Guilherme Arana, el gran olvidado

El brasileño fue el primer fichaje del Sevilla en el mercado invernal pero aún no ha debutado en partido oficial, como sí lo han hecho los otros tres fichajes en este último período de traspasos.

Guilherme Arana, el gran olvidado
Guilherme Arana el día de su firma con el Sevilla | Foto: SFC

Tras un primer tramo de temporada bastante irregular, el Sevilla FC decidía apuntalar puestos clave de su plantilla en el mercado invernal. Hasta cuatro fueron las caras nuevas que llegaron a Nervión, siendo uno de ellos un mediocentro (Roque Mesa), un delantero (Sandro Ramírez) y dos laterales (Arana y Layún). Esta última demarcación, precisamente, fue la primera en recibir refuerzo, en este caso, en su costado izquierdo. Carole no terminaba de convencer a los técnicos y Sergio Escudero se veía como única opción de garantías, monopolizando por completo el puesto de "3".

En esta línea, llegaba el brasileño como "regalo de Reyes" a principios de enero, siendo el primer fichaje para el nuevo técnico Vincenzo Montella. En efecto, el ex de Corinthians se ha ganado una plaza en el equipo en detrimento de Carole, pero eso no se ha traducido en oportunidades. Tanto es así, que, tras más de un mes en Nervión, apenas ha ido convocado un par de veces pero sin entrar nunca en el equipo final, por lo que todavía no ha debutado con la camiseta sevillista.

Tras él, sin embargo, llegaban los otros tres fichajes, todos a finales de mes, y, aún así, todos ellos han entrado rápidamente en los planes del entrenador transalpino, e incluso como titulares, destacando que en Ipurúa ante el Eibar tanto Layún en defensa como Roque Mesa y Sandro en el centro del campo salieron de inicio. El mexicano es, por el momento, el futbolista que más minutos ha tenido, aprovechando la lesión de Corchia y el pase de Mercado al puesto de central, teniendo unos 120 minutos (todo el encuentro en Eibar y breves participaciones ante Leganés y Girona). Le siguen en este orden Sandro con 76 minutos (65 en Ipurúa y 11 en la semifinal copera) y Roque Mesa con 52 (todo ante el conjunto armero).

Peor suerte ha corrido de momento Arana, quien llegara como una de las grandes proyecciones del fútbol de su país pero que de momento se ha visto relegado a un segundo plano. Aunque bien es cierto que gran parte de la culpa la tiene un imperial Sergio Escudero, que se ha hecho indispensable e insustituible también para Montella, imposibilitando opción alguna al carioca. En situación parecida está realmente Roque Mesa, que sabe que hacer sombra a Banega es una misión muy difícil, mientras que Sandro también tiene complicado hacerse un hueco entre Muriel y Ben Yedder en la punta del ataque ni tampoco en banda con un Correa que va a más con el paso de los partidos. Por su parte, Layún es de momento el que más posibilidades está encontrando y encontrará, dada su polivalencia y, sobre todo, lo desguarnecida que está la posición de lateral derecho.