El Almería desaprovecha una oportunidad de oro

El Almería perdió la oportunidad de conseguir una importantísima victoria tras desperdiciar un penalti en el último minuto. Los de Lucas empatan tras haber conseguido cuatro victorias consecutivas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos

El Almería desaprovecha una oportunidad de oro
Fuente: LaLiga1|2|3
Almería
1 1
Nástic
Almería : René, Navas (Fran Rodríguez, m. 45), Trujillo, Joaquín Fernández, Nano, Mandi, Verza, Rubén Alcaraz, Pozo (Juan Muñoz, m. 83), Fidel e Hicham (Gaspar Panadero, m. 75).
Nástic: Dimitrievski, Pol, Suzuki, Xavi Molina, Javi Jiménez, Eddy Silvestre (Matilla, m. 72), Gaztañaga, Tete, Juan Muñiz, Maikel Mesa (Dongou, m. 66) y Manu Barreiro (Álvaro, m. 75).
MARCADOR: 1-0, m. 59: Fidel. 1-1, m. 78: Joaquín Fernández (pp)
ÁRBITRO: Pizarro Gómez. (Comité Territorial Madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Navas (41'), Fran Rodríguez (79') y a Verza (85') por el Almería y a Juan Muñiz (72') por el Nàstic.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de LaLiga 1/2/3, disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. 6.046 espectadores

Si el fútbol le daba una victoria al Almería en el último minuto la jornada pasada con la parada de René, hoy se la quitaba de la misma forma, errando un penalti en el descuento que podría haberle dado los tres puntos a los de Lucas. El Almería, Verza, desaprovechó una grandísima oportunidad de alejarse de los puestos de descenso y dejar noqueado a uno de sus perseguidores. Cuando mejor estaban jugando los almerienses, el Nástic consiguió un afortunado gol en propia puerta de Joaquín, que igualaba el tanto inicial de Fidel Chaves. El Almería se queda con 26 puntos en la clasificación tras este empate y cierra su pequeña racha de victorias en casa con cuatro, habiendo estado a punto de cosechar la quinta seguida, otra vez tirando de épica. 

Los de Lucas Alcaraz no supieron aprovechar la oportunidad de acercarse a la media tabla y abrir hueco con las tan temidas posiciones de descenso. El Almería tuvo en su mano llevarse los tres puntos, pero Verza, con su penalti mal tirado, Dimitrievski, con un gran partido y un penalti parado, y el colegiado, no aplicando la ley de la ventaja en la jugada del penalti que acabó en gol, privaron a los almerienses de la victoria. 

Un partido que empezaba con un Almería dubitativo y con un Nástic que imponía su juego en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y que llegaba al área almeriensista con cierta facilidad. Poco a poco fue tornándose el dominio visitante y el Almería, a través de un gran Pozo como viene siendo habitual, comenzó a llevar el peso del partido. El Almería probó a Dimitirevski y Nástic hizo lo propio con René Román llegando al final de un primer tiempo bastante igualado en cuanto a ocasiones y juego.

Tras la reanudación, el Almería salió con la idea clara de hacer el primer gol del encuentro y encerró al Nastic por momentos. El empuje tuvo su recompensa tras una buena triangulación que determinaría Pozo, en un pase medido a Fidel que solo tuvo que empujar el onubense. El gol pasó factura a un Nástic que no sabía como recomponerse. Sin embargo, la fortuna permitió empatar a los catalanes, después de que Joaquín despejase a las redes de la portería de Román un disparo de Tete. El partido parecía abonado al empate, resultado que ni mucho menos contentaba a ambos equipos. Cuando menos peligro estaba creando el Almería, el Nástic concedió un penalti en el minuto 89. Los jugadores almerienses protestaron que no se diera ley de la ventaja en la acción del penalti, que acabaría con gol de Verza. Finalmente, Dimitrievski adivinó las intenciones de Verza y detuvo el penalti lanzado por el centrocampista de Orihuela.

El Almería tuvo en su mano dar un golpe sobre la mesa para alzarse en la clasificación. La victoria contra el Nástic era clave porque se trataba, por primera vez en la temporada, de la segunda victoria consecutiva cosechada. Ahora, el conjunto rojiblanco está obligado a hacer frente a su mayor debilidad, los partidos fuera de casa, en los que el Almería ha conseguido tan solo una victoria a principios de temporada. En caso contrario, volverán los fantasmas de la etapa de Ramis.

El Almería, además, visitará un estadio complicado, como lo es el Carlos Tartiere, para medirse con el Oviedo, que milita la tercera posición en la tabla y que busca colocarse en posiciones de ascenso directo. El Gimnástic de Tarragona, por su parte,  se enfrentará al Reus en un derbi apasionante, tratándose este de un enfrentamiento directo por la parte baja, ya que tan solo un punto separa a ambos equipos.