12 de noviembre, nuevamente San Mariño

Una vez más, y ya van una cuantas esta temporada, el meta gallego salvó al Sporting de la derrota ante el Real Valladolid. Jordi Masip, el arquero visitante, también fue clave para los suyos al impedir el segundo tanto gijonés en repetidas ocasiones.

12 de noviembre, nuevamente San Mariño
12 de noviembre, nuevamente San Mariño // Imagen: LaLiga 123
Sporting de Gijón
1 1
Real Valladolid
Sporting de Gijón: Mariño; Calavera, Álex Pérez, Barba, Canella; Bergantiños, Moi Gómez (Rachid, min. 82), Isma López; Rubén García (Carmona, min. 76), Santos, Scepovic (Pablo Pérez, min. 81).
Real Valladolid: Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Nacho, Borja; Luismi, Hervías (Míchel, min. 72), Iban Salvador (Óscar Plano, min. 58), Toni (Mayoral, min. 87); Mata.
MARCADOR: 1-0 , min. 4, Scepovic. 1-1, min. 74, Luismi.
ÁRBITRO: Cordero Vega, del comité de árbitros de Cantabria, amonestó a Bergantiños, Calavera, Santos y Rubén García en el Sporting. Por parte del cuadro visitante, vieron la cartulina amarilla Nacho, Deivid, Borja y Toni.
INCIDENCIAS: Decimocuarta jornada en Segunda División. Este encuentro se celebró en El Molinón ante 19.986 espectadores.

El Sporting de Gijón ha vuelto a dejar un sabor amargo en la boca de sus aficionados. A pesar de adelantarse en el electrónico con un tempranero tanto de Stefan Scepovic, que volvía a la titularidad varias semanas después, los asturianos no supieron matar el partido cuando tuvieron la oportunidad y, como viene siendo habitual, acabarían pagándolo caro. Pudo ser aún peor, y es que, en la recta final del choque, Diego Mariño salvó un punto para los suyos con varias intervenciones de mérito. Una vez más, y como viene siendo habitual esta temporada, el gallego se convertía en el héroe del partido.

Lo que mal empieza…

En las tardes grises y lluviosas, de esas en las que apetece más ver el fútbol desde la comodidad del sofá que desplazarse hasta el estadio, nunca ocurre nada bueno. ¡Qué se lo digan a Sergio Álvarez! El capitán y jugador franquicia de la escuadra rojiblanca se lesionaba en el calentamiento. Pinchazo en el gemelo derecho y directo a la grada. Rober Canella se encargaría de sustituirlo sobre el césped, y Rachid, que ni siquiera había debutado en este arranque liguero, ocuparía el lugar del de Laviana en el banquillo local. Lo que mal empieza…

Canella sustituyó a Sergio Álvarez en el once inicial // Imagen: LaLiga 123
Canella sustituyó a Sergio Álvarez en el once inicial // Imagen: LaLiga 123

Se pone de cara

Como ya había adelantado en la rueda de prensa previa al encuentro, Paco Herrera volvería a alinear a Scepovic de inicio. Apenas cinco minutos tardó el serbio en devolver la confianza al míster con el gol que "abría la lata". Gran centro de Jordi Calavera desde el flanco derecho y remate académico para poner por delante al Sporting. El de Belgrado volvía a sonreír.

Stefan Scepovic abrió el marcador antes del minuto cinco de juego // Imagen: LaLiga 123
Stefan Scepovic abrió el marcador antes del minuto cinco de juego // Imagen: LaLiga 123

Todo hacía presagiar una noche tranquila a la vera del Piles. Nada más lejos de la realidad. A pesar del gol encajado, que el speaker de El Molinón se encargó de celebrar homenajeando al recientemente fallecido Chiquito de la Calzada, el Valladolid no perdió la cara al choque en ningún momento. Cierto es que el conjunto local tuvo el segundo en botas de Michael Santos primero y de Álex López después. Sin embargo, ninguno de los dos estuvo acertado en la definición. Los pucelanos se iban con vida al descanso.

Si perdonas, lo acabas pagando

Ya en la segunda mitad, los pupilos de Luis César Sampedro se hicieron con el dominio del juego a través de la posesión. Aún así, las ocasiones más claras seguían siendo rojiblancas. Stefan perdonó en el mano a mano tras un error garrafal de la zaga visitante. Masip tapó bien y acabó saliendo vencedor del duelo. Poco después, Santos marraría otra oportunidad clarísima para sentenciar el choque. 

En un despiste defensivo, Luismi materializó el empate vallisoletano. Empate que no sentó nada bien en las gradas del municipal gijonés. Con la igualada, el Valladolid se vino arriba y dispuso de varias oportunidades para llevarse los tres puntos. Por suerte para el Sporting, San Mariño volvía a hacer de las suyas, evitando así la derrota. Dos manos prodigiosas, de esas que te hacen levantarte de tu asiento como si de un gol a favor se tratase. ¡Espectacular!

Luismi empató para el Valladolid en la recta final // Imagen: LaLiga 123
Luismi empató para el Valladolid en la recta final // Imagen: LaLiga 123

... mal acaba

Los cambios tampoco sirvieron para mejorar la imagen que dio el Sporting en la segunda mitad. Un equipo sin alma, sin ideas, sin identidad y sin fútbol. El resultado, una sola victoria en los últimos cinco partidos. Mucho tendrá que mejorar el cuadro asturiano si pretende, al menos, mantenerse en la pelea por las puestos de ascenso directo…