Ver el vaso medio lleno

La crisis del Sporting existe, pero al menos, y dentro de lo malo, la distancia con el principal objetivo, la promoción, no está tan cerca.

Ver el vaso medio lleno
Foto: Diego Blanco

Hay que reconocer que el gran comienzo de la temporada del Sporting hizo creer a su inseparable afición que la campaña sería un paseo de rosas. La realidad es la que hay en estos momentos: va a costar, y mucho. Todavía hay tiempo para la reacción, pero debe de producirse y, de momento, no está surgiendo.

La crisis en el Sporting es más que evidente y son muchas las vías por las que este pierde fuelle. El conjunto de Paco Herrera solo ha logrado sumar dos de los últimos quince puntos -y gracias-, ya que la imagen y el juego que ha dejado el equipo no está, ni mucho menos, a la altura de los que se esperaba. 

Tanto el ascenso directo como la promoción se han alejado, especialmente la primera. Sin embargo, el principal objetivo, el ascenso, aunque sea a partir de la promoción, está a tres puntos. La enorme competitividad en la categoría es uno de los motivos por los cuales el Sporting sigue en la pomada. De hecho, actualmente, el único equipo que ha ganado los últimos cinco partidos es el Cádiz. El resto de los 10 primeros equipos de la categoría han perdido al menos uno de esos cinco.

Uno de los aspectos más complicados  ahora mismo es la ruptura entre afición y equipo. Solo hay que ver la asistencia en el partido frente al Zaragoza ,la más baja de la temporada con 15.980 espectadores, casi 10.000 menos que a comienzo de temporada. Una completa montaña rusa.

Tampoco acompañaran las múltiples y repentinas lesiones sufridas en este último tramo de la temporada. Sergio, Lora, Calavera, Bergantiños... Una lista enorme que ha provocado que Herrera tenga que recurrir a jugadores del filial como Nacho Méndez, Juan Rodríguez... Jugadores que, por otro lado, tienen mucho fútbol en sus botas y solo esperan una oportunidad para dar el salto definitivo.