Gerard López, un entrenador a seguir

Un pequeño análisis del técnico culé y como ha sido su trayectoria en los banquillos además de lo que ha conseguido añadir a su palmarés hasta la fecha.

Gerard López, un entrenador a seguir
Imagen: Noelia Déniz - VAVEL

El próximo rival del Sporting es un conjunto que siempre levanta expectativas y que no para de generar buenos futbolistas, pero para que un equipo de fútbol juegue bien no solo hacen falta buenos jugadores, sino también buenos entrenadores capacitados para dirigir a un grupo y sacar lo mejor de cada jugador, y uno de esos entrenadores es Gerard López.

El técnico catalán es el encargado de dirigir al Barça B desde el año 2015, donde se encargó del filial azulgrana estando en Segunda División B y terminando la temporada en novena posición para tan solo una campaña más tarde conseguir el ascenso con el equipo barcelonés de nuevo a Segunda División finalizando en la clasificación el primero en su grupo.

Esta temporada los pupilos de Gerard López no habían empezado del todo mal la temporada llegando a ganar en la primera jornada nada más y nada menos que a uno de los gallos de la competición como es el Valladolid, pero los resultados se fueron torciendo y ahora mismo ocupan la decimonovena en la tabla.

Un entrenador al que se le nota la formación en Can Barça, le gusta que su equipo trate bien el balón, tocando y tocando hasta encontrar el hueco aunque también le da un juego un poco más directo, sobre todo por las bandas.

Además de entrenar al Barça B Gerard López también ha dirigido a la selección catalana desde el año 2013 hasta que se hizo cargo de su actual equipo, aunque muchos ya lo conocerán desde los años noventa donde debutó como jugador en el equipo que ahora dirige, para después pasar por Valencia, Alavés, el primer equipo del Barcelona, Mónaco, Recreativo de Huelva y Girona lugar en el que colgó las botas para iniciar su formación y posterior paso de los terrenos de juego a los banquillos.

También fue internacional con la selección española en seis ocasiones llegando a disputar la Eurocopa del año 2000 de Bélgica y Holanda.

Sin duda un técnico que sabe tratar al jugador, que sabe a lo que juega y a pesar de su corta carrera en los banquillos ya cuenta en su palmarés con un ascenso a la Segunda División del fútbol español y del que habrá que estar atento a su prometedora trayectoria.