Redebut de Alberto Guitián con nota

El central cántabro vuelve a vestir la elástica rojiblanca en su redebut, cabe recordar que ya estuvo en el año de la salvación, dejando esta vez muy buenas sensaciones.

Redebut de Alberto Guitián con nota
Alberto Guitian en su anterior etapa. | Imagen: LaLiga.

Una de las novedades en el once del partido fue, sin lugar a duda, la apuesta por la titularidad de Alberto Guitian, jugador que aterrizaba este invierno en Gijón para unirse desde ya a las filas del conjunto asturiano. Después de casi dos años fuera del Sporting de Gijón, donde solo gozaría de tres oportunidades para demostrar todo lo que valía, pudo revindicar el estilo de juego que puede desplegar en partidos tan importantes como el del pasado fin de semana en El Molinón.

Con motivo del cumplimiento por acumulación de tarjetas de Barba, Rubén Baraja tomó la decisión de juntar al cántabro en la defensa junto a su compañero Álex Pérez. En los primeros compases del encuentro se encontró cómodo, supo mover el balón sin demasiada presión y lo despejó, sin nervios, en los momentos que llegaban con peligro a la portería que custodiaba. Los delanteros rivales apenas le ganaban la posición, ya que siempre tenía un ojo mirando al balón y otro mirando siempre al jugador para ser él quien se anticipase.

Si en la primera parte se vió poco trabajo del central, en la segunda apenas se notaría que estuviese en el campo y, aprovechando que no había apenas ataques rivales, decidió sumarse al ataque para rematar los centros a balón parado buscando, tal vez, el ansiado gol para poder cerrar un redebut muy ansiado.

Cabe destacar que su llegada se esperaba que ejerciese de medio centro, posición en la que también puede desenvolverse sin problema, pero ejerció la posición en la que Abelardo le había reconvertido, y en la que también jugaba en el Real Valladolid. Lleva solo dos semanas desde su llegada, pero parece que lleva desde principio de temporada, ya que supo engancharse a la dinámica, planteamiento y jugabilidad del equipo.

Si consigue rendir al mismo nivel en futuros encuentros como titular, le espera una temporada repleta de minutos y oportunidades de conseguir goles en balones parados como sus dos compañeros centrales.