El Sporting recuerda a sus primeros aficionados

Después de cumplirse el centenario de la primera gran remodelación que se llevó a cabo en El Molinón, el Sporting anuncia un homenaje a sus primeros socios.

El Sporting recuerda a sus primeros aficionados
Bandera del Sporting. Foto: Diego Blanco - VAVEL

El sábado cinco de agosto se cumplió el centenario de la primera gran remodelación que se llevó a cabo en el Molinón en el verano de 1917. Ese año el Sporting se consagró como uno de los equipos con mejor estadio de España, al implementar una gran tribuna, unos vestuarios modernos y una mejorada cantina, entre otras reformas. Además de estas remodelaciones, el ayuntamiento de Gijón otorgó la organización de la "fiesta del árbol" al club asturiano, festejo típico de la época que ese año consistió en mostrar parte del armamento militar en el césped del Molinón, además de celebrarse una misa y haber orquestas animando el ambiente.

Al día siguiente de cumplirse el centenario, el Sporting anunció un gran homenaje a su afición. El club asturiano colgó un comunicado en su página web en el que se decía que se revestirá un mural situado en la Tribuna Oeste del campo, en el cual aparecerán los nombres de los 125 socios más antiguos del club. Si bien cabe mencionar que no se trata realmente de los primeros socios del conjunto rojiblanco, puesto que los listados del club, así como los trofeos de mayor relevancia económica se perdieron durante la Guerra Civil Española. A pesar de ello, los archivos que se conservan son de los más antiguos de España, exactamente de 1916.

Asimismo, el conjunto gijonés anunció en su página oficial que los nombres de los primeros socios habían podido ser rescatados gracias a la Federación Cantábrica de Fútbol, a la que el club le remitió el listado completo de socios. Así pues, cualquier persona que se acerque al mural podrá ver, entre otros, los nombres de Emilio Lavilla,  Julio López Rendueles, Manuel Orencio Valdés, o José Fernández Quirós. Este gran gesto del Sporting honra a una gran afición que siempre ha acompañado al equipo, tanto en los malos como en los buenos momentos.