Primera jornada del año en las categorías inferiores y primeras alegrías

Las categorías inferiores han empezado el año, por lo general, con buen pie, con victorias y más goles.

Primera jornada del año en las categorías inferiores y primeras alegrías
Imagen: Diego Blanco-VAVEL

En el Real Sporting no todo son los mayores del primer equipo, también hay chavales en las categorías inferiores que sueñan con poder llegar a jugar con sus ídolos y que pelean por ese sueño cada fin de semana. Este ha sido el primero del 2018 y aquí están los resultados:

Las chicas del Infantil Femenino descansaron esta jornada en Tercera Infantil.

En 2ª División Femenina las jugadoras del Femenino A fueron derrotadas en el campo del Sardoma, por un resultado de 3-1.

En la categoría Femenina Regional las chicas del Femenino B no pudieron empezar el año con mejor pie al ganar en casa del U.D. Prados San Julían, por un contundente 0-5.

En el apartado masculino, en la categoría División de Honor Juvenil, el Juvenil A se impuso por 4-0 en casa al Areosa.

En Liga Nacional Juvenil, los chicos del Juvenil B perdieron en el campo del Astur por 4-1. Toca levantarse.

En Primera Cadete, el Cadete A venció, en casa, 5-1 al TSK Roces.

En Segunda Cadete tuvo lugar el resultado más abultado de la jornada, al vencer el Cadete B 0-11 a domicilio a L´Entregu.

En Primera Infantil, el Infantil A ganó sin problemas en casa al Astur por 8-0 ​y el Infantil B perdió 4-0 ante el Covadonga. Una de cal y otra de arena.

En Primera Alevín, hubo manita del Alevín A al vencer por 0-5 en campo del Llanes.

En Segunda Alevín, el Alevín B derrotó por 0-7 al Codema en su campo, además el Alevín C consiguió una abultada victoria como local al imponerse por 10-0 al E.F. Oriente.

En Primera Benjamín no hubo encuentro disputado al haber descansado el Benjamín A. Lo mismo ocurrió en Segunda Benjamín al descansar el Benjamín B.

Estos fueron los resultados de las categorías inferiores en la primera jornada del 2018. En general se ha empezado con buen pie el año nuevo. ¡Qué siga la fiesta!