Éver Banega, una baja sensible para el Sevilla

El argentino es pieza clave en el equipo y no podrá participar en, al menos, los dos próximos encuentros ligueros ante Girona y Las Palmas, por una lesión muscular.

Éver Banega, una baja sensible para el Sevilla
Foto: Noelia Déniz (VAVEL)

Una vez conseguida la clasificación para la final de Copa el pasado miércoles, el Sevilla FC ya prepara el próximo partido ante el Girona FC, volviendo a la Liga con la obligación de reponer su imagen tras el decepcionante encuentro en Ipurúa el pasado fin de semana. Sin embargo, Montella sabe que no podrá contar con la piedra angular del centro del campo, Éver Banega.

Banega se perderá los duelos de Liga ante Girona y Las Palmas y es duda para la ida ante el Manchester

El argentino, tal y como confirmaron las pruebas realizadas este viernes por los servicios médicos del club, padece una lesión muscular en el bíceps femoral izquierdo, unas molestias que ya le impidieron acabar el partido ante el Leganés y que le dejará fuera en el importante partido de este domingo. De cualquier forma, el ex del Inter ya se iba a perder esta cita por sanción al ver la quinta amarilla de ciclo ante el Eibar, pero lo más importante es que por esta lesión se perderá también la visita sevillista a Las Palmas de la jornada 24 de LaLiga Santander, y por ello es seria duda para la ida de octavos de Champions con el Manchester United.

Las alternativas, una gran incógnita

De perderse el primer envite ante los de Mourinho, Montella tendría un problema muy importante a resolver, ya que sin el argentino en el campo, está más que comprobado que este Sevilla pierde enteros. Banega está siendo uno de los pocos jugadores que ha tenido cierta regularidad este curso, y la calidad que atesora en sus botas y el sentido que da al juego son absolutamente determinantes, de forma que, sin él, la medular se ve muy debilitada. Y por el momento, las posibles soluciones a la ausencia del rosarino no parecen convencer demasiado.

Así, con Franco Vázquez como indiscutible en la posición de mediapunta o segundo atacante, sin Krohn-Dehli en la plantilla y un Ganso que no cuenta para el entrenador italiano, casi el único "plan B" sería Roque Mesa. El jugador ha llegado desde el Swansea precisamente para dotar de recursos al centro del campo nervionense, y sin Banega se antoja imprescindible que empiece a ofrecer garantías desde ya. Aunque su primer encuentro en Ipurúa no fue ni mucho menos el mejor de su carrera, ha sido la gran apuesta en este mercado de invierno de Óscar Arias, muy satisfecho con su fichaje, y si el jugador cuenta con la confianza suficiente sí podrá ser un recambio más que notable para Banega, aunque también es claro que sustituirle no es precisamente una tarea sencilla.