Al UCAM Murcia CF le sobran los primeros 15 minutos de partido

Dos goles de Carbiá sentencian al UCAM Murcia CF, que se puso perdiendo a los 90 segundos de iniciarse el encuentro. El segundo llegó solo 14 minutos más tarde. El equipo universitario dispuso de ocasiones para recortar la distancia pero no consiguió batir la meta del conjunto dirigido por Natxo González.

Al UCAM Murcia CF le sobran los primeros 15 minutos de partido
Carbiá bate a Biel Rivas en el primer gol del encuentro (Foto: LFP).
UCAM Murcia CF
0 2
CF Reus
UCAM Murcia CF: Biel Rivas; Tekio, Góngora, Hugo Álvarez, Albizua (Mora, min. 41); Tito, Juande; Vicente (Collantes, min.68), Nono, Natalio (Juanma, min. 57); Jona
CF Reus: Edgar Badía; A. Benito, Folch, Ricardo Vaz (Jorge Díaz, min. 77), Carbiá (López Garai, min. 57); Melli, Atienza, Albistegui; Mayor (Edgar Hernández, min. 90), Miguel García, Guillamón
MARCADOR: 0-1, min. 1, Carbiá. 0-2, min. 15, Carbiá.
ÁRBITRO: Jorge Figueroa Vázquez (ESP) Amonestó a Juande (min. 10) y Hugo Álvarez (min. 72).
INCIDENCIAS: Partido entre el UCAM Murcia CF correspondiente a la jornada 10 de LaLiga 123

Arrancaba el partido con un UCAM Murcia CF que, de entrada, apostó por prescindir de un tercer hombre en el centro campo y sumar más efectivos en la línea de la mediapunta con la intención de tener más presencia en el área rival. Pero una cosa es lo que se pretende y, otra muy distinta, lo que ocurre luego en el terreno de juego; pues al minuto y medio, un balón largo del Reus sin aparente peligro para la defensa universitaria acabó en los pies de Carbiá, que consiguió batir a Biel Rivas tras un fallo de los centrales en una jugada en la que pecaron de falta de contundencia. Sin embargo, el despropósito de la zaga azulona no terminó en esa jugada; en el minuto 15 y con el UCAM empezando a reponerse de ese duro golpe, Albizua erró en un control que le dejó el balón de nuevo a Carbiá en otra jugada que no parecía generar peligro. La defensa universitaria reculó hacia su portería en lugar de salirle al delantero del conjunto catalán y, cuando éste llegó al borde del área, sacó un latigazo raso y pegado al palo que puso el definitivo 0-2 en el marcador.

Aun así, los locales dispusieron de varias ocasiones para poder reducir la ventaja en el marcador. En las botas de Vicente estuvo la mejor oportunidad para lograrlo tras un centro desde el costado derecho que se paseó por el área rival y, prácticamente en la línea de gol, Vicente la mandó por encima de la portería del conjunto catalán. La primera parte estuvo muy marcada por los dos goles del Reus, que dejaron noqueado a los pupilos de Salmerón y les costó, lógico, arrancar y meterse en el partido. Unos minutos antes de finalizar el primer tiempo, el entrenador local dio entrada a Mora en sustitución de un desafortunado Albizua, lo que llevó a Tito a retrasar su posición. Los visitantes, en el primer tiempo, que tuvieron la pelota pero sin generar peligro sobre la portería de Biel Rivas, rentabilizaron al máximo sus ocasiones ya que no dispararon más a puerta salvo al final del encuentro en un contragolpe.

La segunda mitad comenzó de otra forma y el UCAM intentó recortar la ventaja del Reus en más de una ocasión. Así, en el minuto dos Natalio fue derribado en el área en una jugada en la que se pidió penalti para los universitarios. Poco después, una buena jugada de Vicente acabó en un disparo que se marchó lamiendo la cepa del poste y; cuando más se acercaba el gol local, vino la polémica: Vicente envió un preciso centro al punto de penalti que remató Jona a gol, pero el colegiado Figueroa Vázquez lo anuló por un supuesto fuera de juego. Los minutos iban pasando y el UCAM no conseguía marcar ese tanto que le acercara en el marcador. Juanma, que había entrado por Natalio, realizó una buena jugada personal, pero su disparo no pudo coger puerta y se marchó rozando el palo de la meta defendida por Badía.

Los locales no pudieron materializar ninguna de las oportunidades que tuvieron al inicio de la segunda mitad y se fueron desinflando con el paso de los minutos. Sin embargo, el equipo universitario siguió metiendo en su campo al Reus, que tan solo dispuso de una ocasión llegando al final del encuentro; Máyor ganó la espalda a la zaga murciana en un balón largo y, cuando se plantó delante de Biel Rivas, la picó por encima del guardameta y en última instancia apareció Hugo Álvarez para desbaratar lo que habría sido el tercero del conjunto visitante. Con el pitido final, ambos equipos se centran ya en sus respectivos compromisos de cara a la próxima jornada de LaLiga 123, que llevará al UCAM Murcia CF al Ramón de Carranza para enfrentarse a otro recién ascendido, el Cádiz.