Montella: "Debemos convertir los silbidos en aplausos"

El técnico sevillista reconoce que hay mucho que mejorar pero que la victoria es merecida y está contento por el pase a la siguiente ronda.

Montella: "Debemos convertir los silbidos en aplausos"
Montella: "Debemos convertir los silbidos en aplausos" | Foto: SFC

El Sevilla FC lograba su pase a cuartos de final de la Copa del Rey tras vencer al Cádiz CF en el Sánchez-Pizjuán (2-1). Vincenzo Montella comparecía ante los medios en la rueda de prensa posterior al encuentro, mostrándose contento con el resultado final y no dando demasiada importancia a la irregularidad del equipo sobre el césped.

El italiano declaró que la actitud de inicio de su equipo fue la correcta y que se crearon muchas ocasiones, sin embargo el nivel bajó de forma alarmante sobre todo en la recta final: "Es verdad que cometimos errores banales que han provocado que el rival tenga ocasiones". En general, no obstante, calificó la victoria y la clasificación como "merecidas" aunque afirmó que deben "mejorar sobre todo en los últimos diez minutos, en donde hemos cometido varios errores". 

En ciertos momentos, la grada de Nervión habló y lo hizo para reprochar a sus jugadores lo sucedido ante el Betis y la irregular campaña en general: "Los silbidos los tenemos que aceptar, se lo he dicho a mis chicos en el vestuario. No son solo por el partido de hoy sino que vienen un poco por el resultado del derbi". No obstante, el entrenador se mostró optimista y confía en que esta situación se sacará adelante: "Pero creo que no hay un estímulo más grande para un futbolista que intentar convertir estos silbidos en aplausos, y esto se consigue con el trabajo y esto es lo que vamos a intentar hacer. Espero que todos lo consigan".

Para Montella, el juego del equipo no fue peor que en el derbi, y aclaró que la afición es soberana y cree que su respaldo es y seguirá siendo clave: "Cuando he jugado aquí como adversario he sentido el calor de la afición hacia sus jugadores durante todo el partido. Nosotros para revertir esta situación lo que tenemos que hacer es trabajar. Me gusta muchísimo jugar delante de nuestros aficionados y el estímulo más grande que tenemos ahora mismo es convertir estos silbidos en aplausos".

Como reflexión final, dejó claro que en el poco tiempo que lleva en la capital andaluza sus sensaciones son buenas por lo que ha podido ver de su plantilla: "Llevo aquí pocos días, estamos haciendo pocos entrenamientos porque nos toca jugar muchos partidos, casi cada tres días, pero yo en la plantilla veo muchísima calidad. Está claro que podemos mejorar y tenemos que trabajar, pero estoy contento".