La contracrónica: otra oportunidad perdida

El Villarreal vuelve a perder por segunda jornada consecutiva desperdiciando de nuevo una ventaja en el marcador.

La contracrónica: otra oportunidad perdida
Imagen | CD Leganés

Vuelve el frío para el Villarreal, el conjunto amarillo a pesar de no hacer un gran partido ha logrado ponerse por delante en el marcador, pero como ya ocurrió la semana pasada ante el Sevilla, el Leganés ha logrado remontar y llevarse el partido. Otra estadística a tener en cuenta es que en los dos últimos partidos el Submarino ha encajado seis goles, quedando en evidencia que el conjunto de Calleja ha perdido la solvencia defensiva, algo vital e innegociable para competir en la máxima categoría del fútbol español.

Las bajas también están pasando factura al Villarreal, en el día de hoy ha sido Bacca quien a la media hora de juego ha tenido que abandonar el campo por una lesión muscular. A causa de esto, Calleja pierde efectivos en el banquillo teniendo que echar mano  de jugadores del filial, que a pesar de estar cumpliendo también es algo que al final penaliza.

Primera parte sin fútbol

Los primeros 45 minutos en Butarque no tuvieron demasiada historia, el Villarreal no logró tener el control del partido y las ocasiones brillaron por su ausencia hasta el final de este primer acto en el que Fornals y Raba pusieron en atención a la portería defendida por Cuéllar

La segunda mitad fue otra historia

La reanudación del partido fue mucho más interesante, ambos equipos crearon alternativas en busca del gol que no tardaría en llegar. Bakambu puso en aprietos a Cuéllar tras una buena jugada colectiva y en el minuto 59 llegó el primer gol del partido, tras un pase larguísimo de Trigueros a Raba, que logró sortear al portero pepinero en su salida y  hacer el 0-1 en el marcador. El encuentro parecía encarrilado con este gol y fue aquí cuando el Submarino empezó a perder el partido al no saber gestionar la ventaja y dejarse remontar de nuevo con fallos defensivos que vuelven a penalizar.

El Leganés sabía que no podía permitirse otra derrota y puso todo de su parte para remontar el encuentro como así sucedió, en el minuto 72 Diego Rico con un disparo cruzado empató el partido en una acción que pilló a Barbosa algo descolocado. Este gol dio aire al conjunto local y desubicó a un  Villarreal muy mermado por las bajas y el cansancio, en el minuto 82 El Zhar en una buena jugada de contraataque puso el 2-1 en el marcador ante la perplejidad de los jugadores amarillos.

El Submarino intentó la igualada, pero al final  un regalo en un saque de banda fue aprovechado por Gabriel Pires para colocar el 3-1 definitivo en el marcador ante el júbilo de los 10000 aficionados congregados en Butarque.

Complicado fin de año

El Villarreal no va a tener un sencillo final de 2017, el Submarino después de jugar el jueves en Europa League un mero trámite, deberá recibir el domingo al FC Barcelona en el Estadio de la Cerámica y visitar dos estadios tan complicados como son Balaídos y Mestalla en la víspera de nochebuena. La idea de Calleja es competir estos últimos partidos con lo que hay y con el año nuevo empezar de cero recuperando a todos los efectivos que por el momento están en el dique seco.