Peter Lim, ante la nueva oportunidad de redefinir su proyecto

El posible fichaje de Guedes es un tema que se ha puesto encima de la mesa esta semana. No solo por la grandísima calidad del jugador, sino por lo que su llegada podría significar para la entidad che.

Peter Lim, ante la nueva oportunidad de redefinir su proyecto
Valencia C.F

Esta semana se ha sabido que Peter Lim logró hablar con la cúpula directiva del PSG. En la reunión que tuvieron, quedó tasado un precio de 60 millones de euros a Gonçalo Guedes. Tras la reunión, ha habido silencio en la capital del Turia respecto a dicho asunto. Nada ha vuelto a ser comentado, nadie se ha atrevido a especular sobre lo que pasará, y, por encima de todo, el Club no ha filtrado ni la más mínima palabra.

Y es que la figura de Gonçalo Guedes vuelve a poner encima de la mesa la eterna pregunta que se hace el valencianismo con Peter Lim: ¿hacia dónde va su proyecto? Cuando aterrizó, el singapurense dijo que su idea era estar peleando por la Champions, a dos años vista -dos años después el Valencia acechaba el descenso-; ahora se dice que es un proyecto a largo plazo, pero que los cimientos ya están puestos para dicho futuro -con la llegada de Marcelino, Mateu, y la nueva estructura de club-. Visto todo esto, quizá sea el momento de que Lim de un paso al frente y consolide al Valencia como un equipo grande, comprando a un súper crack como Gonçalo Guedes.

El dueño ya tuvo la oportunidad de hacerlo cuando dejó escapar a Mustafi y Otamendi -entre otros-, y en sendas ocasiones se demostró que nada había cambiado en los últimos años. Que el club seguía vendiendo al final de año a sus mejores jugadores. Ahora, Lim tiene de nuevo la oportunidad de volver a meter al Valencia entre los mejores y dar un golpe encima de la mesa reteniendo a Gonçalo Guedes. 

Podría ser mucho más que un fichaje. Ya no solo por la calidad indudable del portugués y por como ilusiona a su afición, sino por lo que significaría para el proyecto. La seriedad que daría como emblema, y el mensaje que lanzaría de "ya estamos aquí, y no vamos a regalar ningún jugador a nadie". Quizás el fichaje de Guedes haría recuperar a la afición ese nivel de ilusión que tuvo aquel 31 de agosto a las 23:59 de la noche, cuando se anunció el fichaje de Álvaro Negredo.