Gettyimages

Arshavin con Rusia. Fuente: Gettyimages

Es el caso por ejemplo de Andréi Arshavin, que con 75 apariciones como internacional, llevó a los suyos a las semifinales de la Eurocopa de 2008, donde cayeron precisamente contra España. Como Unión Soviética, hay que recalcar la figura de Lev Yashin, y es que el legendario guardameta consiguió llevar a los suyos al campeonato olímpico en 1956 y a la consecución de su primera Eurocopa en 1960.

Puesto que, como ya se ha mencionado previamente, Rusia no cuenta en su plantilla con un jugador que destaque sobre los demás, el actual seleccionador ha desarrollado un planteamiento en el que la solución se encuentra en el juego colectivo.

Estructuración sin toqueEn la fase de clasificación y en los últimos amistosos internacionales, Cherchésov ha escogido un esquema táctico 5-2-3 para desplegar a los suyos en el terreno de juego. El juego de Rusia es de los más sencillo (en lo táctico) del continente. El conjunto soviético ofrece una defensa férrea y muy ordenada en la que, tan solo los carrileros y en ocasiones contadas, se limitan a subir a atacar.

Cherchésov, seleccionador de Rusia. Fuente: FIFA

Cherchésov, seleccionador de Rusia. Fuente: FIFA

Mientras tanto, el centro del campo está destinado única y exclusivamente a cortar balones para intentar salir a la contra por las bandas, posición que suelen frecuentar Kokorin y Samedov, dos jugadores muy veloces que posteriormente tratan de buscar a Smolov con centros desde ambos costados del campo.

En conclusión, Rusia se centra en defender de manera muy ordenada y en no conceder espacios para que, primero los carrileros, y después los extremos, suban el balón lo más rápido posible intentando acabar jugada habiendo tocado el balón en pocas ocasiones.

Cherchésov ofrece un fútbol directo y defensivo que, todo hay que decirlo, contra las selecciones ‘grandes’ puede funcionarle. Pero el defender un 0-0 desde el minuto uno siempre es arriesgado, y cuando se ven las caras con un conjunto inferior a ellos en lo individual, los rusos no suelen gestionar bien dichos encuentros, como les pasó por ejemplo ante Irán el pasado mes de Octubre (1-1).

Respecto al partido de mañana, todo parece indicar que Rusia saldrá con su esquema habitual para tratar de mantener a los españoles a raya todos los minutos que puedan, aunque con la calidad de Iniesta, Silva, Asensio y compañía, lo tendrán muy complicado para detener esos pases entre líneas que tantas alegrías han dado a los aficionados de ‘La Roja’.