Caer está permitido, levantarse es obligatorio

Después de ceder el liderato tras empatar frente al Club Deportivo Tineo, el Real Sporting de Gijón B volvió a la senda del triunfo a costa del Club Deportivo Mosconia. Un doblete de Rubén Sánchez además de los goles de Pablo Fernández y Claudio Medina certificaron el 4-0 final.

Caer está permitido, levantarse es obligatorio
Claudio se abraza con Cristian Salvador para celebrar el gol | Foto: Onely Vega - VAVEL
Sporting B
4 0
CD Mosconia
Sporting B: Javi Benítez, Ricky Menéndez, Ramón Riego, Juan Rodríguez, Pelayo Suárez, Cristian Salvador, Cris Montes, Pedro Díaz (Luismi, min. 46), Rubén Sánchez, Pablo Fernández (Claudio Medina, min. 67) y Jaime Santos (Álvaro, min. 54).
CD Mosconia: Álvaro, Pelayo, Yoni, Diego, Camboya, Adrián, Vázquez (Rodri, min. 81), Cali, Carus (Blin, min. 21), Aitor y Rubén (Gorka, min. 60).
MARCADOR: 1-0, min. 14, Pablo Fernández. 2-0, min. 21, Rubén Sánchez. 3-0. min, 81, Claudio. 4-0, min. 89, Rubén.
ÁRBITRO: Andrés Díaz Fonseca (Comité Nalón). Amonestó en el Sporting B a Javi Benítez (min. 62), Álvaro (min. 69) y Luismi (min. 70), y amonestó en el Mosconia a Yoni (min. 9), Adrián (min. 9), Rubén (min. 37) y Diego Álvarez (min. 67).
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la novena jornada del grupo segundo de la Tercera División. Partido disputado en el Pepe Ortiz ante unos cuatrocientos espectadores. Jaime, por el Sporting B, y DIego José, por el Mosconia, ejercieron como capitanes.

Después de ceder el liderato del grupo segundo de la Tercera División tras empatar a un goles frente al Club Deportivo Tineo, el Real Sporting de Gijón B se quitaba el mal sabor de boca del traspiés sufrido la pasada jornada entre semana, y es que el miércoles doblegaba por 3-1 al Real Avilés en la final de la Copa Federación, haciendo acto de presencia en la novena jornada para batirse en duelo con el Club Deportivo Mosconia, un equipo que acudía a la cita tras sufrir una aplastante derrota frente al Club Deportivo Llanes, estando muy necesitado de puntos. Por delante noventa minutos en los que los tres puntos eran el único objetivo de ambas escuadras.

A sabiendas de la importancia del choque para no ceder más puntos con respecto a sus rivales y buscando recortar distancias con el Real Avilés, el líder del grupo, José Alberto López decidía hacer rotaciones apostando por un once inicial en el que se encontraban Javi Benítez, Ricky Menéndez, Ramón Riego, Juan Rodríguez, Pelayo Suárez, Cristian Salvador, Cris Montes, Pedro Díaz, Rubén Sánchez, Pablo Fernández y Jaime Santos. Por su parte, Jaime Leiva no escondía la dificultad del encuentro buscando salir a por todas con un equipo formado por Álvaro, Pelayo, Yoni, Diego, Camboya, Adrián, Vázquez, Cali, Carus, Aitor y Rubén.

Pablo Fernández sigue en racha

Con puntualidad británica comparecían sobre el terreno de juego ambos equipos, buscando hacerse con el dominio del balón desde el comienzo el Real Sporting de Gijón B, teniendo su primer acercamiento con un disparo desde la frontal por parte de Jaime Santos que se iba fuera. Un centro desde la banda por parte de Pedro Díaz estaría a punto de convertirse en el primer gol del partido, pero totalmente solo Pelayo mandaba el balón demasiado alto. A continuación tanto Yoni como Adrián veían la cartulina amarilla en una falta sobre Rubén Sánchez. El dominio rojiblanco se haría aún más patente en el minuto catorce, cuando Rubén Sánchez recogía un balón al hueco que le permitía colgar el cuero al corazón del área donde Pablo Fernández se tiraba en plancha para subir el 1-0 al electrónico.

Los problemas aparecían para Jaime Leiva cuando en el minuto veintiuno de partido Carús se lesionaba teniendo que entrar en su lugar Blin. El técnico del Mosconia lo veía mucho más complicado cuando al instante una fabulosa triangulación en la frontal del área terminaba con un balón abierto hacia la posición de Pablo Fernández, que se la cedía para que Rubén Sánchez a portería vacía anotara el 2-0. Primero uno asistió y el otro marcó, y en el segundo tanto se produjo la misma acción pero con los papeles cambiados. El tercero lo tendría en sus botas el propio Rubén, pero tras hacerse un lío con el balón dentro del área, su disparo se estrellaba en un defensor antes de atraparlo sin problemas Álvaro.

Tras una fabulosa acción de Ramón por banda, yéndose de dos defensores, su centro le llegaba a Pablo Fernández, que enganchaba el cuero de primeras, para que este rebotara en un defensor y se fuera a saque de esquina, el cual era puesto en juego por Cris Montes sin peligro alguno. De ahí en adelante los minutos pasaban con más pena que gloria, controlando sin problemas el Sporting B el balón para acercarse con peligro sobre la meta de Álvaro. Siendo un auténtico puñal por banda, Ramón colgaba un balón a la cabeza de Rubén Sánchez, quien entraba por detrás con velocidad para mandar su cabezazo fuera por muy poco. Sin tiempo para más, el colegiado indicaba el camino de los vestuarios con un marcador de 2-0 gracias a los goles de Pablo Fernández y Rubén Sánchez.

Una segunda mitad de tranquilidad y pocas ocasiones aumenta la renta rojiblanca en los últimos minutos

Con una cómoda ventaja al descanso, los quince minutos de intermedio pasaban con mucho que corregir por parte del Mosconia y total tranquilidad para el Sporting B, moviendo el banquillo José Alberto López al dar entrada a Luismi en lugar de Pedro Díaz, aquejado de un golpe. Tal y como se podía esperar, el equipo visitante hacía acto de presencia en el terreno de juego con una cara diferente, plantando batalla al Sporting B al aumentar su intensidad, llegando así hasta el minuto 54 cuando Jaime Santos dejaba su sitio en el campo a Álvaro García, perdonando a media hora del final el tercer tanto Cris Montes, puesto que el talentoso jugador rojiblanco con un caño se iba de su defensor para sacar de la chistera un disparo que se perdía por muy poco al no coger la rosca suficiente para terminar en el fondo de las redes.

A pesar de todo, el Mosconia no se rendía buscando el gol de la honra, creando peligro a cuentas gotas, pero haciendo que Javi Benítez viera la cartulina amarilla al no medir su salida y coger el balón justo fuera del área. Con quince minutos para la conclusión el árbitro anulaba un gol a Álvaro García por fuera de juego, y ya en el minuto 81 Claudio Medina se unía a la fiesta goleadora al ejecutar una falta con una perfección espectacular, pasando la barrera por debajo y engañando por completo al portero rival en lo que era el 3-0.

Rubén firma su doblete particular

El propio Álvaro con un remate a bocajarro se encontraría con el guardameta del Mosconia cuando se cantaba el gol, y en el tiempo de descuento, Rubén Sánchez aprovechaba un pase de la muerte de Álvaro desde la izquierda para batir de nuevo al portero moscón. Sin tiempo para más, el colegiado del encuentro indicaba el final del mismo con un marcador de 4-0 al Real Sporting de Gijón B gracias al doblete de Rubén Sánchez y los tantos de Pablo Fernández y Claudio Medina, recuperando el liderato el filial rojiblanco al perder el Real Avilés, y una jornada más el Club Deportivo Mosconia continuará en los puestos de descenso del grupo segundo de la Tercera División.