Fondo de armario de garantía

El Valencia obtiene la cesión del delantero argentino Luciano Vietto para añadir fondo de armario de garantía a un equipo donde el once “B” no está dando los rendimientos que se presuponían.

Fondo de armario de garantía
Luciano Vietto en su presentación con el Valencia CF | Foto: Valencia CF

La primera incorporación valencianista en este 2018 ya tiene nombre y apellidos. Luciano Vietto llega cedido por media temporada y una opción de compra de 14 millones de euros. El conjunto valencianista ha abonado al equipo colchonero los dos millones que sacaron por la venta de Rafa Mir para, a priori, tener un sustituto de garantías para Rodrigo Moreno.

La cesión se hizo oficial al día siguiente de empatar por 1-1 en el Estadio de Gran Canaria contra el colista de La Liga, la UD Las Palmas en Copa del Rey. Un resultado que favorece al Valencia y que deja bien encarada la eliminatoria para el partido de vuelta en Mestalla, pero que no mostró fielmente lo que se vio en el campo. Sobre todo, en la primera parte, un equipo sin alma y sin juego (curiosamente, también sin Parejo), que en la segunda recobró algo de vida y de toque al introducir al mediocentro madrileño, pero que sigue con la racha de poca efectividad ofensiva pese a crear mucho daño a la zaga canaria, sobre todo con la entrada de Guedes.

Vietto, que ya se ha incorporado a las ordenes de Marcelino, se coloca como tercer delantero en la rotación, adelantando a un Santi Mina que se ve desbordado cada vez que le toca salir de titular, como se vio el miércoles pasado. De momento, Luciano Vietto ya ha entrado en la convocatoria para el partido del sábado ante el Girona, aunque debido a su reciente incorporación a los entrenamientos, parece que la dupla de ataque estará conformada por Santi Mina y Rodrigo debido a la sanción de Zaza.

Así pues, el Valencia espera recobrar las buenas sensaciones y la efectividad goleadora ante una de las revelaciones de la temporada: el Girona de Pablo Machín. Veremos si Vietto será testigo de su primera gran tarde (de muchas, esperamos) en Mestalla.