Diciembre, un mes complicado para el Submarino Amarillo

El Villarreal ha empezado de la peor manera el mes de diciembre. Perdió el primer partido del último mes del año ante el Leganés. El calendario marcaba el partido ante los madrileños como el más 'asequible'.

Diciembre, un mes complicado para el Submarino Amarillo
Diciembre, un mes complicado para el Submarino Amarillo | Imagen: Photo Silver (VAVEL)

Tres salidas y un partido en casa contra el equipo más en forma de Primera División. Este es el cartel que presentaba el equipo dirigido por Javier Calleja para afrontar el último mes liguero del año. Mes que se antoja como el más complicado para los amarillos. El equipo no está pasando por su mejor momento, por lo que se antoja vital un cambio de dinámica y de sensaciones. Cada enfrentamiento será una final para conseguir sumar puntos. Los castellonenses deben empezar a sumar de tres en tres si no quieren ver peligrar las opciones europeas.

A estos partidos de competición doméstica hay que sumarle el partido de Europa League del próximo jueves. A pesar de que el equipo ya está clasificado para siguiente ronda debe asegurar el primer puesto ante el último clasificado del Grupo A, el Maccabi Tel Aviv.

El peor contexto, pero una gran ilusión

Los de Castellón de La Plana solo han conseguido sumar un punto de los últimos nueve posibles. El equipo se ha dejado escapar puntos en los tres partidos. El primero ante el Athletic Club de Bilbao. Los amarillos se adelantaron en el marcador por medio de Manu Trigueros, pero Aduriz puso las tablas en la recta final del partido. El segundo fue ante el Sevilla. El equipo se impuso por 2-0 ante los andaluces, pero los de Berrizo remontaron el partido en el segundo tramo del partido. El último choque ante el Leganés tampoco dejó indiferente esta mala racha del Villarreal. Raba adelantó a los visitantes en Butarque, pero en los últimos 20 minutos el Leganés le dio la vuelta al partido anotando tres goles.

A pesar de los resultados cosechados en los últimos partidos en Vila-real se sigue respirando ilusión de la mano de Calleja. El equipo ha mejorado los resultados y su juego de la mano del técnico madrileño. Con apenas 39 años, el entrenador que empezó la temporada dirigiendo al Villarreal B, está debutando en la máxima categoría del fútbol español. 

Diciembre con color amarillo chillón

La primera prueba de fuego del equipo amarillo será contra el equipo más en forma de la competición, el FC Barcelona. Los blaugranas visitarán el Estadio de La Cerámica el próximo domingo en el partido de la jornada 15. Este será el último partido en casa del Villarreal en el 2017. Esperan cerrar a lo grande, con una victoria que pondría patas arriba la conquista del título y daría oxígeno a un submarino que se va hundiendo en Liga.

Balaídos será el escenario del segundo partido. Cabe destacar que ambos no están pasando por su mejor momento esta temporada. Aunque el Celta venga de conseguir un punto en el Camp Nou. Villarreal ya consiguió golear al Celta la temporada pasada por 5-0, pero en Balaídos el Celta venció por la mínima. Duelo de rivales directos y de vital importancia para devenir el futuro de ambos equipos.

Bruno Soriano celebrando un gol | Imagen: Mª José Segovia (VAVEL)
Bruno Soriano celebrando un gol | Imagen: Mª José Segovia (VAVEL)

Por último, el Villarreal cerrará el 2017 con el derbi valenciano ante el Valencia. Será el 23 de diciembre. Fecha destacada ya que hace dos temporadas se enfrentaron el 31 de diciembre. Un golazo de falta directa de Bruno Soriano, capitán del submarino amarillo, dio el triunfo a los amarillos. Otro año más, las navidades dejan un derbi valenciano, pero esta vez con Mestalla como escenario. Los de Calleja esperarán también cerrar el año como lo hicieron hace dos temporadas: venciendo al eterno rival.