Victoria balsámica en un derbi frenético

Valencia y Levante nos brindaron un gran partido y muy competido que acabo con los tres puntos en Mestalla. El Valencia necesitaba los tres puntos debido a las tres últimas derrotas del equipo para volver a coger confianza. Pero el conjunto che sufrió mucho frente a un Levante que compitió de diez.

Victoria balsámica en un derbi frenético
Dani Parejo celebrando el 3-1. Fuente: La Liga Santander.
Valencia CF
3 1
Levante UD
Valencia CF: Neto; Montoya, Vezo, Gabriel, Gayà; Carlos Soler (Maksimovic, min. 90), Parejo, Kondogbia (Coquelin, min. 73), Guedes; Vietto (Zaza, min. 79), Santi Mina.
Levante UD: Oier; Coke (Boateng, min. 87), Postigo, Rober, Luna; Morales, Lukic (Bardhi, min. 72), Doukouré (Roger, min. 72), Campaña, Ivi; Pazzini.
MARCADOR: 1-0, min. 16, Santi Mina. 1-1, min. 17, Postigo. 2-1, min. 65, Vietto. 3-1, min. 89, Parejo.
ÁRBITRO: David Medié Jimenez (Comité Catalán). Amonestaciones: Rober (min. 12), Vietto (min. 47), Santi Mina (min. 56), Gayà (min. 72), Bardhi (min. 85), Postigo (min. 84), Luna (min. 88).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigesimotercera jornada de La Liga Santander disputado en el Estadio de Mestalla (Valencia). Espectadores: 38.199.

El derbi valenciano no decepcionó en la primera parte y arrancó como un tren. Pero el Valencia empezó más fuerte, presionando arriba, aunque el Levante no se resistía y evitó dejarle el dominio del partido del Valencia.

Tras unos minutos en los que no se sabía quién era el dominador del partido, a partir del minuto diez el Valencia empezó a crear ocasiones claras y a acercarse a la portería del Levante. En una de esas ocasiones, el conjunto che dispuso de un saque de esquina que puso Parejo y Santi Mina envió al fondo de la red para hacer el primero del partido en el minuto 16. Pero el partido estaba loco y solo unos segundos después el Levante sorprendió a un Valencia más despistado por el gol que acababa de realizar. Campaña sacó una falta rápida y Sergio Postigo, quién se estrenaba esta temporada con el Levante, remató a placer y sin ninguna oposición de los defensas.

A partir del gol, el Valencia se lanzó hacia la portería del Levante con Dani Parejo y Kondogbia claves para superar la primera línea de presión del conjunto de Muñiz. Marcelino pedía tranquilidad al equipo, porque iban pasando los minutos y la presencia de los dos centrocampistas en el juego iba desapareciendo. Debido a que el Valencia quería llegar a la portería contraria con pases rápidos.

Por su parte, el Levante, que empezó mordiendo se echaba atrás para realizar contras rápidas a través de Ivi. El Levante esperaba atrás, algo que normalmente hace el Valencia, y en la primera parte al Valencia le tocó mandar y combinar.

El conjunto de Marcelino dispuso de muchas más ocasiones que el Levante para desequilibrar el marcador a su favor antes del descanso, pero no lo consiguió. Algunas de esas ocasiones muy claras, como un tiro al palo de Santi Mina al filo del descanso.

Por parte del conjunto ché, Gonçalo Guedes y Santi Mina fueron los más destacados en la primera parte.

En la segunda parte, con el Valencia tomando el control del partido y con un Levante esperando atrás, el partido no empezó tan loco como al principio y no hubo tantas ocasiones. El Valencia se encontraba más cómodo, pero en el tramo medio de la segunda parte el Levante empezó a quitarle terreno a los de Marcelino y fueron los momentos en los que el Valencia sufrió más. El Levante pudo ponerse por delante con un saque de esquina rematado por Coke pero que el árbitro anuló por una posible falta, algo que discutieron mucho los granotas.

Cuando más estaba sufriendo el Valencia, justo en la siguiente jugada, Vietto puso el 2-1. Un gol que transmitió mucha tranquilidad al equipo. Tras el gol, los ches siguieron disponiendo de ocasiones ante un Levante que ya no mostraba tanto peligro. En una de ellas pudo rematar el partido con una carrera espectacular de Gonçalo Guedes que acabó con un pase y con un tiro al palo de Santi Mina.

A pesar del sufrimiento, el Valencia disponía de más ocasiones para poder cerrar el partido. También con el nombre de Santi Mina que a pesar del gol remató dos veces al palo. El Valencia no acababa de cerrar el partido pero chutó 18 veces a puerta y el Levante sólo cinco. Por lo tanto que llegara el gol, era sólo cuestión de minutos.

En el minuto 89 llegó un penalti a favor del Valencia en un choque dentro del área entre Rober y Zaza y que Medié Jimenez señaló como penalti. Entonces Parejo no ha perdonado dede los once metros y no perdonó para cerrar una victoria muy importante para el equipo.

Gonçalo Guedes siguió maravillando en el segundo tiempo y fue uno de los jugadores claves de la victoria. El jugador portugués sigue demostrando cada partido que es una de las bases de este exitoso Valencia.

Con esta victoria el Valencia seguirá tercero con 43 puntos y el Levante en la decimoséptima posición con 20 puntos.