El Valencia no arranca

Los de Pako Ayestarán siguen sin estrenar su casillero de puntos tras cuatro jornadas de liga y ya saltan las alarmas.

El Valencia no arranca
Montoya pelea un balón rodeado de jugadores del Athletic | Imagen: www.valenciacf.com

No saltó la sorpresa en San Mamés y el Valencia sumó una cuarta derrota en liga en las cuatro jornadas del campeonato nacional de liga. Con esto, las alarmas han saltado en la capital del Turia y la destitución del técnico vasco se está convirtiendo en una posibilidad más que real tras cosechar la racha de seis partidos consecutivos siendo derrotado en liga -contando la pasada temporada y la actual-, unas cifras que no se habían vivido nunca en el club de Mestalla.

Los blanquinegros viajaron a La Catedral con las principales ausencias de Garay -por lesión- y Enzo Pérez -por sanción- por lo que Pako Ayestarán se vio obligado a poner en el once inicial a Aderllan Santos, que no tuvo un gran partido, como viene acostumbrando a la parroquia che.

El Valencia se puso por delante en la primera jugada del partido con un tanto de Álvaro Medrán, a pase de Rodrigo Moreno. Pero el equipo dirigido por Pako Ayestarán tan sólo duró sobre el campo unos diez minutos, cuando el Athletic despertó de la siesta y se volcó al ataque, avasallando la portería de Diego Alves, que aguantó hasta el minuto 24, que fue en el que Aritz Aduriz remató un testarazo teledirigido a la red tras una falta lateral colgada al área por Beñat.

Con el empate, el Valencia se asentó en el terreno de juego pero llegando al final de la primera mitad, la misma asociación que empató el partido, volvió a juntarse para darle la vuelta al marcador y poner el 2-1 final en el electrónico. Beñat puso un balón a la espalda de los centrales del Valencia y Aduriz, con una definición magistral, batió a Diego Alves para llevar al delirio a la afición rojiblanca.

En la segunda mitad, Ernesto Valverde jugó mejor sus cartas que Pako Ayestarán y decidió entregarle la pelota al Valencia para centrarse en mantener el resultado e intentar buscar el peligro saliendo al contragolpe, pero los de Mestalla no supieron aprovechar el dominio de la pelota para transformarlo en goles, aunque sí en ocasiones, pero entre Kepa, la zaga de los leones y el desacierto visitante, el balón no volvió a colarse en ninguna malla.

Tras el pitido final, las críticas volvieron a inundar las redes sociales y el deseo expreso de la destitución del técnico volvió a ser tangible en la afición valencianista, que exige a Suso García Pitarch un cambio en el banquillo para que sea un experimentado y contrastado técnico quien dirija el equipo.