Prueba fallida en Rusia con protagonistas inesperados

La Selección Española no pudo con el equipo anfitrión del Mundial 2018 en un amistoso muy intenso, con idas y vueltas de ambos conjuntos. Un resultado final de tres a tres, marcado por las decisiones arbitrales de Rocchi, que pitó hasta dos penaltis a favor de 'La Roja', trasformados por el capitán Sergio Ramos. Smolov firmó su particular doblete

Prueba fallida en Rusia con protagonistas inesperados
Sergio Ramos en la celebración de su primer gol del amistoso, donde marcó doblete I Foto: Reuters
Rusia
3 3
España
Rusia: Lunev; Zhirkov, Vasin, Dzhikiya, Kudryashov, Smolnikov; Glushakov, Kuzyayev, Dzagoev, Miranchuk; y Smolov.
España: De Gea; Nacho, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Thiago, Iniesta, Suso, Asensio; y Rodrigo.
MARCADOR: 0-1, min. 9, Jordi Alba. 0-2, min. 35, Sergio Ramos (p), 1-2, min. 41, Smolov, 2-2, min. 50, Miranchuk, 2-3, min. 53 Sergio Ramos (p), 3-3, min. 70, Smolov.
ÁRBITRO: Gianlucca Rocchi (ITA), amonestó a Sergio Busquets y Vitolo por España.
INCIDENCIAS: Partido internacional amistoso disputado en el estadio San Petersburgo Arena, ante más de 60.000 espectadores.

Sonaba primero el himno español en el estadio de San Petersburgo, antes de la sintonía local rusa y la foto de ambos conjuntos con el cartel Welcome 2018. Ya se siente en el país del frío el ambiente mundialista. Lopetegui introducía solo cinco cambios respecto al último amistoso, su rival le copiaba la decisión.

De Gea, Nacho, Asensio, Suso y Rodrigo eran las novedades mientras en Rusia debutaba el guardameta Lunev, también jugaban los jóvenes Mirachuk y Glushakov. La hinchada local rugía con fuerza a pesar del frío, cómo se nota que están acostumbrados. Más de sesenta mil rusos se habían congregado para ver un gran duelo, el tercer amistoso que disputaban estas dos selecciones y que finalizó en igualada, tras un apasionante choque. 3-3 reflejó el electrónico.

Jordi Alba sorprende con la testa

Aunque los locales salían con una defensa de cinco hombres atrás, comenzaron presionando arriba para evitar el cómodo juego de ‘La Roja’. Qué poco conocen a los reyes del toque. Sin casi problemas los de Lopetegui lograban superar ese agobio y combinar fácilmente. Así cayó el primer tanto, para sorpresa de muchos.

Un Asensio enchufado alcanzó el área rusa en apenas cuatro toques, en colaboración con un Iniesta o un Suso muy activos. Cambio de juego del futbolista del Milán, control y centro perfecto del madridista para el cabezazo de un ‘9’.

No, ni Rodrigo ni Sergio Ramos con su alma de delantero. Era el lateral azulgrana Jordi Alba quien aparecía entre los centrales para rematar al fondo de la red. Recordaba viejos tiempos, pues de más cadete ocupaba esa demarcación. Minuto 8, gol que dejaba helada a una afición ya en calor.

Jordi Alba en un partido con el F.C Barcelona esta temporada I Foto: Ernesto Aradilla (VAVEL)
Jordi Alba en un partido con el F.C Barcelona esta temporada I Foto: Ernesto Aradilla (VAVEL)

Sergio Ramos se cobra el error de Rocchi

Espabilaron los rusos, que apretaban arriba también en sus ofensivas. Dzagoev y Smolov llevaban la directa pero todos corrían como un león detrás de su presa. Desplegaban unas garras también de ese oso feroz que se podía ver en una gran tela, sostenida por la hinchada rusa en una de las gradas.

Pero España defendía bien, aunque los atacantes rivales se presentaban cerca del área. Ya lo dijo Julen, que el combinado ruso vivía cada amistoso con mucha intensidad porque no han jugado encuentros de clasificación. No se equivocaba.

Sin embargo, fueron otra vez los españoles quienes encontraron el premio sin demasiado esfuerzo. En este caso, el fallo en el desempeño de sus funciones no fue de los defensas. El colegiado Gianlucca Rocchi consideró penalti un toque con el hombro de Kuzayev en su área. Desde lejos parecía mano, el maravilloso video de la repetición aseguraba lo contrario.

El colegiado italiano Gianlucca Rocchi, protagonista inesperado del amistoso entre Rusia y España I Foto: UEFA
El colegiado italiano Gianlucca Rocchi, protagonista inesperado del amistoso entre Rusia y España I Foto: UEFA

El camero Ramos tiraba de galones para coger el balón y anotar con un disparo raso la pena máxima. Adivinó el debutante arquero ruso pero le faltó más convicción en la estirada. Dos a cero en el marcador.

Smolov y Zhirkov dan muestras de su clase

No se arrugó nada la selección local. Cada puñalada visitante era respondida con más ímpetu ruso y con esas ganas recortaron distancias. En los últimos quince minutos apretaron de lo lindo.

Nacho achicaba agua por su banda, Jordi Alba despejaba en una acción rapidísima desde atrás para evitar el remate final de Glushakov. Pero nada pudieron hacer frente al recorte del delantero Smolov en el borde del área, previo al disparo ajustado a la derecha. Tampoco pudo llegar De Gea.

Después de la pausa, tres cambios en España: Alberto Moreno, Illarramendi y José Callejón. Sin modificaciones en el combinado ruso, la calidad seguía en el campo. En una jugada por banda izquierda entre Dzagoev y el lateral ex del Chelsea Zhirkov. Igualada de Rusia nada más arrancar la segunda mitad, tanto del joven Miranchuk.

Que Rocchi no vuelva por Moscú

Otro error del árbitro o una infracción insuficiente para ser penalizada propició el doblete de Ramos, antes de ser sustituido por Vitolo. De nuevo repitió en el lanzamiento, con otros amagos previos. El que estaba siendo agarrado era Busquets, no el capitán, pero el penalti ya estaba sancionado en área rusa.

El amistoso estaba siendo apasionante, su devenir parecía escrito antes del comienzo. Pues tras cada gol visitante llegaba el golpe ruso. En las botas de Smolov, otra vez. Una batalla entre Sergio Ramos y el ariete por ver quién se llevaba el gato al agua. Zapatazo del ‘11’ a la escuadra, tras una acción iniciada en saque de banda. 3-3.

Smolov, autor de un doblete con dos auténticos golazos de 'killer' I Foto: AFP
Smolov, autor de un doblete con dos auténticos golazos de 'killer' I Foto: AFP

Mala defensa de los españoles, que además se quedaron en minoría tras la última modificación del técnico. Probó Lopetegui con tres atrás y dos pivotes, al dar entrada a Saúl. No le funcionó mucho. La conexión canaria también accedió al verde, volvían los dos cracks juntos (Silva-Vitolo).

Con el empate se acercaba el final de un intenso duelo, Rodrigo pudo decantar la balanza en dos manos a mano. Gran pase al hueco de Illarra pero desacierto en el tiro del valencianista. De alguna también gozó Rusia, pero sin más peligro.

Más miedo dio un último choque del partido, del que salió en camilla el portero ruso tras recibir un brutal golpe de rodilla con el propio Rodrigo. Aplausos de la hinchada para el debutante y final feliz en San Petersburgo para ambos conjuntos. Sin ganador pero un amistoso muy disfrutado.