España se pasea ante una endeble Costa Rica sin la presencia de Rodrigo

La selección derrotó por 5-0 al combinado centroamericano en un partido en el que hubo destacado protagonismo de ex-valencianistas

España se pasea ante una endeble Costa Rica sin la presencia de Rodrigo
Jordi Alba, ex del Valencia, abrió el marcador ante Costa Rica | Fotografía: RFEF

La selección española venció anoche a Costa Rica por 5-0 en un partido sin demasiada historia y en el que no hubo presencia valencianista. Rodrigo Moreno no fue de la partida y tampoco salió desde el banquillo. Julen Lopetegui optó por Álvaro Morata como delantero titular y éste le respondió siendo autor del 2-0. En el segundo tiempo, el entrenador español consideró mejor dar minutos a Iago Aspas, lo cual cerró toda opción de que el hispano-brasileño pudiese gozar de minutos.

El delantero valencianista fue el único de los tres arietes con los que cuenta España que no disputó ni un minuto por lo que se presupone que tendrá, contra Rusia el próximo martes, una oportunidad para demostrarle al seleccionador que también puede ser la referencia de este equipo.

Destacado papel de los ex valencianistas

A pesar de que Rodrigo no disputó ni un minuto, en la selección española juegan varios futbolistas que alguna vez han estado en las filas del conjunto che y son muy importantes en el esquema de Lopetegui.

Jordi Alba abrió el marcador con un gran zurdazo dentro del área y completó un gran partido. Sin exigencia por parte de los costarricenses pudo sumarse al ataque con libertad y parece que Julen tiene claro que es su lateral izquierdo de cara al Mundial.

La estrella del partido, sobre todo para la grada, fue Isco. El malagueño jugaba en casa y la afición no dudó en mostrarle su cariño. El ex del Valencia jugó un buen partido y, aunque no tuvo incidencia directa en ninguno de los goles demostró ser un pilar básico en el funcionamiento del juego de la selección y dejó detalles propios de la clase de futbolista que es.

Finalmente, el MVP del encuentro fue David Silva. El canterano che tuvo incidencia directa en los cuatro primeros goles del partido, asistiendo en el primero, fabricando la jugada del segundo y anotando él mismo, tanto el tercero como el cuarto. El canario lleva ya 35 goles con la selección, es el cuarto máximo goleador de la historia y está a tres dianas de igualar con Fernando Torres en la tercera posición.