El Madrigal se viste de amarillo

El estadio del Villarreal se prepara para cambiar de aspecto y nombre, con la cerámica como principal protagonista. El coliseo castellonense será recubierto de amarillo y pasará a llamarse 'Estadio de la Cerámica'.

El Madrigal se viste de amarillo
Foto: twitter oficial del Villarreal CF

La marca Villarreal evoluciona. Fernando Roig tiene claro que quiere convertir al club castellonense en uno de los referentes en cuanto a equilibrio económico, servicios, instalaciones y por supuesto, nivel futbolístico. Es por ello por lo que el principal bastión del Submarino Amarillo, el templo de los groguets, será remodelado para convertirse en un coliseo de cerámica amarilla. El Madrigal, salvo sorpresa de última hora, pasará a llamarse 'Estadio de la Cerámica', y contará con una impresionante fachada recubierta de cerámica amarilla. 

Ya el pasado verano se realizaron una serie de variaciones en el estadio amarillo, pero solo se trató de una fase previa a la gran remodelación que se inició el pasado septiembre. La primera parte de este renacer de El Madrigal concluirá a finales de este mes, y estará lista tras el parón liguero de noviembre. De esta forma, la afición amarilla dice adios a la denominación de 'El Madrigal', que acompañó al recinto desde su construcción, allá por 1923. La nueva fachada del fondo sur y su remodelación serán presentadas en el encuentro ante el Deportivo Alavés, correspondiente a la jornada 13, que se disputará el fin de semana del 27 de noviembre, ya que la anterior jornada se jugará fuera de casa y el parón de selecciones se ubica entre las jornadas 11 y 12. 

El primer tramo de la remodelación atenderá principalmente al fondo sur y su fachada, sumándose esto a los cambios efectuados en agosto, que se centraron en la ampliación del terreno de juego y la adicción de accesorios y nuevos elementos en las bandas del estadio y la sala de prensa. Además, se mejoraron los accesos al campo en la zona sur, derribando el polideportivo. El proceso concluirá el próximo año, con las obras para el resto del estadio y el recubrimiento de la fachada en su totalidad.

Se espera que este nuevo Madrigal reciba un nuevo nombre, acorde con el elemento principal de esta remodelación: la cerámica. Se barajan diferentes posiblidades, siendo las dos más comentadas las de 'Estadio de la Cerámica' o su traducción al inglés, que daría mayor caché de cara al mercado europeo. Está claro que hoy en día las finanzas son algo clave en un club de fútbol, y esto va relacionado con su imagen de cara al exterior y al mercado nacional. Sin embargo, el proyecto de Roig es el de convertir el estadio del Villarreal en un pozo de 'sponsors' por parte de las diferentes empresas de cerámica, que participarían en conjunto en este cambio de imagen del campo. 

Así, el Villarreal CF gozará de un estadio con identidad propia, reconocido en el viejo continente y que sin lugar a dudas dará mucho que hablar en los próximos meses. El club castellonense continúa su progresión con resultados sobresalientes, y el futuro invita al optimismo.  Que así sea.