Como en casa, en ningún sitio

Después de sumar cuatro derrotas en sus últimas cuatro salidas, los de Baraja intentarán cambiar su dinámica a domicilio ante un Lorca muy tocado.

Como en casa, en ningún sitio
El Sporting celebra un gol en El Molinón // Foto: LaLiga

Antes de arrancar la jornada 27 de la Segunda División, al Sporting lo separan tan solo tres puntos de los puestos de PlayOff, que marca el Osasuna con 42 puntos, un rival que precisamente será el próximo que tenga que visitar El Molinón.

Después de la cómoda victoria en la pasada jornada ante el Numancia, el conjunto rojiblanco vuelve a hacer las maletas para jugar lejos de Gijón. Esta vez pondrá rumbo a Lorca, el farolillo rojo de la categoría, y en el estadio Artés Carrasco chocarán dos dinámicas muy negativas por parte ambos equipos. El conjunto local lacumula diez derrotas consecutivas y no ha conseguido una victoria desde el pasado 25 de noviembre en Tarragona. Por su parte, los de Baraja intentarán poner fin a una pésima racha a domicilio, ya que no suma tres puntos lejos de El Molinón desde el pasado 10 de octubre, ante la Cultural Leonesa.

Desde la llegada de Baraja a la entidad gijonesa, el equipo parece tener dos caras opuestas. Un cuadro fiable, equilibrado y con un gran poder ofensivo cuando juega ante su afición; y un conjunto sin ideas, abatido y sin llegadas al área rival cuando juega a domicilio.

Los números hablan por sí mismos. Cinco victorias en cinco partidos en El Molinón. Este es el dato que avala al técnico vallisoletano desde que se sentara al frente del banquillo del Sporting, un equipo que no sabe lo que es perder puntos en su estadio desde el pasado 3 de diciembre, cuando perdía por cero goles a uno ante el Zaragoza.

Sin embargo, la otra cara de la moneda son los pobres números cosechados por el Sporting cuando se aleja del templo rojiblanco. Hasta el momento, la mayor debilidad de Baraja, que empaña la marcha del equipo, son los partidos a domicilio, donde se ve impotente y a merced de su rival. Esto hace que en sus últimas cuatro visitas el cuadro gijonés no haya logrado sacar ni un solo punto.

A falta de poco más de tres meses para que la temporada llegue a su fin, el conjunto de la Costa Verde es uno de los mejores equipos como local pero, al mismo tiempo, uno de los peores equipos a domicilio. El próximo sábado ante el Lorca, que se encuentra a catorce puntos de la salvación, intentará revertir su mala dinámica lejos de Gijón. No obstante, hay una cosa clara: como en casa, en ningún sitio.