Entrevista. Jorge Meré: "Estudio Magisterio por vocación"

Deportistas Universitarios. Entrevista a Jorge Meré, estudiante de Magisterio en la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y jugador del Sporting de Gijón.

Entrevista. Jorge Meré: "Estudio Magisterio por vocación"
Jorge Meré atendió a VAVEL / Fotomontaje: Natalia Corredoira - VAVEL

Jorge Meré (Oviedo, Asturias, 17/04/1997) debutó con el primer equipo del Sporting de Gijón en 2015 y desde entonces forma parte de la plantilla titular del combinado asturiano. Atendió a VAVEL durante una concentración con la selección española sub-21, sabedor de la dificultad que supone realizar una carrera futbolística de forma simultánea con los estudios y con las ganas de una joven promesa que ya ha sido convocada por Vicente del Bosque.

Pregunta. Lo primero, ¿qué tal?, ¿y lo que no rodea al fútbol?

Respuesta. La verdad es que muy bien, nos están yendo las cosas de manera perfecta. En lo referente fuera del fútbol, como sabéis estoy estudiando Magisterio, sí que es verdad que es difícil compaginar ambas cosas, pero poco a poco lo voy sacando. En general, tanto dentro como fuera del campo estoy muy contento. Estudio Magisterio en la Universidad Unión de La Rioja a distancia y estoy muy feliz.

P. Acaba de renovar con el Sporting, felicidades, ¿cuáles son sus expectativas tanto a corto como a largo plazo?, ¿qué valores a nivel personal le transmite el Sporting?

R. A corto plazo, tengo las mismas expectativas que cuando empecé en el primer equipo. Tenemos un equipo muy unido, con el objetivo de conseguir la permanencia en Primera, ya que el año pasado sufrimos mucho en las últimas jornadas. Queremos salvarnos, si es posible un poco antes que el año pasado.

A nivel personal, desde que llegue al Sporting, he adquirido unos valores fundamentales para todo lo que no es fútbol, como la educación o el respeto hacia los adversarios y árbitros. En definitiva, estoy muy contento de la formación que me he recibido, ya que desde jóvenes la organización es muy buena. En cuanto a los calentones con los árbitros, si que es verdad que a veces es difícil controlarse, entonces en esos momentos se tiene que tener la cabeza fría, aunque es muy difícil.

Jorge Meré y Sanabria / Foto: La Liga
Jorge Meré y Sanabria / Foto: La Liga

P. ¿Por qué renueva con el Sporting y no mira otros horizontes?, ¿qué tiene el club que otros no tienen?

R. Siempre he estado muy contento en el Sporting, me lo ha dado todo y por eso no miré otras cosas. Se ha especulado mucho anteriormente si me marchaba o no, pero desde el primer momento he querido estar cerca del Sporting. Ha sido el club en el que he crecido y que me ha dado la oportunidad de estar en el primer equipo. Estoy muy feliz por haber renovado y confío en que he tomado la decisión correcta. Espero que sean muchos años.

P. ¿Por qué eligió jugar al fútbol habiendo tantos deportes?

R. Yo empecé jugando al balonmano (que es algo extraño), ya que no es el deporte que más vemos cuando somos niños. Llegó un momento que decidí intentarlo en el fútbol y no me arrepiento a día de hoy. El fútbol hoy en día es mi pilar fundamental.

P. ¿Cómo hace para compatibilizar fútbol y estudios?

R. Es complicado, ya que el fútbol profesional a un alto nivel y los estudios son muy difícil compaginarlos. Intento sacar tiempo donde no lo hay. Sin embargo, cuando nos dan algún tiempo libre intento aprovechar y estudiar unas horas. Es complicado, ya que cuando dejas de entrenar en los terrenos de juego, también entrenamos en el gimnasio y en otros sentidos, eso hace que te quede poco tiempo para estudiar.

P. Estudia Magisterio, ¿por qué y con qué objetivo?

R. Estudio Magisterio por educación primaria. Me gustan mucho los niños, sobre todo los pequeños. Es una vocación que puedo utilizar en el caso de que me pase algo en el fútbol. También me gusta bastante el ámbito del profesorado. En el fútbol siempre hay un riesgo a alguna lesión grave que pueda torcer tu carrera y por ello hay que tener una alternativa. El fútbol no es para siempre y si no me puedo dedicar a este mundo, me dedicaría a la educación sin dudarlo.

P. Con tan sólo 19 años ya está teniendo oportunidades como la de estar aquí, ¿quién o quienes le ayudan a mantener los pies en el suelo?

R. Es complicado con 19 años estar donde estoy. Haber entrenado con la absoluta, estar en la sub-21. Es complicado y para ello hay que tener la cabeza muy tranquila, llevándolo con mucha calma. Esto se nos puede subir, pero para eso están mi familia, amigos y novia que me ayudan bastante llevándome por buen camino y corrigiéndome en los malos momentos, esto es algo muy importante ya que si no te puedes volver loco. En definitiva, son mis pilares fundamentales para poder estar hoy aquí.

P. ¿Cómo es estar con los mayores, hay que mirarles con respeto o sentirse uno más? ¿De quién ha aprendido más?

R. Hay que hacer las dos cosas yo creo. Hay que respetarles por una parte ya que son los mayores, pero a su vez, sentirse uno más del grupo y de su dinámica. Hay que hacer las dos cosas, ya que tu si estás ahí es porque te lo has merecido, pero también respetar a los mayores como en todas las situaciones de la vida. En cuanto al aprendizaje, en la selección todos los veteranos nos han ayudado a los jóvenes un montón, ya que somos muchos los jóvenes. Es muy bonito que jugadores con más veteranía y recorrido te acojan tan bien.

P. ¿De qué debe huir una joven promesa?

R. Debe huir de todos los comentarios que se puedan hacer a nivel externo a ti. Puedes gustar a unos o disgustar a otros, pero con lo que te tienes que quedar con tu trabajo. Tienes que ir mejorando día a día y como he dicho, esos comentarios que se generan de ti hay que dejarlos aparte, si tienes rachas malas debes centrarte en mejorar y aprovechar tus oportunidades.

P. ¿Para Jorge Meré qué es lo más importante del deporte?

R. Lo más importante es la amabilidad que te llevas. En mi caso en el mundo del fútbol, conoces a muchas personas, haces amigos y compañeros como también roces, pero con lo que te quedas al final es con los amigos que vas teniendo y son relaciones bonitas. Siempre eso si con el respeto al compañero, adversario y a todos los que te rodean. Estoy contento con mis compañeros y amigos estoy muy contento.

P. Ha sido capitán de algunas categorías inferiores en el combinado nacional, ¿qué valores transmite Jorge Meré al resto de sus compañeros? ¿Por qué?

R. Desde la sub-17 he llevado el brazalete de capitán, como también en la sub-19 y la verdad es que cuando te responsabilizan con el brazalete de capitán, lo primero que debes enseñar es el respetarse los unos a otros hablando las cosas, para tener una gran convivencia. Yo siempre me he basado en el respeto por encima de todo.

P. Sus amigos de la infancia y de toda la vida, ¿cómo llevan o asumen hasta dónde llega? ¿Le tratan igual?

R. Sí, la verdad que tanto a mi familia, amigos y novia, a veces les resulta un poco raro que yo esté ahí, que salga en la televisión o que me enfoquen en diferentes ocasiones, no estaban acostumbrados a esto y más siendo tan joven. Pero la verdad que todos me tratan como uno más. Eso es clave para mí, ya que me ayudan a mantener los pies en el suelo como dije antes. Todos somos iguales y creo que esto es un pilar para que pueda seguir creciendo y mejorando.

P. ¿Cuál es la clave de su perseverancia, ¿qué le hace invencible?

R. Como he dicho antes, hay momentos buenos y malos, ante esos momentos lo que hay que hacer es seguir trabajando y mejorando para hacer las cosas lo mejor posible. Sin todo esto la perseverancia que estoy realizando no sería buena, siempre con mucha tranquilidad y concentración. Soy una persona perseverante y ojalá pueda llegar mucho más lejos de donde estoy ahora, sin quejarme para nada de donde estoy ahora mismo.

P. ¿Es fácil ser honrado y coherente ante la general oferta materialista del mundo del fútbol?

R. Eso depende de las personas, ya que cada uno sabe cómo actuar. Yo me considero el mismo que hace cinco años, no cambio mis amigos, sigo con mi misma novia y obviamente con la misma familia. Mi trato no cambia con nadie. El fútbol sí que es verdad que te cambia en ciertos aspectos, pero en la naturalidad y honradez no me ha cambiado nada. Sigo y seguiré siendo el mismo.

P. Viene de la cantera. Además, el Sporting está apostando mucho por los chavales jóvenes. Si fuese entrenador, ¿apostaría por la cantera o grandes estrellas?

R. Yo vengo de la cantera, llegué hace siete años a Gijón. He ido subiendo peldaños hasta llegar al primer equipo que es un sueño para todo canterano. Yo si fuese entrenador creo que apostaría más por la cantera, al final es lo que viví y con lo que me crié. Por lo tanto, intentaría tirar más de cantera.

P. Si fuese el presidente de la LFP, ¿qué medidas tomaría?, qué le parecen los horarios?

R. En cuanto a los temas de la LFP no estoy muy metido, por lo tanto, no sabría opinar de ello. Hablando de los horarios, al final el futbolista tiene que cumplir con ellos, te gusten más o menos. Al final tú vas a entrenar, jugar y siempre haces lo mismo. En lo que a mí respecta en lo deportivo ya que entrenamos para preparar los partidos y los horarios son lo de menos.

P. Volviendo un poco a la temática principal, ¿qué opina del deporte universitario español?, ¿hay que fomentarlo más?, ¿por qué?

R. En Estados Unidos sí que es verdad que fomentan el deporte y los estudios mediante las becas que proporcionan. En España sí que se podría hacer ese fomento de estudios compaginados con el fútbol. Aquí es diferente ya que cada deportista adapta su vida a lo que él quiera. En mi caso, estudiar es importantísimo porque nunca sabes las vueltas que te da la vida, sí que es verdad que ahora dedico más tiempo al fútbol, que es lo que me hace vivir y me hace estar feliz sin quitar de lado los estudios que son un pilar para seguir con la cabeza fría para el día de mañana, ya que no sabes lo que puede pasar.

P. Estudia, juega al fútbol, supongo que sale con sus amigos, ¿cómo hace para desconectar de todo un poco?

R. Una tarde libre que tengas, intentas hacer un poco de todo. Estar con la familia, amigos y novia te evade del fútbol y eso hace que te relajes, ya que la presión en el fútbol es extrema. Cuando estoy con todos ellos, intento hablar de todo menos fútbol porque si no te puedes comer la cabeza y no es bueno para tu rendimiento.

P. ¿Tiene club de fans?, ¿qué consejos le daría a alguien que quiere seguir su ejemplo?

R. No estoy muy enterado de ese tema. Sí que sé que hay mucha gente que me apoya y que le gusta mi fútbol. Seguramente tendré alguno, pero a estos niveles son muy pequeñitos, básicamente se limitan a la gente que te quiere y les gusta tu fútbol. Hablando de los consejos, le diría que quien tiene unos sueños debe perseguirlos porque al final todo niño intenta ser futbolista. Si hay alguien que se fije en mí le diría que luchase por el sueño que tenga y que de todo en cada entrenamiento. No hay nada que te impida llegar a ellos.

P. ¿Se veía hoy, aquí y ahora donde estás hace 2-3 años?, ¿cómo se ve dentro de 15 años?

R. Nadie se puede ver. Sí que es verdad que hace dos o tres años y nunca me lo imaginaba. Una vez que lo he conseguido lucho por mantenerlo ya que esto una vez estas en la cima y puedes bajar en picado, así que mi objetivo es la constancia y mantenerme donde estoy. Dentro de diez años, aunque queda mucho me gustaría verme en el fútbol y me gustaría verme dentro del fútbol toda la vida.

P. ¿Cuál ha sido su día más feliz como futbolista?

R. He tenido varios, ya que he vivido hasta ahora grandes momentos como futbolista. He sido campeón de Europa sub-19, también mi convocatoria con la absoluta fue muy bonita y por supuesto el ascenso y permanencia se quedarán siempre en mí. Han sido días inolvidables y únicos, por lo tanto, me quedaría con estos cuatro días.

P. ¿Qué destaca de Celades, Del Bosque y Abelardo?

R. En la selección tanto Del Bosque y Celades, son seleccionadores que practican un fútbol distinto al que hago en el Sporting. Como entrenadores los tres son muy buenos para nosotros, nos transmiten tranquilidad y confianza, ya que al final y al cabo lo que un jugador necesita del entrenador es que deposite confianza en ti y los tres me han dado esa confianza tan importante. No sabría con cual quedarme.

P. ¿Con quién se lleva mejor de cada equipo?, ¿quién pone el buen rollo en estos vestuarios?

R. Aquí en la selección con el que más confianza tengo es con Jesús Vallejo, ya que llevo con él desde la sub-16 o sub-17, encima los dos somos defensas y gran parte del tiempo compartimos habitación, le considero un amigo y un apoyo. En general todo el grupo me ayuda mucho y eso es importante para el desarrollo del grupo.

P. ¿Si tuviese que salir de la LFP, a dónde iría?

R. Estoy muy a gusto en la liga española y ojalá pueda estar aquí muchos años. Si tuviese que salir, la que más me puede llamar la atención es la liga inglesa por su fútbol, pero aun así la que más me gusta es la española.

P. ¿Qué opina del Balón de Oro?, ¿para usted quién es el mejor jugador del mundo y qué aprende de él?

R. Los que están ahí son los mejores del mundo, no te sabría decir uno u otro. Me gustan los tres y he tenido que defender a los tres, por eso no te sabría decir quien, son fueras de serie y que muchas veces no sabes cómo pararlos, cuando quieren te la pueden liar.

P. Bellerín, Oliver, Mayoral, Deulofeu, ¿qué le cuentan de sus experiencias fuera de España?, ¿le gustaría salir del país y probar?

R. Nos cuentan que cuando se han marchado fuera están contentos. Bellerín o Deulofeu llevan más tiempo y se van acostumbrando a todo. Jesús o Mayoral sí que les está costando más porque es un país nuevo y un idioma nuevo, dicen que están muy a gusto en sus respectivos equipos y eso es muy importante para ellos.

P. Teniendo en cuenta que se tienen que clasificar. ¿Si ganan el europeo qué estaría dispuesto a hacer?, ¿y si gana el Balón de Oro?

R. En su momento cuando ganamos el Europeo sub-19 me teñí. Pues te diría que haría lo mismo ya que no querría hacer una locura. En cuanto al Balón de Oro, me quedaría calvo ya que es algo imposible.

P. ¿Un sueño?

R. Proclamarme campeón del mundo con la selección española.


Entrevista realizada por Natalia Corredoira, Martín Velarde y Eduardo Curras.