Recta final de una intensa semana de trabajo en la UD Almería

El conjunto andaluz ha completado este viernes un entrenamiento de marcado carácter táctico antes de la visita del Tenerife. Fran Vélez, Casto, José Ángel y Diamanka son duda. Este sábado, a puerta cerrada, última sesión.

Recta final de una intensa semana de trabajo en la UD Almería
Fran Vélez y Casto, dos de las dudas de la UD Almería para enfrentarse al Tenerife. (FOTO: David García - VAVEL)

La Unión Deportiva Almería está próxima a cerrar una nueva semana de trabajo, la que ha sido la antesala del encuentro que este domingo disputará frente el Tenerife en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, que estrenará césped ante el equipo insular tras los trabajos llevados a cabo durante la semana por la empresa RoyalVerd, que en tiempo récord ha sustituido el maltrecho terreno de juego por uno apto para la práctica del fútbol profesional.

Para afrontar el choque con la mayor garantía posible, los de Fernando Soriano se vienen ejercitando a conciencia durante los últimos días y este viernes no ha sido menos. Después de dos maratonianas jornadas de trabajo, con doble sesión en una de ellas, el penúltimo entrenamiento de la semana ha sido menos extenso pero más específico que los anteriores, toda vez que los componentes del primer plantel rojiblanco han trabajado la circulación del esférico realizando movimientos concretos sobre el verde  del Anexo, así como la finalización de jugadas tras centros laterales, con tal de afinar la puntería y obtener el mayor rédito posible de las oportunidades de las que gocen los unionistas.

De la sesión preparatoria han sido partícipes todos los futbolistas de la primera plantilla, a excepción de Dubarbier, más Joaquín Fernández y Albert Batalla, del filial, pero no todos lo han hecho en plenitud de condiciones, pues son hasta cuatro los hombres que arrastran molestias desde los últimos días. Fran Vélez, que no pudo entrenar el pasado jueves con una sobrecarga, sí lo ha hecho en la matinal del viernes, aunque ha abandonado el terreno de juego antes lo previsto por precaución. José Ángel ha trabajado con normalidad, al igual que Casto y Diamanka, aunque el centrocampista sevillano lo ha hecho con un vendaje activo en la zona del peroné después del golpe que recibió en la misma en la sesión anterior.

La presencia de todos ellos en la convocatoria permanecerá en el aire hasta el final, aunque todo apunta a que el meta pacense es el que más complicado lo tiene debido a que aún no se han cumplido dos semanas desde que cayó lesionado.

Todo ello terminará por esclarecerse en el último entrenamiento de la semana que llevará a cabo el cuadro almeriense en la mañana de este sábado a partir de las 10:30, primero en el Anexo, y, posteriormente, a puerta cerrada en el escenario del partido correspondiente a la quinta fecha del campeonato regular.