U-ru-gua-yo

Michael Santos anotó un doblete y se ganó por completo al Molinón, que volvió a corear su nombre.

U-ru-gua-yo
Santos celebra un gol ante el Lugo. Foto: La Liga

Michael Santos es el atacante referencia en el Sporting. El uruguayo anotó su segundo doblete con la elástica rojiblanca ante el Córdoba y el Molinón coreó su nombre en varias ocasiones.

Una cabeza de oro

El charrúa es el máximo goleador sportinguista, con 10 goles. De esos 10 goles,  6 han sido anotados con la cabeza (contra el Almería, el Lugo, Albacete, Córdoba, Granada y Rayo Vallecano.

Además de sus goles, el uruguayo está caracterizado por su raza, se lo deja todo en el campo y la afición no para de agradecersélo. Si bien el jugador también está enamorado de Gijón, pues dice que es un lugar perfecto para vivir. En caso de ascenso, el uruguayo podría quedarse en el Sporting y dejar de estar en calidad de cedido.

Santos habla sobre Jony y el partido

Santos reconoce haber llamado a Jony, excompañero del uruguayo y exjugador del conjunto rojiblanco, ya que le gustaría que regrese a la banda izquierda de El Molinón para disfrutar de sus asistencias. 

El uruguayo también dijo que el final del partido "estuvo complicado, pero conseguimos sacar los tres puntos que era el objetivo. Hay que seguir trabajando y corrigiendo los pequeños errores."

Sobre la afición, pidió que "sigan viniendo a apoyar, que nosotros lo vamos a dar todo en el campo"

Sobre el partido del sábado contra el Alcorcón, el uruguayo dijo haberlo visto "complicado, ellos son un equipo fuerte y mítico de segunda. Hay que salir enchufados y conseguir la victoria".

Sobre que la grada corease su nombre, el airete se mostró "contento porque la gente sabe que yo me lo dejo todo por el escudo en el campo." El amor entre Santos y la grada de el Molinón es un amor correspondido que todavía no ha dado lo mejor de sí en Gijón