El balón parado, el principal problema de los de Javi Calleja

Uno de los principales problemas del Villarreal esta temporada está siendo el balón parado, ya que los amarillos han recibido así la mayoría de los tantos encajados.

El balón parado, el principal problema de los de Javi Calleja
Jugada a balón parado frente al Sevilla | Laliga.es

No es ninguna exageración, ya que de los 19 goles encajados en todas las competiciones, 12 de ellos han sido a balón parado. Sin ir más lejos el domingo ante el Sevilla el primer gol viene de una falta lateral que remata Lenglet solo dentro del área pequeña. Un gol que fue la clave de la remontada de los andaluces ya que, a raíz de este, los sevillanos se vinieron arriba anímicamente, y en la siguiente jugada lograron empatar el partido.

Más del 63% de los goles recibidos por el Villarreal han sido en jugadas a balón parado. Este es un aspecto clave en el fútbol actual, es necesario dominarlo a nivel defensivo, ya que ningún equipo que alguna vez haya obtenido buenos resultados a final de temporada ha sufrido en este aspecto, de hecho por sufrir a balón parado muchos se han quedado fuera de sus objetivos. Por otra parte, también es clave dominarlo en ataque, aunque no es tan necesario, pero sí que te puede permitir sacar adelante un partido atascado en el que no encuentras la manera de marcar.

Lenglet y Bakambu pugnan por el balón | Laliga.es
Lenglet y Bakambu pugnan por el balón | Laliga.es

Lo más preocupante de todo esto es que el Villarreal tiene buenos defensores, como Víctor Ruíz, Jaume Costa, Álvaro o Mario Gaspar, y si se quitan los recibidos en jugadas a balón parado, sólo se han recibido siete goles en jugadas con el balón en juego, lo que son unos números muy positivos. Lo peor de todo, es que jugadores como Bakambu, que dominan el juego aéreo, Bacca , o incluso Trigueros, que también van bastante bien de cabeza, suelen estar en dichas jugadas para defender, lo que hace aún más difícil saber cuál es el problema. Si es un fallo simple de concentración de algunos jugadores, lo que les hace perder las marcas de los rivales, o si es culpa de la disposición defensiva en este tipo de jugadas, ya que dependiendo de los gustos del entrenador, algunos equipos cubren hombre a hombre, otros en zona o en los últimos años, lo más común es un híbrido de estas dos opciones, colocando a los mejores rematadores en las zonas a las que suele ir el balón, y el resto del equipo marcando al resto de atacantes. Quizás es que Javi Calleja en este periodo que lleva al mando del equipo no ha encontrado aún la tecla que se adapta a las características del equipo.

Finalmente, decir que si el Villarreal no se pone las pilas, lo puede pasar muy mal esta temporada, a raíz de este problema, y partidos que tiene o tenía controlados, complicárselos de manera muy rápida, tirando por la borda todo el esfuerzo previo que han hecho para lograr la ventaja.