Defectos y virtudes del Valencia CF

En VAVEL hacemos un análisis de los aspectos positivos y negativos del Valencia hasta ahora, para saber en qué debe mejorar.

Defectos y virtudes del Valencia CF
Foto: Valencia CF

Sin duda alguna, la temporada del Valencia está siendo indiscutible, especialmente si la comparamos con las últimas dos campañas. Pero no todo es de color de rosa. Como todo equipo, el conjunto 'Che' tiene sus virtudes y defectos. A falta de 15 jornadas aún para que el Valencia termine su temporada, analizamos qué es lo que necesita y lo que no el equipo para conseguir su objetivo principal de esta campaña  y mejorar la siguiente temporada para poder seguir la senda de esta e incluso competir mejor.

Jugadores y posiciones

Defensa: el equipo lleva 27 goles encajados en 23 jornadas de liga, siendo así el equipo con más goles en contra de los 4 primeros clasificados. Esto refleja la vulnerabilidad de la zaga, sobre todo desde la lesión de Murillo, pieza importante para Marcelino. Queda claro que el equipo técnico necesita trabajar bastante la defensa para mejorarla. Un jugador con el que Marcelino no está contento es Martín Montoya. El lateral derecho se ve superado muchas veces y casi siempre le ganan la espalda. Pasa más de lo mismo con Nacho Vidal, su sustituto.

El club ya se ha planteado si incorporar a un jugador para esta posición en la próxima temporada. Nombres como Aleix Vidal, jugador español del FC Barcelona, y Matteo Darmian, italiano del Manchester United, han llegado a sonar fuerte para las filas valencianistas.

Centro del campo: no es precisamente una zona en la que el equipo escasee de jugadores ni mucho menos, pero quizás sí de recambios, especialmente para Kondogbia y Dani Parejo. Estos dos últimos son jugadores indiscutibles para el equipo. Son importantes para la creación del juego, y cuando no están se nota. El club necesita sin ninguna duda incorporar a jugadores que puedan realizar la función de ambos cuando no estén.

Jugadores como Guedes y Carlos Soler, a pesar de ser importantes también y tener una calidad indiscutible, no son idóneos sustitutos para ambos.

Delantera: al ataque no se le puede recriminar nada. El equipo valencianista lleva 45 goles en Liga, y gran parte de culpa la tienen los delanteros. Además, Marcelino tiene el lujo de poder alinear bastantes duplas distintas, algo importante por si algún atacante está de baja o necesita descansar.

Jugadores como Rodrigo, recientemente lesionado, y Santi Mina, están en un gran momento goleador. El recién fichaje Luciano Vietto parece estar cumpliendo como debe, y está volviendo a aparecer desde la eliminatoria de Copa contra el Barça. Quizá el más flojo es Simone Zaza. El delantero italiano no lleva ningún gol en 2018, pero sigue siendo el máximo goleador, y es indispensable para el equipo. No parece necesario un nuevo delantero para la próxima temporada si todo sigue el mismo camino.

Aspectos del juego

-Puntos débiles:

La ya mencionada vulnerabilidad defensiva del equipo es un aspecto que necesita mejorar el conjunto 'Che', especialmente la espalda de los laterales y su ayuda. Los interiores o extremos deberían estar más atentos también a este aspecto.

Pero este no es el único punto débil del Valencia. Debemos destacar también sus problemas para la conservación del balón. El Valencia es un equipo muy compacto y muy unido a la hora de presionar y defender, sin embargo, esto no suele ocurrir a la hora de manejar el balón. En muchas ocasiones al equipo le cuesta dar varios pases consecutivos debido a que los apoyos suelen estar lejos. Otro aspecto que podemos considerar como un defecto.

Esto también es debido a la poca posesión que mantiene en cada partido. El equipo blanquinegro no se caracteriza ni mucho menos por disputarle el balón a sus rivales. El equipo necesita mejorar en este aspecto, sobre todo para competir mejor contra rivales que suelen tener la pelota y realizan una presión muy alta, como el Barça.

-Puntos fuertes

Como ya se ha citado antes, el Valencia es un equipo muy compacto y unido cuando su rival mantiene la posesión. Esto le lleva también a ejercer una presión alta que incomoda mucho al rival.

Sin embargo, no todos las virtudes provienen de la unión de todo el equipo al defender. En el aspecto atacante también trabaja muy bien. Prueba de ello son sus contraataques. El equipo tiene a jugadores que saben cómo aprovechar los espacios abiertos con verticalidad, como Guedes y Carlos Soler, que van rápidos por banda, y delanteros de sobra para finalizar, especialmente Santi Mina y Rodrigo en estos momentos. 

Y a esto le podemos sumar la importancia ya citada en el juego de Kondogbia y Parejo, de cuyas botas nacen numerosos contraataques también.