El once titular no falla

Tras las numerosas rotaciones que realizó Montella ante el Eibar, volvió a sacar a los once futbolistas que todo sevillista se sabe de memoria. No fallaron y el Sevilla volverá a jugar una final.

El once titular no falla
Correa festeja su gol / Foto: Sevilla FC

Cierta incertidumbre había entre el sevillismo sobre si su equipo haría un buen partido o se parecería al que salió goleado del País Vasco. Montella lo tuvo claro y puso a los once futbolistas que están más en forma. Estos futbolistas saben a la perfección qué tienen que hacer y eso se nota y mucho para el resultado del encuentro.

El Mudo, Correa y Muriel siguen dejándose querer entre los aficionados tras otra gran actuación. Cuando más en entredicho estaban, han sabido resurgir de sus cenizas a la par que el equipo. Una vez aparcada la Copa, queda por ver cómo actuará el equipo hispalense en liga, competición que últimamente tiene algo olvidada.

El cuarteto ofensivo

Una de las cosas que más se nota del estilo de presión de Montella es cómo presionan los jugadores ofensivos. Muriel, Franco Vázquez, Sarabia y Correa se entienden a la perfección y saben a dónde tienen que ir. El caso más llamativo es el del colombiano. Tras desembolsar por él unos 20 millones de euros, el ex de la Sampdoria había mostrado muy poco hasta el partido en el Wanda en la ida copera. Desde entonces se puede ver a un jugador que corre y presiona con sentido, además de ver unas impresionantes arrancadas con el balón que dejan atrás a los rivales. Gracias a una de esas arrancadas logró llegar a la línea de fondo para dar una gran asistencia para el Tucu.

El Mudo dio una masterclass de cómo mantener la posesión del balón

El Mudo es otro jugador que había mostrado tener unas grandes cualidades que podían ayudar y mucho al equipo pero que por su forma de ser no lograba agradar al respetable. Así, con el nuevos sistema táctico, logra tener más protagonismo, ya que le llegan más balones y tiene más incidencia en las jugadas. Ante el Leganés dio una masterclass de cómo mantener la posesión del balón ante el acoso de los contrarios. A todo ello hay que añadir que se compenetra muy bien con Muriel a la hora de intercambiar posiciones por si uno de ellos no ocupa el lugar que le correspondería en un momento determinado.

Correa y Sarabia tienen un papel fundamental desde las bandas. En el caso del argentino, es curioso ver como en los últimos partidos ayuda a su lateral (casi siempre Escudero) a la hora del ataque rival para evitar que ellos tengan superioridad numérica en la banda. Además, últimamente, ve puerta con más asiduidad lo cual favorece mucho al equipo y no carga de tanta responsabilidad al delantero de turno. El madrileño sigue siendo un fijo para cada entrenador que pasa. Al principio, como todos los demás entrenadores, Montella no confiaba en él, pero bien poco tardó en darse cuenta que es clave. Da asistencias y marca goles, presión efectiva y apoyo a su lateral.

Muriel empieza a demostrar el porqué de su fichaje / Foto: Sevilla FC
Muriel empieza a demostrar el porqué de su fichaje / Foto: Sevilla FC

La necesidad de encontrar más hombres

El Sevilla es junto al FC Barcelona el único equipo que ha disputado 38 partidos hasta la fecha. Por ello, es bastante urgente que el míster italiano logre "fichar" para la causa a algunos integrantes de su banquillo para poder rotar con seguridad. La imagen ofrecida hace escasos días en Ipurúa solo han dado la razón al italiano por su insistencia en repetir el mismo once partido tras partido.

Los tres últimos fichajes parece que tendrán protagonismo con Montella

Sin embargo, hay que tener en cuenta que contra el Eibar debutaron tres jugadores recién aterrizados en la capital de Andalucía. Esos jugadores tienen pinta de que tendrán un papel importante en el equipo. Layún y Sandro dispusieron de minutos en la vuelta copera lo cual es bastante significativo. Roque Mesa se quedó varios minutos calentando, pero el entrenador prefirió meter a Pizarro para tener más jugadores de corte defensivo y evitar alguna sorpresa.

De momento poco se puede sacar en claro de ambos futbolistas: Sandro es un delantero diferente a Muriel y Ben Yedder, por lo que es una nueva baza para el míster. En los minutos que dispuso apenas pudo entrar en contacto con el balón, pero sí pudo sacar un cóner que remató N'Zonzi que se fue cerca del palo corto del portero y dio el último pase al Mudo para que anotase el definitivo dos a cero. Layún pareció algo descolocado pero supo estar serio atrás. A día de hoy, Navas está muy por encima y ha hecho suyo el puesto de lateral derecho.

Por lo demás, Kjaer parece que ha desaparecido del Sevilla. La pareja Mercado-Lenglet está a un nivel muy alto y no tiene pinta de que le sea fácil volver al once. Pareja demostró un pésimo nivel el sábado ante el Eibar y Carriço pinta igual que el argentino. Pizarro tiene sus minutos, pero se ha visto relegado a un segundo plano. Arana sigue el plan de Montella para ponerse a punto, aunque ya lleva más de un mes. Nolito debe encontrar su sitio en el equipo, además su forma física no le beneficia. Ben Yedder, por lo mostrado hasta ahora, no encaja en el esquema del entrenador. Ganso no entra siquiera en las convocatorias y el Sevilla le busca salida. Geis siempre que ha jugado lo ha hecho a un gran nivel pero de momento no cuenta con la gracia de Montella.