Análisis táctico: ¡toca reflexionar submarino!

Derrota del Villarreal en Butarque frente al Leganés (3-1), en partido correspondiente a la décimo cuarta jornada de la liga Santander. Los groguets sufren por segundo partido consecutivo la remontada de los madrileños y pierden su segundo partido consecutivo.

Análisis táctico: ¡toca reflexionar submarino!
Leganés-Villarreal | Foto: http://ww.lfp.es/

El Villarreal llegaba a este partido con una plaga de bajas, entre lesionados y sancionados, hasta nueve bajas acumulaba el míster  amarillo. Jugadores como Andrés Fernández,  Víctor Ruiz, Jaume Costa, Bruno, Cheryshev, Castillejo, y Sansone, no pudieron formar parte de la convocatoria.

Todo y eso el once que saco Javi Calleja fue muy competitivo, entrando Adrián Y Bonera en defensa, y Raba en el centro del campo.

El dibujo táctico un 4-4-2 dejando en la media punta a Pablo Fornals, con Rodrigo de mediocentro defensivo, y las bandas para Trigueros y Raba.

Análisis

El partido en su primera mitad fue muy intenso por parte de ambos contendientes, aunque de pocas oportunidades. Los de Garitano apretaban en el centro del campo para impedir el juego entre líneas de los groguets, y a fe que lo consiguieron en esa primera parte.

La mala noticia para los groguets llego en forma de otra nueva lesión, Bacca mediada la primera parte y después de un sprint intentando llegar a una pelota, se echa la mano atrás de su pierna derecha y pide el cambio. Otro lesionado más en las filas de Calleja.

Solo al final de la misma y cuando el físico dejo de ser el protagonista, cogieron protagonismo las delanteras. La tuvieron en sus botas jugadores como Fornals y Raba, pero al primero le detuvo su disparo Cuellar, y Raba no llego a una gran asistencia de Bakambu por poco.

La segunda mitad transcurría por los mismos derroteros que la primera, hasta que llego la jugada de los groguets, una pelota recuperada en su línea defensiva, le llega a Trigueros que filtra un tremendo pase largo a Raba, que se escapa del defensa, regatea en su salida a la desesperada a Cuellar y ya sin portero y con la oposición del defensa chuta para lograr el gol del Villarreal.

A partir de ese momento llegaron los mejores minutos de los de Calleja, los pepineros aún tocados por el gol en contra, se veían desbordados una y otra vez por las contras fulgurantes del submarino.

Lamentablemente para los amarillos ese segundo gol no llego, y por el contrario lo que sí que llego fue el gol del empate del Leganés obra de Zhar en el minuto 75’. Diego Rico se interna por banda y cuando entra dispara cruzado sorprendiendo a Barbosa, que duda y esos segundos de indecisión le hacen no llegara un disparo que no aprecia complicado. Un empate que llegaba cuando mejor estaba el Villarreal.

Con un Leganés envalentonado por el empate, siguió apretando en busca del segundo, además aprovechándose de que el submarino no podía refrescar al equipo, por la plaga de lesiones y sancionados que tiene.

Y para muestra un botón,  excepto Roberto Soriano que entro sustituyendo a Bacca, los demás cambios fueron Chuca y Mario González.

Y eso que la cantera grogueta es muy buena y de mucha calidad, pero les falta experiencia en la categoría, aun así están rayando a un buen nivel.

Ya en los minutos finales y cuando el submarino estaba volcado en busca del empate, en otro error defensivo en defensa tras un saque de banda, pierden la pelota y se van tres jugadores locales contra un defensa, y acaba anotando el tercer y definitivo gol Gabriel Pires en el minuto 89’

No caben excusas, porque a lo largo de la temporada se pueden dar muchas circunstancias, pero es de justicia reconocer que nueve bajas en tu plantilla son muchas, y eso a cualquier equipo le pada factura.

Todo y eso toca reflexionar y preguntarse a que es debido que en los tres últimos partidos te los hayan remontado,  para acabar empatando uno y perdiendo dos.