La banda izquierda, por descubrir

Más de un mes ha pasado desde que se oficializara que Paco Jémez sería el encargado de dirigir las filas del conjunto amarillo. Hasta entonces, el técnico ha ido probando distintas alineaciones y formaciones para dar poco a poco con la tecla de lo que busca y requiere en su equipo.

La banda izquierda, por descubrir
Nacho Gil frente al Málaga. // LaLiga

De todo ese abanico de posibilidades que ha ido descubriendo se puede ver a simple vista que el entrenador va dibujando su once tipo, aquellos jugadores en los que confía para  “hacer historia” (como él mismo ha reseñado).

Numerosas alternativas en el extremo izquierdo

Pero si hay una zona en el campo donde el míster ha combinado de forma reiterativa es en la banda izquierda. En primer lugar probó a Momo, antes de la lesión, el de Las Torres había sido el encargado de ocupar la posición de extremo izquierdo. Posteriormente al abrirse la ventana de fichajes del mes de enero y, acabado prácticamente de aterrizar en la isla, fue Jairo el que pasó a ocupar dicha posición en el terreno de juego. Y por último, el pasado lunes, ese mismo puesto fue ocupado por el que viniese cedido del equipo 'Che', Nacho Gil.

El lateral izquierdo, otra incógnita

Es esa misma banda izquierda, en la posición de lateral, donde se encuentra otro foco de dudas en el conjunto canario. Hablamos de un puesto en el campo que puede ofrecer la alternativa por un lado, del zurdo Dani Castellano. Y por otro lado, nos encontramos con la novedad del  Matías Aguirregaray, el ex de Tijuana recomendado por Jémez, fue titular en la última jornada, pese a su condición de diestro ocupó carril zurdo jugando de esta forma a pierna cambiada. 

Buscando la mejor combinación

De esta forma, contando con las diversas opciones existentes para la banda izquierda, el técnico amarillo debe encajar las piezas del puzzle más pronto que tarde. Tarea que a priori puede parecer sencilla pero que en absoluto lo es.

Sin ir más lejos en el encuentro frente a los malagueños, optó por alinear en el flanco izquierdo a Nacho Gil, extremo derecho con tendencia clara a encarar hacia dentro, y como lateral izquierdo a Aguirregaray el cual, también diestro,  buscaba permanentemente la diagonal de afuera a dentro. Como consecuencia de esto se originó  un cortocircuito debido al choque de ambos jugadores en el pico del área durante el primer tiempo y el comienzo del segundo. Al apreciarse dicho problema,  tocaba buscar soluciones. Por ello se produjo el cambio de Nacho Gil por Halilović en la segunda mitad para que así el croata que es zurdo ganara línea de fondo. Acción que en ningún momento pudo realizar el lateral uruguayo.

Prueba de que Jémez se había dado cuenta de que necesitaba alternar a un zurdo con un diestro en el mismo costado fue el cambio de banda en el final de la segunda parte de Tana por Halilović tras la salida al campo de Dani Castellano, que ocupó el lateral zurdo como de costumbre. Así colocó a Tana, cuya pierna buena es la derecha, en la banda izquierda para que Dani Castellano ganara línea de fondo y este fuese el encargado de hacer el movimiento de ruptura hacia dentro.

Como podemos apreciar, numerosas alternativas en esa banda, veremos cómo resuelve  este rompecabezas el entrenador en los próximos choques de La Liga.